La Dictadura en Cañada de Gómez


Este 24 de marzo conmemoraremos otro aniversario del golpe de estado cívico-militar ocurrido en 1976.
Y en Cañada de Gómez también se vivió...


Ese día un grupo de militares asesinos tomaron el poder junto a muchos civiles para llevar a cabo el plan de exterminio más sangriento y cruel de la historia argentina.
Este genocidio sólo comparable con la Campaña del Desierto de Julio A. Roca o la Guerra del Paraguay con Bartolomé Mitre, ocurrió hace apenas 36 años en todos los rincones de nuestra querida patria.
Cuando decimos todos los rincones, tampoco queremos olvidar lo ocurrido en Cañada de Gómez.
Ese proyecto liberal, que asesinó y torturó a miles y miles de argentinos también lo sufrieron los cañadenses.
Hasta cuando vamos a negar que a Fanny Giordano encontrada en un descampado de Armstrong con más 50 balazos fue entregada y asesinada por cañadenses.
Hasta cuando vamos a negar que profesores delataban a alumnos que tenían pensamientos nacionales y populares muy diferentes a lo que mandaban en el país.
Hasta cuando vamos a negar que civiles cañadenses participaron en los gobiernos de facto ocupando puestos claves como intendentes, secretarios, comisiones municipales o ministerios. Y usted, va a seguir creyendo que ellos no sabían nada de los que pasaba en el país cuando a pocas cuadras de sus casas mataron a una vecina, secuestraron a un amigo y desaparecieron compañeros de cursos?
O acaso se olvidaron que el Concejo Deliberante estaba cerrado y era utilizado para actividades culturales y reuniones de vecinales?
Hasta cuando vamos a olvidar de los atentados que sufrieron militantes cañadenses en sus casas.
Puede ser que los médicos de policía de una cabecera de departamento, como es Cañada de Gómez en Iriondo, hayan extendido certificados de defunción de presuntos NN por actos de lesa humanidad producidos en la región?
Puede ser que nunca se haya investigado la complicidad de importantes empresario de nuestra ciudad en la persecución ideológica de obreros cañadense y militantes sociales?
Puede ser que a pesar de la reapertura en el 2003 y la fuerte decisión política nacional de reabrir las causas e impulsar nuevas causas de lesa humanidad, no haya contenido ninguno de los tres casos de desaparición y el caso de asesinato???
Puede ser que no se haya investigado la ruta del dinero que financió a la dictadura, de ciertos empresario locales aportando cheques que fueron cobrados por militares involucrados en la represión????
Fue casual o accidental el incendio de todos los archivos municipales una semana antes de finalizar el mandato el último Intendente de la dictadura?????
O, lo que es peor, no condenamos la supuesta actuación de Moreno en la dictadura donde desde chofer de Galtieri hasta participar de los operativos de secuestros, este señor fue protagonista de lo peor ocurrido en el Batallón 121 de la Policía Militar con asiento en Rosario…
Cañadenses, despierten!!!!!!!
Tengamos memoria!!!!!!
Cómo puede ser que todos los fiscales del país, estén citando a uno por uno los protagonistas de esta historia para sentarse en el banquillo de los acusados y condenarlos y en Cañada de Gómez nadie haga algo.
Cañada, tiene cómplices civiles, personajes que no sólo entregaron a Fanny Giordano, entregaron a amigos, alumnos, a trabajadores por el sólo hecho de pensar distinto.
Las llamadas fuerzas vivas de la ciudad, se reunían y digitaban los destinos de la misma. Elegían los intendentes, manejaban la cultura, la música, las salidas en los boliches, el horario de los bares y clubes; y decidían que cañadense debía morir o vivir.
Por eso, este 24 de marzo, que es feriado para meditar y recordar ese día, respetando a las víctimas, a sus familiares, a sus amigos debemos nuevamente pedir Justicia, porque mientras cada uno de los que ayudaron a la dictadura sigan caminando tranquilo por la ciudad, es imposible pedir perdón y es imposible olvidar…
0