RECORRIDO POR LOS LUGARES HISTÓRICOS DE LA CIUDAD...SEXTA PARTE


Banco Santa Fe

El Banco Provincial de Santa Fe, como originalmente lo conocimos, se creó el 4 de julio de 1927 y estaba ubicado en Lavalle 1058. Su traslado a la esquina de Ocampo y España, ocurrió el 22 de mayo de 1932 cuando fue inaugurado con la presencia del gobernador santafesino, Luciano Molinas. A lo largo del tiempo la fachada ha sido modificada, siempre respetando su originalidad siendo la obra más representativa en nuestro medio del estilo Art Decó. En el año 2012 se lo declaró Patrimonio Histórico de la ciudad.




Teatro Cervantes y Sociedad Española

La Asociación Española de Socorros Mutuos fue fundada el 28 de julio de 1889, presidiendo la primera comisión el padre Juan Fuentes. En el 1900 la institución adquirió la propiedad en calle Ocampo donde vemos erigido el Teatro Cervantes. El mismo fue se inauguró el 30 de septiembre de 1911, como Teatro “Sociedad Española”,  con un Vermouth de Honor para toda la concurrencia y la actuación, por la noche, de la compañía de zarzuelas de Miguel Magaldo, en cuyo repertorio figuraban “La Patria Chica”, “El Guitarrico”, “La Marcha de Cádiz”, “El Puñao de Rosas” y otros títulos infaltables en los repertorios de aquel tiempo. Por dicha sala remodelada en 1927, cuando se lo denominó Cervantes, pasaron figuras como Pablo Pizzurno, Rafael Bielsa, Arturo Illia, Félix Luna, Aída Bortnik, los hermanos Podestá, Carlos Gardel, Libertad Lamarque, Agustín Magaldi, Juan Carlos Baglietto, Fito Paéz e importantes orquestas de renombre nacional e internacional. El “Cervantes” al igual que el “Verdi”, son Patrimonios Históricos y Culturales de Cañada de Gómez.



Jefatura de Policía

Lamentablemente no se conservan datos acerca de la fecha en que se inauguró el imponente palacio policial. Si sabemos que es una obra del destacado arquitecto rosarino Juan B. Durand, quién es autor de obras como la casa de Máximo Uranga, luego sede del Concejo de Ingenieros, la Sala Lavarden el Palacio Minetti y el Palacio Fuentes. Durand, que vivió entre los años 1890 y 1934, fue docente de la Escuela Industrial y de la Facultad de Arquitectura de Rosario y perteneció a la corriente arquitectónica de L´Ecole des Beaux Arts y tuvo influencia del historicismo y del eclecticismo.

Este palacio fue sede durante algunos años de la Jefatura Política del departamento Iriondo, figura constitucional que fue desapareciendo a raíz de las modificaciones de la Carta Magna santafesina. Ese cargo tenía más peso que la del intendente municipal y que la del senador provincial. También fue lugar de revoluciones como aquella del año ´33 cuando una revuelta radical para retomar el poder fue ocupada por los sublevados durante un par de días. Los mismos se rindieron al enterarse que el Regimiento 11 de Infantería se dirigía a la ciudad con la orden de reprimir. Cómo muchas de las sedes policiales, durante la última dictadura cívico-militar fue lugar de torturas y detenciones.



Palacio Municipal

A pesar que nuestra primera comisión de fomento comenzó a funcionar oficialmente en 1885 con la presidencia de Félix Freyre, recién en la gestión de Félix Págani (1898-1904) fue cuando que se adquirió la propiedad de Ocampo 920 por solo $2.500. Cuando el 1º de enero de 1914 asume la presidencia comunal Ándres Frey, se decide ensanchar la comuna y de esta manera se adquiere en $10.000 la propiedad lindante donde hoy se encuentra el recinto del Concejo Municipal y la segunda entrada al edificio comunal. Ambos terrenos, tanto el primero como el segundo llegaban al callejón Chañares (hoy 7 de octubre). A lo largo de su vida institucional el municipio fue adquiriendo propiedades lindantes. Durante la gestión de Abel Romegialli en la década de 1990 se construyó la Plaza de la Colectividades.

Durante la gestión de la Dra. Stella M. Clerici se hicieron reformas en los mobiliarios adquiriendo modelos acordes a los tiempos que vivimos, dando confortabilidad a los trabajadores municipales, se modificaron oficinas, entradas, se agregaron nuevas dependencias y se implementaron medidas de seguridad. También se reiluminó el Palacio Municipal pintándose en su totalidad.


Pasaje del Bicentenario

El pasaje fue inaugurado el 25 de mayo de 2010, esta construido con adoquines, cuenta con bancos y jardines que embellecen el centro cívico de la ciudad. Mediante él podemos unir el Palacio Municipal, pasando por el Atrio “Juan Pablo II” de nuestra casa parroquial, la Plaza San Martín y la zona histórica de la ciudad comprendida por los Museo Ferroviario, el Museo de Artistas Cañadenses, la Escuela Municipal Pedro Reün ubicada en la vieja Estación de Ferrocarriles y el próximo Museo Histórico Municipal sobre calle Balcarce casi Schnack. Hoy el pasaje continúa hacia el norte en la vereda del Registro Civil, proyectándose la obra llegando al Paseo Ferruccio Ardigó y el Teatro Verdi.




Matanza de la Cañada de Gómez (en el cruce de las rutas 9 y 91)

Al norte de este lugar se libró en la madrugada del 22 de noviembre de 1861 el cruento combate de la Cañada de Gómez que constituyó una verdadera matanza, en la que el ejército de Buenos Aires, a las órdenes del uruguayo Venancio Flores, venció a los restos del de la Confederación Argentina, que comandaba Benjamín Virasoro, doblegado en Pavón el 17 de setiembre de ese año. Hubo 190 muertos y 144 prisioneros y pudieron huir Leandro Alem, José y Rafael Hernández, quiénes revistaban en el ejército vencido. Fue particularmente implacable en la acción del coronel de las 54 heridas, Ambrosio Sandes, también uruguayo.



ASESINATO DEL COMISARIO VERON- VISITA DE ELPIDIO GONZÁLEZ Y EL PIBE CABEZA

En el antiguo Hotel de la Paz, ubicado en Pagani y Balcarce, vereda norte, fue asesinado en 1885 el comisario Leoncio Verón. En la década de 1930 su edificio albergó el restaurant Español de José Mª Fernández, en el  que se hospedaron Elpidio González, vicepresidente de Alvear (1922-28) y el popular bandido El Pibe Cabeza.



VISITA DE LISANDRO DE LA TORRE

Donde se encuentra el local de Simara, edificio erigido c. 1900, era la casa de altos de Augusto Schnack, quién fuera presidente comunal en 1906. Desde el balcón original de la construcción habló en 1913 Lisandro de la Torre, en un acto de la Liga del Sur, luego Partido Demócrata Progresista.



CHIMENEA DE LA FÁBRICA DE CAÑA

En este lugar funcionó desde 1875 la primera industria de cierta importancia, conocida como La fábrica de Caña, que elaboraba azúcar y aguardiente y perteneció durante años a Guillermo Heiland, uno de los pioneros de la Colonia radicado hacia 1865. Sólo sobrevive de ella, aunque trunca, su gruesa chimenea, emblema de la temprana vocación industrial de los cañadenses.



VISITA DE JULIO A. ROCA- CARTAS DE JULIO VERNE A FLIA. JAMES

En la esquina sur de las calles Balcarce y Pagani,  se instaló hacia 1872-73 Enrique James con su acopio de cereales, en el que en 1875 su amigo y huésped, el Gral. Julio A. Roca –presidente de la Nación, 1880-86 y 1898-1904– se entretuvo pesando el cereal que entregaban los colonos. James era propietario de la estancia La Hiedra a la que el notable escritor francés Julio Verne y su esposa, enviaban correspondencia dirigida a sus “amigos de la Argentina, los esposos Blaisot-James”.

LEYENDA DE JUAN GÓMEZ- MOLINO VIEJO

En esta esquina de Quito y boulevard Guido, ahora Ovidio Lagos y López el humilde gaucho Juan Gómez levantó una taperita hacia 1870 y dio origen a la infundada leyenda de que él había dado nombre al pueblo. Después estuvo emplazado desde c. 1880 el Molino Viejo de Guillermo Winters, integrante hacia 1886 de la Comisión de Fomento local, del directorio del Banco Nacional e impulsor del puente sobre el arroyo en el camino a Correa.



ANTIGUOS NEGOCIOS DE CAÑADA- RONDA MUSICAL


En esta tradicional esquina de Comercio –España– y boulevard Balcarce abrió sus puertas c. 1870 el negocio de ramos generales de Guillermo Heiland y Cía. Luego su local fue ocupado por otros negocios del ramo, uno de los cuales, el de Mau y Buchmann, se incendió el 24 de mayo de 1908, siendo la mayor catástrofe de esa especie ocurrida en el Cañada viejo. Desde la segunda década del s. XX estuvo ubicada la tradicional Casa Vázquez y Cía. y después la sala de espectáculos Ronda Musical de José A. Ramaciotti. Otros boliches instalados luego en ella fueron Hackers, Amnesia, El Carajo y actualmente La Diosa Bailable.