El odio de algunos cañadenses no tiene límites. Destruyeron la Ermita de la Virgen en la presa del Arroyo


El pasado 22 de noviembre, al recordarse una aniversario más de la trágica inundación se colocó una ermita de la Virgen del Rosario de San Nicolás en la presa del arroyo Cañada de Gómez, una forma de sentirnos protegido por el manto de nuestra madre celestial.
A poco más de un mes de esa fecha, un grupo de inadpatados, de personajes que odian a su ciudad y que no respetan la creencia de miles y miles de cañadenses han destruído la imagen de la Virgen y su ermita.
Estos hechos hacen que sumemos más fuerzas para seguir trabajando por el bien de nuestra ciudad, no podemos entregarnos ante los dueños del odio y la postergación.

Desde el Municipio se ordenó el reemplazo inmediato de la misma y se realizó la denuncia policial correspondiente. 
“Causa mucha tristeza que no sepamos valorar el patrimonio de los cañadenses y no se tenga afecto por la imagen de la Virgen. Ya se autorizó el reemplazo inmediato, y estamos evaluando alguna alternativa para que no vuelva a suceder”, expresó la intendenta.