Las calles de Cañada, sus nombres, sus orígenes… Hoy Scott, Guido, López y Aizpuru


Alguna vez usted se puso a pensar el porqué de los nombres de las calles por donde vivimos, circulamos o caminamos?


Bueno, trataré de aclararle algo de los orígenes de los mismos sabiendo que es muy difícil encontrar datos certeros del porqué se le impuso cierto nombre a cierta calle de Cañada de Gómez.
Hoy empezamos por calle Monseñor Manuel Aizpuru, que recuerda a uno de los más importantes curas párrocos de la ciudad fallecido en 1952 siendo su sepelio el de mayor concurrencia que tenga en cuenta la memoria colectiva. Durante su gestión al mando de la curia local se terminaron las obras del actual templo parroquial e impulsó obras de caridad en los años que la crisis del 30 hacia estragos.
Esa calle originalmente se llamó Capitán Scott, recordando al explorador nacido en Inglaterra y que falleciera en una de sus incursiones en la Antártida en marzo de 1912. El 26 de junio de 1925 el intendente municipal Rosendo Casañas decide cambiarle su denominación por la de Tomás Guido, nombre que llevaba por entonces el actual Bv. Estanislao López. El nombre del caudillo santafesino fue impuesto ese mismo día en homenaje a la “heroica labor de quién fuera gobernador de la provincia de Santa Fe·.
El nombre de Tomás Guido desaparece finalmente del mapa local, cuando al recordarse un aniversario del recordado párroco de la ciudad esa cortada que acompaña fielmente a nuestra plaza pasó a llamarse Monseñor Manuel Aizpuru.
Pablo Di Tomaso
Foto de Manuel Aizpuru perteneciente al Museo Histórico Municipal
0