Los museos deben llevar su mensaje a todos los vecinos


Nota publicada hoy en Estrella de la Mañana...

Desde hace unos años cuando me tocó comenzar a trabajar en la museología desde el municipio, se evalúo la posibilidad de una apertura hacia la sociedad de lo que la gente veía de los museos.
Durante mucho tiempo se pensaba que un museo era como un cementerio ordenado de cosas y hechos que ocurrieron en un tiempo y espacio determinado. Posteriormente, se pensó en ubicar el muchísimo material en una cronología histórica, muy bien acomodada y seleccionada, con un visitante que ingresa, camina, observa y se marcha sin un mensaje.
Hoy, la cosa cambió y para bien, y para eso debemos destacar la última visita del Arquitecto Gustavo Fernetti a la ciudad donde disertó sobre la museología en el Museo de Arte Cañadense y nos  comentó acerca de este nuevo rol de los museos en la sociedad.
“Se pueden tener vitrinas y objetos, pero no trabajamos de manera convencional. Si nos quedáramos en eso se agotaría rápidamente y no tendríamos posibilidades ni económicas ni espaciales para mantenerlo. Hoy la idea es poner el objeto en el medio, en un momento sacarlo y que las personas empiecen a hablar de manera circular”, explica Fernetti. “Que la gente empiece a contar y a traer sus objetos para contar sus historias. El resultado es un museo conceptualmente invertido en el cuál los objetos no rodean al visitante, transmitiendo el discurso autoritario de  la institución, sino que el visitante rodea al objeto, elaborando los saberes propios a partir de él y de la interacción con los demás participantes.”
Hacia ese camino conduce hoy la gestión de Stella Clérici en los museos locales, donde sobretodo las escuelas participen y se nutran del material histórico que se encuentra en el Museo Histórico Municipal realizando visitas guiadas en el mismo, visitando las escuelas rurales y comenzando un ciclo de historias barriales donde los vecinos vuelquen sus anécdotas, mediante el archivo de voces, y de esa manera acrecentar el acervo del mismo. Otra manera de participación en los museos, fue la creación del MAC, donde los artistas cañadenses tienen su espacio de exposición y desarrollo artístico. Durante este último año en curso, se superó ampliamente el centenar de creadores que participaron en las muestras realizadas en el Museo de Arte.

De esta manera, hoy los vecinos se sienten parte de ellos, se llevan un mensaje al visitarlos y tienen la certeza que al volver se sorprenderán con algo nuevo.
0