Ángel, te necesitamos por unos días



Querido Angelito por cuestiones de edad no pude verte jugar pero Varilla, mi viejo, que sí te vio, me dijo que eras un grande. Que contra Boca los cagaste a goles, entrabas a la Bombonera con la nariz tapada y te bancabas todo.
También supe por los archivos que armaste grandes equipo junto a Ramón Díaz, a Passarella, al Nene Commisso, al Negro JJ, a Fillol y muchos más.
Hoy lo único que te pido es que viajes a Córdoba y que el sábado te des una vuelta por el Monumental. Avisale, allá en las estrellas donde vivís, a Pedernera, al Charro Moreno, a Lousteau, a Pipo Rossi, a Peucelle que bajen todos. Agarralo al viejo Amadeo, si ya sé que está viejito, pero llevalo igual.
Quisiera que sus espiritus iluminen a los pechos fríos que hoy juegan en River, y nos den una mano en esta etapa dificíl que nos toca vivir.
Por favor Angelito, te lo pido y millones de hinchas que nunca nos entregamos, que alentamos a muerte y nos aguantamos a los giles de Boca.
2