Los intendentes de Cañada... Raimundo Albertengo

Raimundo Albertengo, intendente municipal 1946-1948
Así como dijimos que en 1943 aparece en escena una de las familias de mayor peso político de la ciudad con la llegada de Abel Romegialli a la intendencia, lo mismo debemos repetir con la asunción de Raimundo Albertengo como intendente municipal en 1946; quién era hijo de Alfredo, un histórico militante de la Liga del Sur y posteriormente del Partido Demócrata Progresista. Preciso es citar lo que expresó el periódico La Nota el día del fallecimiento de Alfredo Albertengo ocurrido en diciembre del ´45 donde expresa, “hombre de carácter y conducta recta, no era fácil para entregar sus afectos y no sabía del mentido disimulo de la amistad fingida (…), era como una mano abierta, tendida en el gesto cordial y sincero de apretón que no se miente; provisor de la solidaridad y de la cooperación en el trance difícil o desventurado del amigo.”

Siguiendo los pasos de su padre Raimundo se propuso dedicarse a la tarea política, entre los cargos que ocupó Albertengo en la década del cuarenta y cincuenta podemos decir que fue interventor de la Comuna de Bustinza, intendente de la Municipalidad de Cañada de Gómez y Secretario de Agricultura, Ganadería e Industria de la provincia de Santa Fe. Además de ser fundador y presidente de Cooperativas, entre ellas la “Mixta”; fundador y vicepresidente de la Sociedad Rural de Cañada de Gómez.(1)

Al asumir Albertengo la intendencia fue su secretario Leopoldo Camilo Audano hasta marzo de 1948 y posteriormente fue reemplazado por Mario Maero. Recordemos que el Partido Laborista tenía dos amplias fracciones; una de ellas encabezada por el senador provincial Abel Romegialli quién pudo designar al Dr. Ángel F. Robledo como Jefe Policial del Departamento Iriondo y al ya citado Intendente Municipal y por el otro sector estaba el grupo liderado por el diputado nacional Alcides Cuminetti y el diputado provincial Juan Perero quiénes pretendían ubicar como jefe comunal a Pedro Pérez.

Siguiendo las políticas impulsadas por el presidente Juan Domingo Perón, durante esta gestión se forma el Sindicato del Personal Municipal decretando la inmovilidad de los empleados y obreros municipales, siendo Carlos Yonson el primer trabajador que esté a cargo de dicha institución; se impulsa la creación de la Escuela y Banda Infantil Municipal, bajo la dirección de Vicente Beltrán, también se pone en marcha la Escuela Municipal de Teatro; se brindó una destacada colaboración con IV Censo General de la Nación; se creó la Oficina de Tránsito estando Enrique Ciliberto al frente de la misma; se propuso la instalación de ferias francas para combatir la escasez y carestía de artículos de primera necesidad; se solicitó ayuda al presidente del Banco Hipotecario Víctor Alloisio y al secretario de Bienestar Social de la provincia Raúl Mendé una ayuda para la construcción de 500 viviendas; se abrieron calles hacia el oeste de Independencia y entre otras cosas bajo el número 122 se decretó las normas de disciplina de los empleados municipales donde entre muchos artículos se puede destacar que los agentes debían prestar una adecuada atención, obediencia a los superiores y buena conducta como así también se prohibía ejercer actividades o profesar públicamente ideologías contrarias al orden público o las instituciones políticas de la Nación y comentarios calumniosos.

Durante la gestión de Raimundo Albertengo se conmemoró el 25º aniversario de la declaratoria de ciudad, estuvieron presentes todas las figuras de la política local y provincial, encabezadas por el gobernador Waldino Suárez. En dicho acto se inauguró un monolito en la plaza San Martín donde se recordaban las figuras de los ex intendentes y ex concejales cañadenses y a la calle Chañares se le cambió su nombre por el actual 7 de Octubre. Entre los hechos políticos destacados de ese período en julio de 1947, por calle Félix Pagani frente al comité Radical, hablaron en un acto público los diputados nacionales Ricardo Balbín, Arturo Frondizzi y Luis Mac Kay y los dirigentes Crisólogo Larralde, Alejandro Gómez y Héctor Ardigó. Tiempo antes el Centro Comercial, Industrial y Rural escrituró un terreno adquirido el 15 de mayo de ese año, situado en San Martín e Ituzaingó donde hoy se encuentra la Terminal de Ómnibus.

En abril de 1948 se constituye el nuevo Concejo Deliberante integrado por Francisco Antonucci, Carlos Frías, Bruno Carbonari, Renzo Rosso y Roberto Ramacciotti siendo éste último el presidente del cuerpo legislativo. El 4 de junio del mismo año Raimundo Albertengo presentó el pedido de licencia al cargo renunciando finalmente unos días después, mientras tanto Ramacciotti ocupó interinamente la jefatura comunal hasta el 26 de julio de 1948 cuando Pablo Torres asume la intendencia local.


[1] Cañada de Gómez, hoy. Vicente Leoni, año 1963; página 179