El regreso del Rastrojero, la "chata" nacional y popular


La "Sacha" será un vehículo para el trabajo de campo de bajo costo producido en Argentina. El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) se encuentra en plena elaboración de un prototipo que suplante al legendario Rastrojero, de bajo costo y fabricación nacional, y destinado a cubrir las necesidades de las poblaciones rurales.

Se trata de lo que -por el momento- se conoce como Sacha, una voz quechua que significa “monte”, pero también “casi” o “medio”, y que fue propuesta por trabajadores rurales por tratarse de un vehículo que será “casi” auto, “casi” tractor, “casi” pick up.

En rigor, los ingenieros del INTI trabajan en la fabricación de un automóvil que le sirva a alrededor de 250.000 usuarios rurales y sus familias, quienes necesitan un medio de transporte para trabajar pero también para movilizarse cotidianamente.  

En la página oficial del instituto, mediante un video que cuenta el comienzo del Rastrojero se muestra un bosquejo del vehículo que aún se encuentra en estado de concept car.“El objetivo de esto es resolver las necesidades de transporte de un sector de la sociedad, más específicamente del campesinado”, explicó el ingeniero a cargo del proyecto Claudio Berterreix. “Esto no se puede pensar como algo para el mercado, es una herramienta práctica y robusta”, agregó el especialista de Inti Mecánica.

El vehículo se encuentra todavía en la etapa de bosquejo inicial y, según dijo el especialista de la institución estatal, aún no se seleccionaron los proveedores para fabricarlos. “Nuestra intención es abordar un segmento de 250.000 unidades productivas que son familias que necesitan un vehículo para trabajar, pero que también tiene que movilizar a su familia”.

Como lo hacen las grandes marcas de automóviles, los ingenieros del Inta hicieron su propia muestra de mercado y realizaron un focus group en septiembre pasado en Resistencia, Chaco, durante la feria nacional de Semillas Nativas y Criollas.

La pick up se sumaría así a la cosechadora, el tractor y el vehículo militar (Gaucho) que realizó el Instituto. Pero, además, en lo que se refiere a la política nacional y popular, sería la “pata” todo terreno de la familia de autos populares que comenzó con el APA (Auto Popular Argentino) que la Compañia Argentina de Automóviles BMC (Bravo Motor Company) que, según dijo el intendente Julio Pereyra, se fabricaría en Florencio Varela y costaría 40.000 pesos.
Fuente 24CON