"El radicalismo no piensa parecido a Bullrich, Carrió y Pinedo"


El dirigente de la Unión Cívica Radical Leopoldo Moreau habló hoy sobre la crisis interna que atravisa a la UCR tras el estrepitoso fracaso electoral. En las últimas semanas fue protagonista de la Convención partidaria por formar parte de una fuerte discusión con Gerardo Morales al acusarlos de ser una "renovación boba" del radicalismo que propició el acuerdo con Francisco de Narváez.

Hoy, días después, el bonaerense expresó su sensación luego del encuentro:  “Esperaba algo más o menos parecido a lo que paso en la Convención del partido, cambiándole el final. Hacía mucho que no había debate. Es que la política se mediatizo, entonces hay dirigentes que creen que haciendo denuncias o declaraciones fuertes pueden hacer política, peor no es así".


Y agregó: “Nosotros fuimos con la intención de debatir, y se hizo. Hablamos de los errores cometidos y se hizo un mea culpa. Sobre todo que hemos perdido las líneas fundacionales del radicalismo. Muchas de las políticas de hoy son una continuación del gobierno de Alfonsín”.


Moreau realizó una crítica muy dura sobre las decisiones que su partido tomó en los últimos años. “Planteamos que se debía ver el nuevo escenario que tiene la Argentina y el nuevo escenario del mundo, que puede ser un freno o una continuidad. Y la verdad es que nosotros no pensamos parecido a Patricia Bullrich, Carrió y Pinedo. Y tuvimos un debate interesante, hasta los minutos finales” expresó.


Sobre el escenario político actual concideró que falta diálogo interno entre los partidos políticos. “Hace mucho que no funcionan los partidos políticos en la Argentina, en el PRO se juntan Macri y Durán Barba y debaten entre ellos los pasos a seguir, en el gobierno la presidenta está tan fuerte que nadie le debate nada” sostuvo.


“En la Argentina hay que terminar con la teoría de que hay amigos o enemigos, hay que expresarse en el Parlamento. Pero, sobre todo, con la actual situación mundial, hay que unir fuerzas, aprovechar la base que tiene América Latina -continuó el análisis-. Pero la propia presidenta lo dijo el día que ganó: ´Yo sola no puedo´, dijo, y eso que había sacado el 54% de los votos. Hay que seguir trabajando para que el país siga adelante”.


Sobre el futuro de la UCR, que hoy atravisa un momento complejo, opinó:“Al partido Radical hay que resignificarlo, con los jóvenes y los históricos. Porque hoy en el radicalismo no hay un liderazgo, y tampoco hay un dirigente que puede tomar ese papel y hacerlo sólo”. 
Diario Registrado
0