Perpetua y cárcel común a Díaz Bessone

El Tribunal Oral Federal Nº 2 (TOF2) de la ciudad de Rosario condenó ayer a prisión perpetua al ex comandante del Segundo Cuerpo del Ejército durante la última dictadura cívico militar, Ramón Genaro Díaz Bessone, por los delitos de homicidio calificado por alevosía, privación ilegítima de la libertad y tormentos aplicados contra presos políticos.


Además, el tribunal condenó a prisión perpetua al ex oficial de la policía José Rubén Lo Fiego, mientras que estableció penas de 25, 12 y diez años de cárcel común para otros tres policías acusados de delitos de lesa humanidad y dictó la absolución del civil Ricardo Miguel Chomicky, señalado como cómplice de la represión ilegal.
El TOF 2, integrado por Otmar Paulucci, Beatriz Cavallero y Jorge Venegas Echagüe, resolvió que las penas sean cumplidas con detención efectiva y en “cárceles comunes del Servicio Penitenciario”.
En el caso de Díaz Bessone, que fue hallado autor de 13 homicidios y decenas de privaciones ilegales de la libertad, aplicación de tormentos y asociación ilícita, el TOF 2 resolvió que la prisión se hará efectiva “previo análisis de salud” del militar retirado, el único que no estuvo en la sala de audiencias.
“Para nosotras, para 36 años de lucha, 30 mil desaparecidos, miles de asesinatos y torturados, me parece que merecían otra cosa”, dijo tras la lectura de la sentencia Elsa “Chiche” Massa, integrante de Madres de la Plaza 25 de Mayo de Rosario.
“Yo de leyes no entiendo mucho, yo sé que mi hijo falta desde hace 36 años y que lo estoy buscando más de lo que estuvo conmigo”, agregó.
Si bien las penas solicitadas para algunos de los imputados eran mayores, tanto los querellantes como los testigos y sobrevivientes coincidieron en celebrar que “hubo condenas” y que “se realizaron en democracia”.
En tanto, el Tribunal Oral Federal 2 (TOF2) de Córdoba condenó ayer a prisión perpetua a los ex integrantes del Comando Radioeléctrico de la policía provincial por el fusilamiento de tres militantes de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) en 1976.
La condena recayó sobre los ex policías Pedro Nolasco Bustos (58), José Olivieri (67) y Jorge Woroná (65), al encontrarlos culpables del asesinato de los jóvenes militantes de la JUP, Carlos Delfín Oliva, Ana María Villanueva y Jorge Diez, ocurrido el 2 de junio de 1976.
En el fallo, el tribunal integrado por los jueces, Carlos Lascano, José María Pérez Villalobo y Fabían Asis condenó a los ex policías al considerarlos “coautores por dominio funcional del hecho, penalmente responsables” de los delitos de “privación ilegítima de la libertad agravada” y “homicidio calificado por alevosía”.
En su pronunciamiento, el TOF 2 impuso a Nolasco Bustos, Olivieri y Woroná la pena de “prisión perpetua e inhabilitación perpetua absoluta”.
En cuando a Nolasco Bustos y Woroná, el tribunal dispuso el “inmediato alojamiento en una unidad carcelaria del Servicio Penitenciario de Córdoba”, en tanto que Olivieri cumplirá la condena con el régimen de prisión domiciliaria que le fuera concedida con anterioridad por razones de salud. 
Tiempo Argentino
0