El dólar y los que intentan generar pánico