“Eva fue una estrella fugaz en la historia argentina”

A 60 años del aniversario del fallecimiento de Eva Perón, distintas voces se alzan para recordarla y revalorizar su figura a través de la historia. Mucho se ha escrito sobre la "Abanderada de los humildes" y nunca está de más recorrerla y redimensionarla, a partir de los cambios de la Argentina reciente.

INFOnews entrevistó a los historiadores Norberto Galasso, Araceli Bellota y a la periodista María Seoane, directora del film de animación "Eva de la Argentina" quienes realizaron un nuevo intento de aproximación al mito de Eva Perón.
"Evita fue una mujer extraordinaria que luchó por aquello que pensaba y sentía y que tuvo uno de los compromisos más profundos con la construcción del bienestar de nuestro país y de nuestra gente. Fue una verdadera continuadora de todas las luchas de las mujeres que peleaban por buscar la igualdad de género y por conseguir sus deseos y la libertad de sus elecciones", explicó Seoane.
"Desde la razón, no hay nada que no sepamos de Eva. Ella fue como una estrella fugaz en la historia argentina. Pero fue la estrella más perdurable, por la intensidad de su brillo, su pasión y su compromiso con la construcción de la Argentina moderna", continuó.
Por su parte, Norberto Galasso definió a Eva con una metáfora potente "fue el puente entre Perón y los trabajadores". "El trabajo de Eva Perón desde 1945 fue fundamental, fue la conexión directa entre la Presidencia de la Nación ejercida por un líder del campo nacional y los trabajadores", expresó.
Para la historiadora Araceli Bellota, "Eva Perón fue una mujer única en la historia argentina, que inauguró el espacio público para las mujeres y que organizó una obra social enorme. Fue una figura que construyó poder, entendiéndolo como una herramienta fundamental para cambiar la vida del prójimo".
A la hora de analizar si el peronismo podría haber existido sin Eva Perón, las opiniones divergen un poco. María Seoane elige para dar su parecer una contundente frase del escritor uruguayo Eduardo Galeano, quien sostuvo en uno de sus poemas: "Muerta Evita el Presidente Perón es un cuchillo sin filo". "Eso hubiese sido el peronismo sin Eva Perón ", dijo Seoane.
En el mismo sentido, Bellota sentenció: "De ninguna manera podría haber existido un peronismo sin Evita. El peronismo fue un movimiento armado por los dos juntos y por los compañeros que se nuclearon en torno a ellos".
Más apegado a la historiografía, Galasso consideró que el peronismo podría haber existido sin Eva Perón, ya que sus inicios la precedieron. "El peronismo nace el 17 de octubre de 1945 cuando Evita aún no cumplía un rol importante. Está descartada la idea de que ella convocó y agitó a la gente para que se dirigiera a la plaza. Ella recién estaba acercándose a la cuestión. No conocía ni a gremialistas, ni a obreros. Después sí, ella comienza a jugar un rol fundamental en una especie de Ministerio de Trabajo paralelo y a través de su Fundación, pero el peronismo nace antes de que Evita sea una figura relevante", explicó.












Eva Perón, el mito
La mitificación de la figura de Eva Perón, tras su muerte, fue obra tanto del peronismo como de sus detractores que trabajaron años para destruir y ocultar lo que ella había logrado en su corta vida política. "Eva sólo vivió seis años en la historia argentina y fueron suficientes para que fuera inolvidable", sostuvo Seoane.
"El antiperonismo fue terrible. Quiso terminar con el Palacio Unzué porque allí habían habitado Perón y Evita, destruyó la ciudad infantil y quemó las frazadas que ella regalaba porque tenían el rótulo de su Fundación. Fue una persecución total que finalizó con el secuestro de su cadáver. Todo esto acrecentó el mito y constituyó en el imaginario colectivo a Eva como la revolucionaria, la rebelde que no le temía a nada", explicó Galasso.

"El mito de Eva Perón nació a partir de su muerte y tanto el peronismo como el antiperonismo contribuyeron a crearlo. Unos, resaltando su heroísmo, sus virtudes y sus valores; y el otro, tratando de borrarla de la historia robando su cadáver. Ambas posturas se conjugaron para hacer cada vez más grande la figura de Eva, pero eso se pudo lograr fundamentalmente porque Eva existió en realidad y traspasó fronteras que en su tiempo ninguna otra mujer se había atrevido a cruzar", concluyó Bellota.
La revalorización de su figura
En los últimos años, la imagen de Eva Perón reapareció con fuerza en la vida política y cultural argentina. Desde el revisionismo histórico, se realizaron nuevas lecturas, se publicaron gran cantidad de libros y surgieron expresiones artísticas que volvieron a instalar y a discutir su figura. 
"Cuando la Argentina sale del sueño neoliberal y vuelven a aparecer la pasión política y el Estado como ejes para la trasformación del país, Eva vuelve por sus propios fueros. Ella es eso esencialmente: la transformación de la materialidad de los argentinos y de sus conciencias", estableció Seoane.
Sin embargo, la periodista se permite hacer una diferenciación: "Los sectores más conservadores la aceptan como un hecho irrefutable de la historia, pero no creo que entiendan, ni sientan lo que significó Eva Perón. Hay un respeto histórico, como se tiene a Mariano Moreno, pero es un respeto iconográfico. Acá lo importante es la revalorización que se hizo de Eva en el ejercicio actual de la política".
Para Galasso, la revalorización de la figura de Eva Perón se debe a que la repolitización que se produjo en el país "está ligada a la búsqueda de personalidades transgresoras que se hayan jugado la vida por la causa popular y en este sentido, Evita aparece como una mujer, importantísima, que hasta muy enferma sigue dedicándose a las cuestiones vinculadas a los trabajadores".
Bellota considera que el kirchnerismo y la llegada de Cristina Fernández de Kirchner a la presidencia -otra mujer en el poder-, también contribuyeron a revalorizar la figura de Evita. "Cristina lo que vino a hacer es tomar la posta del primer peronismo y levantar esas banderas adecuándolas a los tiempos que le tocan vivir hoy. Hizo realidad muchos de los sueños de Eva y convirtió en leyes muchas de sus obras", concluyó.