1983, JAVIER TILATTI UN CAÑADENSE CAMPEÓN DEL MUNDO CON OBRAS SANITARIAS

Javier Tilatti es el número 7,  a su derecha vemos al Tola Cadillac y al lado de éste un joven Pichi Campana
El jugador surgido en las inferiores del Sport Club Cañadense, integró el plantel que lograra uno de los trofeos más importantes que daba la FIBA en aquellos años. Era el mundial de clubes y Obras Sanitarias obtuvo ese galardón. Un par de años después, ese club decidió no participar de la primera edición de la Liga Nacional estando fuera de la primera elite del basquet nacional durante décadas.

Las leyendas de Obras, que supieron llevar al club a lo más alto, vencieron el 24 de septiembre de 1983 al Cantú de Italia 89-76 y se quedaron con la Copa Renato William Jones.
Ése día, más de 6.000 personas asistieron al estadio de Avenida del Libertador para acompañar a un plantel imbatible, que consiguió un hecho histórico como el de ganar el título intercontinental de clubes y convertirse en el único equipo argentino de la historia en lograrlo.
En ese torneo, el Tachero tuvo que batallar contra grandes equipos. Los que llegaron para quedarse con la copa fueron Jolly Colombani Cantú y Simac Olimpia Milano, campeón y subcampeón europeo, respectivamente. También arribaron Peñarol de Uruguay y Monte Líbano de Brasil (campeón y subcampeón sudamericano), y la Universidad de Oregon, en calidad de invitada.
Para que Obras pueda festejar tuvo que afrontar un torneo que se jugó a una sola fase con el formato todos contra todos. En el debut se impuso a la Universidad de Oregon State 92-77, en la segunda fecha los locales triunfaron ante Monte Líbano 91-86 y al el siguiente juego goleó al débil Peñarol 104-81.
Luego de su paso arrollador en la fase de grupos, el equipo porteño se midió ante Cantú con el apoyo de miles de personas. Y demostró autoridad y buen juego para llevarse la primera mitad 65-40.
En el complemento, la supremacía argentina no le dio chances al equipo italiano de ilusionarse con la remontada. Las manos mágicas de Vicente Pellegrino (20 puntos) y Carlos Romano (18) -máximos artilleros- embocaban y embocaban tiros, hasta que la chicharra final desató el festejo local, con el 89-76 definitivo y el título para Obras.
El equipo campeón estaba compuesto por Eduardo Cadillac, Carlos Raffaelli, Esteban Camisassa, Rolando Frazer y Mario Butler, quedando en el banco relevos Norton Barnhill, Vicente Pellegrino, Gabriel Milovich, Héctor Campana, Alejandro Gallardo, Ricardo de Cecco y Javier Tilatti. El técnico puertorriqueño Flor Meléndez, fue el gran artífice de esta conquista, quien contó con Guillermo Vecchio como asistente.
Fuente: Deportv
0