El Senado aprobó la ley antilavado



La Cámara de Senadores convirtió en ley la iniciativa que impone la tipificación del lavado de activos como delito autónomo, algo que necesitaba el país para no ser sancionado por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que se reunirá en México el 20 de junio.

La iniciativa consiguió aval en general y en particular. El pleno también aprobó una un texto "correctivo", que ahora deberá tratarse en Diputados.

Los legisladores aprobaron la normativa contra el lavado de activos provenientes de ilícitos, como el narcotráfico y el terrorismo, por 60 votos a 2.

La ley correctiva, que deberá aprobarse e Diputados, apunta a modificar, entre otras cosas, las sanciones y los profesionales obligados a informar operaciones sospechosas (para que sólo se incluya aquellos que específicamente sugiere el GAFI en sus recomendaciones); y a atender los reclamos de las automotrices y aseguradoras, de modo que deban informar aquellos que realicen venta directa al público.

El debate

La primera en hacer uso de la palabra durante el debate fue la senadora Escudero, quien manifestó: "El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) pidió estos ajustes desde 2004".

Por otra parte, Escudero expresó que la iniciativa en cuestión "necesita ser un compromiso de la clase política argentina en la lucha contra la criminalidad organizada".

A su vez, el senador de la Unión Cívica Radical (UCR) Ernesto Sanz, sostuvo que, con la iniciativa, se le dará a la Unidad de Información Financiera (UIF) “inmensas facultades, va a tener una de las mayores atribuciones para investigar sobre la vida de la sociedad como no la tienen otros organismos del Estado”, y advirtió: “Me atrevo a decir que va a tener más atribuciones que la AFIP”. Para él, la UIF debería ser “un órgano extra poder”, indicó Parlamentario.com

Terminada la explicación, el líder de la bancada oficialista en la Cámara alta, Miguel Ángel Pichetto, pidió una intervención y declaró: “La UIF tiene autonomía, pero debe tener una dependencia del Poder Ejecutivo. No es una ONG. Esto tiene que ver con las políticas públicas, tiene que ver con posicionamientos del Gobierno frente a temas externos e internos. Colocarlo en otro lugar sería indudablemente ineficaz”.

Luego, Sanz enumeró otras dos cuestiones. La primera, su desacuerdo en cuanto a la posibilidad que tendrá la UIF para recaudar a través de multas. La segunda, un cuestionamiento por la eliminación de la denuncia anónima. El mendocino aseveró que “es una herramienta muy valiosa que no habría que descartarla”.
El Argentino
0