Febrero, en el pasado cañadense. Parte 2º


El franciscano Nicolás Pudignani fue el primer cura párroco de la ciudad cuando el 10 de enero de 1885 inicia sus actividades religiosas la primitiva Parroquia San Pedro en  y vuelve a ocupar ese cargo el 15 de febrero de 1892. Se destacaba en él su figura patriarcal.


El cargo de Jefe Político era más importante que el de Presidente Comunal o de Intendente Municipal y comandaba los destinos del Departamento Iriondo. El 13 de febrero de 1894 fue nuevamente designado Mariano Acosta quién había sido el reemplazante de Eugenio Oroño en 1891 y destituido por la Revolución Radical de 1893. Según Elías Bértola, “eran tiempos que los colonos para vivir algo más tranquilos precisaban de noche tener la hacienda vacuna a pesebre con cadenas y candados… y los lanares a galpón…; en el pueblo era prudente tener las gallinas en la cocina y enjauladas… y los patos en el cuarto del baño…”
El 14 de febrero de 1896 asume la presidencia de la Comuna Domingo de la Riestra, dejando un lindo recuerdo en los balances comunales.
También un 14 de febrero, pero de 1925, la Sociedad Italiana “Unione e Benevolenza” inaugura el Teatro Verdi, con una memorable representación de “Il Trovatore” protagonizada por Adelina Agostinelli, soprano de brillante actuación en la Scala de Milán y el Colón de Buenos Aires, Alberto Giovanonni, otros cantantes, coro y  orquesta de la Asociación del Profesorado Orquestal de Buenos Aires, dirigida por el Mº Marranti. La obra del Verdi fue impulsada por el presidente de la Asociación, don Ferruccio Ardigó, proyectada por el Ing. Dante Ardigó y construida por Alberto y Pedro Franzinelli.
El 15 de febrero de 1927 se traslada al actual edificio la Escuela Domingo F. Sarmiento.
Como consecuencia de la grave crisis mundial de 1930, donde la desocupación, el hambre y las epidemias desolaban a la humanidad, Cañada de Gómez no estuvo ajena a esa realidad y desde la Jefatura de Policia se realizó un censo de desocupados.
0