Cañada en tiempos de cólera

A finales del s. XIX nuestro país sufrió epidemias desbastadoras que dejaron miles y miles de muerto. Cañada de Gómez no estuvo ajena a esa situación la primera de ellas fue la del verano de 1867-68 donde se vivieron horribles momentos donde fueron protagonistas los primeros habitantes de la Colonia.
En 1886 el flamante pueblo es atacado por el cólera que causó numerosas muertes, tan es así que Elías Bertóla publica en sus “Apuntes…” que el carro que utilizaba para la recolección de las basuras tuvo que empezar a levantar cadáveres por las calles los cuáles fueron enterrados en fosas comunes.
La Comisión de Fomento, presidida por Santiago Ríos, clausuró bares, casas de tolerancias y se construyó un lazareto.
Se realizaron reuniones populares en los galpones de los vecinos y la más popular fue la del día de Nochebuena cuando el Gobernador de la provincia, Gálvez, entregó víveres, medicamentos y con su presencia los cañadenses sintieron un poco de alivio ante tan tamaña tragedia.
El día 28 de diciembre el Presidente de la Comisión de Fomento (el intendente de entonces) remitió una carta a Manuel Moreno y cuya dirección según consta en el copiador de cartas que perteneció a la Comuna, fue a la casa particular del Presidente Miguel Juárez Celmann.
La correspondencia decía:
“Recibí tarjeta, precisamos dinero. Anoche ocho defunciones, cólera y tifus. Hay sesenta enfermos, aumentando manera alarmante. Gobernador Gálvez estuvo aquí seis horas acompañado Intendente Municipal Rosario, Inspector General Higiene Sr. Machani, dos médicos doce a quince personas más, dejando un médico a disposición pueblo. Visitó lazareto. Tenemos malas condiciones, falta recursos. Allanó dificultades teníamos entre comisiones dejando cosas su lugar. Dio a Comisión Fomento 800 pesos, 200 para Armstrong, trajo carpas, desinfectantes. Autorizó Comisión de Fomento crear impuestos extraordinarios, ofreciendo toda clase elementos así Intendente y Inspector Sr. Machani. Vamos construir esta semana espacioso lazareto madera. Pueblo decidido atacar epidemia nos diezma, ayúdenos con todos elementos a su alcance, mucha miseria. Nombraremos comisión hacendados para dar carne gratis.” (Comisión de Fomento de Cañada de Gómez, Libro Copiador de Cartas, Archivo Museo Histórico Municipal)

Pablo Di Tomaso
0