LA HISTORIA DE LOS INTENDENTES... RICARDO CÓNSUL ROMEGIALLI

Ricardo C. Romegialli, Comisionado Municipal 1955-1958
Una vez caído el presidente Juan Domingo Perón, el país se sumerge por tercera vez a una dictadura cívico-militar, la mal llamada “Libertadora” que proscribió al peronismo y a todos sus afiliados de participar en elecciones democráticas condenando al exilio no sólo al General sino a muchos seguidores. Cabe recordar que ese gobierno dictatorial fusiló a los soldados que se levantaron en defensa de la democracia en junio de 1956, en aquel levantamiento encabezado por Juan José Valle, de ahí que muchos también llaman a esa dictadura como la “Fusiladora”. Acá en nuestra ciudad también se cometieron actos de vandalismo hacia el peronismo, recordemos que se destruyó el monumento a Evita que se encontraba en la Plaza San Martín arrastrando el busto por las calles de la ciudad, también desaparecieron los bustos que se encontraban en el recinto de Concejo y en el patio de la Escuela Belgrano. Muchos dirigentes justicialistas fueron injustamente detenidos y hasta se armó una Comisión Investigadora (ocurrió en todo el país) para averiguar supuestos casos de corrupción en los años peronistas. El 30 de setiembre de 1955 el Tte. Cnel. (R.A.) José Jaime Gómez, a cargo interinamente de la Intendencia firma el Decreto Nº 656 que expresa lo dispuesto por el Decreto 53 de la Intervención Federal a la Provincia , “restitúyese con su primitivo nombre de Cañada de Gómez a esta Ciudad, restitúyese con los primitivos nombres de Lavalle y Ocampo a las actuales Juan Perón y Eva Perón respectivamente y déjese sin efecto las denominaciones de Parque Presidente, Plazoleta 4 de Junio y Parque Infantil Municipal Eva Perón."

 
En nuestra ciudad al poco tiempo asume como Comisionado Municipal Ricardo Cónsul Romegialli quién fuera designado por la dictadura para llevar las riendas de Cañada de Gómez. Ricardo era hermano de Abel, uno de los máximos referentes del justicialismo provincial, y es sin lugar a dudas el personaje más destacado del Siglo XX. Amado por muchos, pero cuestionado por otros que no le aceptan esa decisión de ser Comisionado en tiempos tiránicos. La figura de Ricardo Romegialli, aún hoy es recordada por miles de personas que remarcan que donó ni más ni menos que los edificios de cinco escuelas en la ciudad, colaboró con el surgimiento y el desarrollo de muchas empresas y fue un gran benefactor de la cultura, la salud y la vida social local.
Como primer mandatario cañadense Romegialli tuvo una destacada actuación invirtiendo más de $200.000 en obras públicas el primer año de su gobierno; saldó en cuotas una vieja deuda que el municipio mantenía con la Caja de Jubilaciones; consiguió la apertura de dos nuevos pozos de agua para la zona oeste de la ciudad; finalizó el pavimento hacia el Cementerio que contó con la donación de empresas y profesionales locales; se ampliaron algunas calles hacia el norte como el caso de Sarmiento; apoyándose en la Ley Provincia 4516 de Fomento Industrial decretó la exención de la Ordenanza Impositiva a varias empresa de la ciudad por el plazo de cinco años. Otras de las decisiones importantes de esta gestión fue la de comprar máquinas y herramientas para que el municipio realice con sus obreros el pavimento y de esa manera evitar la contratación de terceros. También se debió afrontar la epidemia de poliomielitis que vivió el país en marzo de ´56 donde se clausuraron piletas, se ordenó una profunda limpieza en la ciudad y se repartieron alcancías para que los vecinos colaboraran con fondos para confrontar el flagelo. Entre las decisiones más cuestionadas fue la demolición de la base monolítica donde se encontraba el busto de Evita y la derogación de dos ordenanzas impositivas sobre el impuesto de un peso por hectárea por arreglos de caminos e impuesto al Capital en giro.
Acompañaron a la gestión de Ricardo Cónsul Romegialli, como Secretario de Gobierno y Hacienda Hildo Storni (que fue durante unos meses Comisionado Interino), el Ing. Civil Rodolfo Bianchi como Jefe de Obras Públicas y una Comisión Asesora integrada por Bartolo Cuffia (presidente); Ángel Lovazzano (vicepresidente); Valentín Terradez y Vicente Leoni (secretarios); Lorenzo Abate, Roberto Sonnet, Hugo Romegialli, Leo Beltrame (vocales); José Bardone, Francisco Cabezudo, Luis Sorzini, Domingo Zurcher, Roberto Serrano, Anselmo Ferraro, Omar Lassaga, Héctor Tonella, Enrique Perrone y Eugenio Vogt (miembros activos). Al poco tiempo Leoni renuncia por encontrarse con viejos simpatizantes al peronismo en la Comisión. En 1958 vuelve una precaria democracia y finaliza el primer mandato de Ricardo Cónsul Romegialli.

Comentarios

Entradas populares