lunes, 23 de abril de 2018

CAÑADA DE GÓMEZ Y EL POLO

Juan Bautista Miles, en la tapa de El Gráfico



Corría 1875 y Nicolás Avellaneda dirigía las riendas de un país en formación siempre soñando, como toda su generación, en ser un país con profunda cultura anglosajona. No sólo apostaban a la llegada de ciudadanos nacidos en las gloriosas tierras británicas sino que fomentaban todas las actividades culturales que nos hicieran sentir más europeos que americanos. En ese mismo año durante el mes de agosto en la Estancia El Negrette de David Shennan, ubicada en la llanura pampeana de Buenos Aires, se enfrentan dos equipos que llamaron provisoriamente Ciudad y Campo, integrado por  campesinos que ostentaba la suerte vivir en la zona urbana y en la zona rural de aquel entonces. Esos ocho gringos que al galope golpeaban una bola de billar, ya que fue lo más parecido que consiguieron a una bocha polera, iniciaron en Argentina la larga vida de un deporte tradicional, que exige una estricta destreza y que pertenece a la elite de un pueblo bastante lejos de poder disfrutarlo.

jueves, 19 de abril de 2018

ARMANDO AMIRATI, NUESTRO CURA SANTO Parte 7




UN PASTOR CON OLOR A OVEJA


En 1972 Armando Amirati inicia su partida hacia el norte de país, principalmente con destino a Salta donde se encontraban algunos sacerdotes conocidos de él. Monseñor Carlos Mariano Pérez era el Arzobispo, uno de los pocos miembros de la curia que criticó a la dictadura cívico militar en 1977 al solicitar al Ministro del Interior de la Nación Albano Harguindeguy, la efectiva libertad de todos los detenidos ya absueltos por la Justicia; el fallo sin demora de los que aún no habían sido juzgados; la humanización del trato de los detenidos, que se les permita recibir visitas y adquirir efectos personales. Pero el camino de Amirati no estaba allá, según nos relata el Padre Roberto Queirolo

miércoles, 18 de abril de 2018

LA PLAZA RIVADAVIA



En 1945 siendo Intendente municipal el Sr. Abel Romegialli, se construyo en la esquina de Pellegrini y Rivadavia, vereda NE, la plaza Bernardino Rivadavia. Se le impuso ese nombre en homenaje al centenario del fallecimiento del expresidente de la República Argentina donde según la ordenanza de creación se le proponía a la comisión Pro Homenaje la construcción de un monumento a erigirse en la misma. Lo curioso es que por esas cosas que tenemos los cañadenses el monumento no se instaló en la plaza sino en Bv. Centenario e Yrigoyen, el mismo que vemos cuando pasamos por esa vieja esquina del colegio San Antonio.

ANTECEDENTES DE LA DENOMINACIÓN CAÑADA DE GÓMEZ

Rosas fue familiar de los Gómez


Muchas veces se ha debatido acerca de los orígenes de nuestro nombre, hoy comparto con ustedes algunas transcripciones de documentos que pudimos encontrar sobre la Cañada de los Gómez.

martes, 10 de abril de 2018

ARMANDO AMIRATI, NUESTRO CURA SANTO. Parte 6




LA VIDA POR AMIRATI

El  mismo día que se conoció la renuncia de Armando Amirati y Antonio Ferián como párroco y vicario de nuestra ciudad los laicos cañadenses decidieron tomar el Templo. Días después Amirati acompañados de otros sacerdotes renunciantes viajan a Rosario para entrevistarse con Monseñor Bolatti. La entrevista se trunca ante la negativa del Arzobispo de recibirlos. Al día siguiente, el 3 de julio de 1969, la Asamblea Popular decide seguir con la ocupación del Templo, pedir la remoción de Bolatti y pedir la reincorporación de los curas renunciantes a través del envío de telegramas al Papa Pablo VI. La pueblada estaba en marcha.

viernes, 6 de abril de 2018

ARMANDO AMIRATI, NUESTRO CURA SANTO Parte 5




UN 29 DE JUNIO DIFERENTE...

Las fiestas patronales son toda una tradición en los pueblos y ciudades del interior del país. Ese día las puertas de los comercios se cierran, las escuelas no dan clases y los vecinos salen a las calles a festejar, a través de kermeses, caminatas o celebraciones religiosas, para esperar la bendición del Santo Patrono.

Entrada destacada

LA CAÑADA DE LOS GÓMEZ, 1928

La quietud de uno de los caminos de la plaza, registrada por un fotógrafo de La Prensa de Bs. As. en 1928 El radicalismo vivía tiemp...