HACE 20 AÑOS EL FUEYE LLORABA A UNO DE SUS MAESTROS


El 24 de septiembre de este año se cumple el 20º aniversario del fallecimiento de Roberto Bustamante, uno de los mayores exponentes del tango nacional. Recordemos que Bustamante nació en Cañada de Gómez el 16 de noviembre de 1939 y desde muy joven el músico demostró un gran interés por las nuevas tendencias de la música ciudadana.


Entre las orquestas que integró en su juvenil etapa podemos citar a la típica Andi de la ciudad de Carcarañá, compartiendo escenario con otros dos bandoneonistas cañadenses como fueron Antonio de Almedia y Miguel Varvello. Este último brillando actualmente por los escenarios del mundo. Pero sin lugar a dudas su explosión artística fue con  el Trío Moderno de Tango, excepcional conjunto que compartió con Walter Olmedo y Alfredo Montoya, obteniendo en 1970 el Gardel de Oro en la localidad cordobesa de La Falda.

Posteriormente se radicó en Rosario donde fundó el grupo Tri-Tango junto a Raúl y Norberto Nofri donde brillaron en los escenarios rosarinos, obteniendo la admiración del mundo tanguero. En 1972 ofrecieron un recital en el auditorio de Radio Nacional Rosario, cuya obra se tituló “Cuatro Amigos y el Tango”. Fue un apasionado de Astor Piazzolla, pero siempre tuvo una buena predisposición para brindar acompañamiento musical a cantantes de la talla de Cacho Castaña, Enrique Dumas, Néstor Fabián, María Garay, Guillermo Fernández, Gaby Estrada, Carla Ibáñez y Ricardo Paladillo. En 1992, Fernando Ciraolo, entonces director de la Orquesta de Cámara Municipal de Rosario, lo convocó para que participe como solista junto a la agrupación en una seria de actuaciones que tenía previsto realizar en tributo a Piazzolla, siendo una de las más destacadas la ofrecida en el Salón Dorado del Teatro Colón. Un par de años después, junto a la Orquesta Provincial de Rosario participó en varios conciertos donde aún hoy los rosarinos recuerdan el cierre de temporada en el Patio Cívico del Monumento a la Bandera, donde Bustamante brilló en la ejecución de “La muerte del ángel” de Astor Piazzolla. Junto al Tri Tango volvió en una actuación en la Fundación Astengo, donde Rubén Molino con su contrabajo había reemplazado al desaparecido Norberto Nofri, allí presentaron “Somos tango” un espectáculo en el cuál participaron los bailarines Juan Carlos Copes y María Nieves junto a los cantantes Raúl Lavie y María Lanese. Uno de sus últimos grupos fue el que conformó con jóvenes de renombre en la noche tanguera, así fue que armó el Cuarteto Roberto Bustamante con José Ferrer en guitarra, José Gómez en contrabajo y Javier Martínez Lo Ré en piano. Su última aparición fue junto a Fito Paéz, en una serie de recitales donde el rockero rosarino presentaba “Circo Beat”.

El domingo 24 de setiembre de 1995, a los 56 años fallecía en la localidad de Rosario después de una larga y dolorosa enfermedad. Al día siguiente La Capital de Rosario tituló en su crónica “Murió Roberto Bustamante, músico dúctil y sensible”; Estrella de la Mañana en su portada decía “Roberto Bustamante, la muerte de un grande” y el 29 de setiembre La Capital de Rosario describió como fue el adiós... “Una atmósfera de pena sincera, que parecía estar acompañada por los lamentos de un fueye que perdió a su dueño, envolvió ayer la inhumación de los restos del maestro Roberto Bustamante. Músico querido, que trascendió el ámbito local, Bustamante recibió un homenaje elocuente y sentido de parte de quiénes conocieron sus atributos de gran persona y sus ponderadas cualidades musicales.”

Bibliografías:
La Capital de Rosario, 25 y 29 de setiembre de 1995.
Estrella de la mañana, 26 de setiembre de 1995
Archivos del Museo Histórico Municipal “Elías Bertola”.

Foto del archivo del Museo Histórico Municipal “Elías Bertola”.