Barañao afirmó que la ciencia y la tecnología constituyen "un componente central" del modelo


El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, aseguró que ciencia y tecnología constituyen "un componente central" del modelo iniciado en el 2003, y destacó su gran impacto transformador y de inclusión.

"Basar la economía en el conocimiento mejora la distribución de la riqueza. Profundizar la vinculación de la economía con el conocimiento es la manera más democrática de llegar a una sociedad más justa", aseveró esta mañana Barañao al exponer los logros y desafíos de su gestión en la Cámara de Diputados.
Allí, el ministro participó como invitado de una reunión de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara baja, que se desarrolló en el Edificio Anexo, encabezada por la titular de ese cuerpo asesor, Graciela Giannettasio, con la participación del  del presidente de la Cámara, Julián Domínguez, y del jefe de la bancada oficialista, Agustín Rossi.
"Tenemos el compromiso de ser parte de este modelo y, desde allí, no apoyar a los científicos sino apoyarnos en los científicos para lograr el desarrollo del país. La ciencia y la tecnología son un elmento central de un cambio de modelo", aseveró Barañao en su exposición, en la que también postuló la necesidad de que la ciencia y la tecnología sean el "motor del desarrollo".
De hecho, sostuvo que, en este esquema el objetivo es "acoplar la generación de conocimiento a la generación de riqueza" y remarcó la importancia de avanzar la "reconstrucción del sistema científico y tecnológico" que -indicó- "comenzó en el 2003", con la presidencia de Néstor Kirchner.
En ese marco, sostuvo que "hay que repensar la universidad" y explicó que el lanzamiento del Canal TEC-Tecnópolis TV persigue el objetivo de "promover este cambio de paradigma" en la relación entre economía, y ciencia y tecnología.
El canal, producido conjuntamente por los ministerios de Ciencia y Tecnología y Educación y la Unidad Ejecutora Bicentenario, se emite desde ayer por señal digital abierta hacia América Latina, con un contenido orientado especialmente a los jóvenes cuyo objetivo es generar nuevas vocaciones científicas, afirmaron los responsables del canal.
Para el ministro, la intervención del Estado resulta crucial para que "el fruto de la inversión llegue al ciudadano, y remarcó la importancia de la conformación de consorcios público-privados en los que el Estado sea "gerenciador de nuevas cadenas productivas".
Por otro lado, Barañao consignó que una de las líneas de trabajo de su ministerio apunta a "empezar a trabajar con los municipios" para conformar allí "polos tecnológicos" locales, con el fin de crear "condiciones que promuevan el ascenso social de manera efectiva".
A su vez, a nivel parlamentario, el ministro resaltó la importancia de que sea tratado en el Congreso un proyecto que busca incorporar al personal de apoyo del CONICET (técnicos profesionales) en el mismo régimen jubilatorio que los investigadores.
También, pidió que la Cámara de Diputados avance en el tratamiento de la Ley de Mecenazgo, que ya cuenta con media sanción del Senado, para fomentar las donaciones en el campo de la ciencia y la tecnología.
A su vez, Barañao destacó la necesidad de "corregir el desbalance que existe en la inversión pública y privada en el desarrollo", y de reformular "beneficios fiscales" para que sean "distribuidos en todo el país" y no focalizados en una provincia o una región exclusivamente.
Telam
0