Miguel del Sel desembarcó en Santa Fe y pateó el tablero en la Cámara de Diputados


La sorpresiva aparición de Miguel del Sel, máximo referente del Unión PRO Federal, generó un cimbronazo en lo que parecía una elección cantada del justicialista Luis Rubeo a la presidencia de la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe.


El dirigente político y humorista, que en las últimas elecciones a la gobernación santafesina logró un inesperado segundo puesto, llegó en horas de la mañana y mantuvo intensas reuniones con los legisladores de la fuerza política que lidera a nivel nacional Mauricio Macri.
Del Sel se enfocó en convencer a los diputados electos del PRO a que cambien su decisión de votar a Rubeo para la titularidad de la Cámara, como había resuelto y comunicado públicamente días atrás. Su determinación había puesto fin a la disputa entre Rubeo y María Eugenia Bielsa por el máximo cargo en la legislatura.
Lo logró sobre el filo del mediodía, a poco de que se llevara a cabo la votación del nuevo presidente de la Cámara. No sin dar una fuerte discusión, los siete diputados provinciales del PRO aceptaron la propuesta, decisión que llegó a oídos de los legisladores de la Unión Cívica Radical, que reclamaron el cargo para su fuerza.
Sin perder tiempo, la UCR postuló a Santiago Mascheroni para que ocupara la presidencia del cuerpo deliberativo. Lo hicieron porque los diputados del PRO habían manifestado que, como no a apoyar al candidatos justicialista, sus votos iban a ir para el Frente Progresista Cívico y Social, fuerza política que nuclea a socialistas y radicales.
Rubeo se enteró de la novedad cuando ya celebraba junto a sus colaboradores su segura elección a la presidencia de la Cámara. Estaba confiado porque Bielsa, después de la polémica que generó en los últimos días, se había resignado y había dado un inevitable paso al costo. Lo hizo porque no había logrado el consenso que requería para quedarse con la presidencia.
Ante el cambió en la decisión de los diputados del PRO, Rubeo pidió un cuarto intermedio para analizar la situación.
Pudo saberse que desde el gobierno nacional siguen con extrema peocupación el curso de los acontecimentos y que hasta habrían convocado a los 28 legisladores a Buenos Aires para destrabar la cuestión si no se resuelve en las próximas horas.
La Capital
0