ELIAS BERTÓLA, PIONERO DE LA HISTORIA LOCAL Y LA FUENTE DE INSPIRACIÓN DE TODOS

El próximo 10 de febrero se conmemorará el 90º aniversario del fallecimiento de Elías Bertola, quién fuera pionero del periodismo local y regional, además de ser el autor de nuestro primer libro de historia cañadense titulado “Apuntes Históricos de Cañada de Gómez” editado por primera vez en 1923 y reeditado en 2013 con motivo de sus primeros 90 años. Un trabajo que fue reproducido por la totalidad de los historiadores locales y que si no hubiese sido por Bertola, todavía estarían preguntando e indagando por el origen cañadense. Su origen era italiano, su ciudad natal hasta ahora desconocida, como así también el año de su nacimiento aunque en el Periódico Local Tribuna, al publicar su fallecimiento decía que contaba con más de 80 años, lo que nos hace presumir que su madre lo habría dado a luz allá por la década del cuarenta en el Siglo XIX. También suponemos que llegó a nuestra ciudad junto a la ola inmigratoria del aquel país que se iba construyendo con la llegada de millones de “gringos” de todas partes del mundo. Hasta su apellido nos deja dudas ya que el mismo don Elías solía firmar como Bertola o Bertóla.

A pesar de esas dudas la vida de Elías no pasó desapercibida en las jornadas pueblerina cañadense. Como para no olvidar sus orígenes fue socio de la Sociedad Italiana Unione e Benevolenza y en ella fue protagonista de la primera división que sufre la colectividad, ocurrida en septiembre de 1891. Fue así, que junto a un grupo de “tanos” decidieron formar la “Unione Colonia Italiana”, donde Elías Bertola fue su primer presidente acompañado por Bautista Nìcoli, José Cerini, Ruggero M. Carenzio, Alfredo Frandino, Nicolás Martelli, Francisco Lenti, Esteban Giordano, Francisco Garrone, Francisco Avalis, Juan Baudino, Alberto Giacchello, Juan Malberti, Cipriano Iermoli, Enrique Manzotti, Antonio Marnoni, Juan Pelarin y Ambrosio Frangi. Entre sus primeras tareas fue la de redactar un periódico en italiano con la denominación de la institución. Tiempo después la “Unione Colonia Italiana” adquirió unos lotes de terreno levantando un salón de dos plantas, en la esquina de Pacífico, hoy Yrigoyen, y Ballesteros. Lamentablemente el temporal del 8 de noviembre de 1900 destruyó el edificio social salvándose tan solo en medio de las ruinas las Banderas Italiana y Argentina por lo que en 1901 la sociedad dejó de existir, reingresando más tarde muchos de sus socios y directivos a la vieja Sociedad Italiana “Unione e Benevolenza”.

Pero no fue esa la única participación en las primeras organizaciones cañadenses de Bertola, en 1892 integró la Comisión que se propuso juntar fondos para la construcción del Hospital de Caridad. También por esos años era miembro de la Comisión Comunal presidida por Melitón Gómez, quién había asumido un par de años antes. Durante su gestión en la Comuna ocurrió la Revolución Radical de 1893. Siendo su último cargo público el de Juez de Paz entre los años 1905 y 1906. Es preciso recordar que en 1891 fue directivo de la Sociedad de Fomento Musical una de las pioneras instituciones musicales de la ciudad. En 1907 fue el editor de un periódico llamado Guía de Informaciones, que en palabras de él comenzó con avisos de publicidad y acabó con escritos destacados. Inclusive en algunos de sus números pudo apreciarse algunos adelantos de lo que fueron sus Apuntes históricos. Cuando se realizó la Exposición de Turín en 1911, fue designado por la Sociedad Italiana para representarla en la misma, junto a él tuvieron ese privilegio Camilo Varni, Bautista Nicoli, Antonio Aires, Antenor Beltrame, Juan Bima y Orestes Bogetti y entre todos integraron el Sub Comité Italiano quienes volvieron al país con un diploma de honor. Finalmente otras de las tareas realizadas por Elías Bertola fue la cartografía, de sus manos salieron los primeros planos del Departamento Belgrano, Iriondo y distritos como el nuestro, el de Bustinza, Correa, Totoras, San Genaro, Centeno, El Trébol, Carcarañá, Casilda, Arequito, San José de la Esquina y hasta en la provincia de Córdoba también con sus mapas, como en Cruz Alta, Espinillos y Marcos Juárez.

Nemesio Valbuena, el 7 de octubre de 1960 en el Concejo Deliberante dio una disertación de los origenes de la ciudad, en él recordó muy emocionadamente a ese hombre con el que compartía sus horas en la “Fonda del Águila” que estaba ubicada en San Martín y Ocampo donde posteriormente el Colegio Nacional Florentino Ameghino tuvo sus aulas. En sus palabras lo describió como un “hombre excepcional, su afabilidad y su buen humor, que por cierto campea en su libro, no obstante las vicisitudes de aquellos sus últimos años, hicieron siempre agradable su compañía”. También recordó el trabajo de Bertola, “su labor de comisionista, rematador y un tanto procurador para ganar el sustento corporal, la alternaba con la que alimentaba su espíritu, su afición literaria y periodística, ingrata en aquellos tiempos como en estos, pero que siempre fue para los que escriben el palpitar de los pueblos, las crónicas son historia, señales en el camino de los que hayan de seguir su curso.” 

Sus últimos años vivió en la extrema pobreza, durmiendo en una propiedad que tenía el municipio donde hoy se encuentra el Juzgado de Faltas, olvidado de aquellos que disfrutaron de su obra y sin familiares cercanos. Quizás de tristeza, quizás de soledad, enfermó gravemente cuando comenzaba el mes de febrero de 1926. El día 10, en el Sanatorio Italiano de Rosario falleció el primer historiador de Cañada de Gómez, “fuente en la que hemos abrevado, y abrevarán los que vengan, todos los que hemos hablado o hayan de hablar de los primeros años de vida de nuestro pueblo”[1]. En el año 2014 la Intendente Municipal Dra. Stella Clérici decidió que nuestro Museo Municipal lleve su nombre, años atrás una pequeña calle de la zona Este lo recuerda y desde 1981 hasta 2013 una de las salas del antiguo Museo llevaba su nombre. Pero seguramente la mejor manera de recordarlo, es con sus obras y no olvidar jamás, que como decía don Nemesio, fue la fuente de los historiadores de antes, los de ahora y los del mañana... 


[1] Nemesio Valbuena, Concejo Municipal, 7 de octubre de 1960.           



0