CARLOS SYLVESTRE BEGNIS

Carlos Sylvestre Begnis en la inauguración de la Escuela Lisandro de la Torre,
detrás el entonces Intendente Gerardo Cabezudo, año 1959. Archivo del
Museo Histórico Municipal Elías Bertola de Cañada de Gómez
Otro de los grandes políticos de la historia nacional que mantuvo fuertes amistades en nuestra ciudad es el recordado dos veces gobernador de Santa Fe  Dr. Carlos Sylvestre Begnis, uno de ellos fue el Dr. Félix Pagani, quién falleciera en 1961 cuando era miembro de su gabinete.


Había nacido en Bell Ville, provincia de Córdoba, un 30 de agosto de 1903, se graduó como médico en la Universidad Nacional del Litoral en 1927 donde en ella conoció al entonces estudiante de odontología, el cañadense Félix Pagani. Sus primeros pasos lo realizó en la medicina rural, donde conoció la realidad socio-económica del interior santafesino. Posteriormente se dedicó a la cirugía, particularmente en el Sanatorio Británico de Rosario donde conoció a familiares de quién esto escribe cuando era administrativos de la entidad.

De muy joven participó en la Unión Cívica Radical, amigo de Arturo Frondizi no dudó en acompañarlo cuando el líder radical decide romper con un sector de su partido formando la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI). En 1958 decide presentarse junto a José Roberto González como candidato a gobernador y vice respectivamente. En las elecciones realizadas el 23 de febrero de 1958, Sylvestre Begnis obtiene 395.850 votos; superando al candidato demócrata progresista, que obtuvo 162.305 y al candidato de la Unión Cívica Radical del Pueblo que reunió 119.638 votos. Sus primeras palabras fueron la reafirmación del “principio  federalista como concepción histórica de la vida argentina, sostendremos y realizaremos un federalismo integrador que asegure el desarrollo armonizado e los elementos culturales, sociales y económicos que constituyen la Nación y que ampare la unidad espiritual y material del ser argentino”[1]. Y así lo hizo, entre su gabinete se encontraron dirigentes de peso oriundos de distintos puntos de la provincia de Santa Fe, entre los convocados estuvo aquel cañadense que estudiaba odontología en la misma universidad que él, el Dr. Félix Pagani, quién ocupó la cartera de Obras Públicas. Además juraron ese día en Gobierno, Justicia y Culto, el Dr. Enrique Escobar Cello; en Hacienda, Economía e Industria, Juan E. Quilici; en Salud Pública y Bienestar Social, Dr. Eduardo E. Gallareto; en  Agricultura y Ganadería, Dr. Félix F. Ferro, en Educación y Cultura, el profesor Ramón Alcalde, como subsecretario de Gobierno, Dr.  Manuel E. Zorrequieta; de Agricultura y Ganadería, Osvaldo Homs y de Hacienda, contador Federico Ruiz. El abogado Antonio Manzano Moreno ocupó la secretaría general de la gobernación[2]. Durante su gobierno se le dio una relevante importancia a la política energética, a la cual el Gobernador consideró como prioritaria; se trabajó muchísimo en la red caminera provincial. Se comenzó a construir el túnel Sub-Fluvial Santa Fe-Paraná que fuera sometido a importantísimos estudios técnicos a fin de extremar las precauciones para evitar cualquier contingencia que comprometiera a la obra. Se estableció la Escuela fábrica de Capitán Bermúdez, con el apoyo de las industrias de la zona. Se crearon nuevos centros de sanidad. En esos años visitó varias veces la ciudad, entre las que podemos destacar la inauguración de la Escuela Lisandro de la Torre, la del dispensario municipal en el barrio Las Flores, además de actos protocolares. Fue un gran impulsor de la cultura otorgando becas para artistas, investigadores en ciencias y humanidades; creando el Coro Polifónico y la Orquesta de Niños de Santa Fe o la Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario. También en su gabinete se encontraba como Director de Cultura de Santa Fe Francisco “Paco” Urondo, el joven poeta santafesino que alcanzaría una proyección en la cultura y en la política nacional. Cuando Arturo Frondizi decide cambiar el rumbo desarrollista de su gestión, la gestión de Sylvestre Begnis sufrió numerosas bajas, entre ellas la de su vicegobernador.  Durante su gobierno se reformó la Constitución Provincial, cuando se conmemoró el 50º aniversario de la misma, en la Escuela Pedro Reün disertaron algunos de los sobrevivientes de aquella convención, entre ellos el Dr. Pedro Fernández, vecino de la ciudad. Los mismos recuerdan verlo a Sylvestre Begnis, salir de una cirugía para firmar la nueva Cartamagna a horas de la intervención en la provincia. Destituido Frondizi, Santa Fe es intervenida y Sylvestre Begnis es expulsado del gobierno.

Retorna en 1976, esta vez aliado al Partido Justicialista, conformando el Frejuli, siendo su compañero de fórmula Félix Cuello, miembro de la UOM santafesina, quién según cuentan algunos testigos de aquellos años buscó de conspirar contra el gobernador, teniendo como respuesta de Perón que si intervenía la provincia, el interventor sería Sylvestre Begnis, de esa manera escindiendo el boicot de Cuello. Nuevamente su gobierno se vio tronchado por un nuevo golpe, esta vez el ocurrido el 24 de marzo de 1976. Las paradojas del destino indican, que algunos de los amigos cañadenses del gobernador depuesto, colaboraron con la dictadura cívico-militar en nuestra ciudad a partir de octubre. El 22 de septiembre de 1980, a causa de una leucemia, fallece en Rosario uno de los gobernadores más honestos y progresistas de la historia provincial. Su apellido no quedó en el olvido, además de calles y paseos, el túnel subfluvial, que él mismo creara lleva su nombre junto al gobernador entrerriano Uranga. Su hijo Juan Héctor Sylvestre Begnis, fue candidato a vicegobernador de la UCR en 1987 junto a Luis Changui Cáceres. Posteriormente fue Ministro de Salud del segundo gobierno de Jorge Obeid y diputado nacional del Frente para la Victoria por Santa Fe.

Carlos Sylvestre Begnis, un hombre que nació Radical, que supo aceptar los cambios políticos sin dejar de lado aquellas banderas del Yrigoyenismo, que entendió el espíritu frentista del peronismo y que pensó como nadie que los santafesinos merecíamos una provincia fuerte, progresista, federal y solidaria.



[1] La Capital, 2 de mayo de 1958.
[2] El Litoral, 2 de mayo de 1958.  
0