CAÑADA LE DICE BASTA AL TARIFAZO



Este jueves 14 de julio, en Plaza de las Colectividades y posteriormente en varias zonas céntricas de la ciudad, se realizó el primer cacerolazo en contra de las medidas tomadas por el Gobierno Nacional. Más de un centenar de cañadenses, acompañados de dirigentes de todo el arco opositor al PRO, miembros del gabinete municipal y los concejales del Partido Justicialista estuvieron presentes en este acto que representa el de mayor convocatoria desde aquel lock out patronal organizado por los chacareros en 2008.  La sensación que se veía en la gente era de cansancio, de amargura y de temor a perder lo poco o mucho logrado en estos doce años. Algunos de los empresarios que se acercaron manifestaron su preocupación porque al llegar los aumentos de los servicios como luz, agua y gas, ven peligrar el funcionamiento de su empresa. Inclusive, se maneja la posibilidad de acortar las horas de trabajos porque no podrán pagar la luz o el gas el próximo mes, sumado a la considerable baja del consumo por parte de los ciudadanos en muchos comercios céntricos.


AUSENCIAS

No nos sorprende para nada la ausencia de los concejales del extinto partido radical, o socio minoritario del PRO, o novio infiel del Socialismo. El bloque encabezado por Matías Chale y el Senador Suplente Fernando Mauroni, fiel a su estilo de jugar a dos puntas, no participó de la marcha ni tampoco envío su apoyo al grupo de vecinos que organizó el cacerolazo. Recordemos que el Senador Rasetto, hoy allegado al Macrismo, apoyó la suba de tarifas en la provincia y en la Nación. En reuniones mantenidas con Marcos Peña, Jefe de Gabinete, Rasetto le manifestó su total apoyo incondicional al ajuste que viene haciendo el presidente Macrì.

APOYO POLÍTICO

A pesar de que fue organizado por el Frente Ciudadano de nuestra ciudad, estuvieron presentes distintos dirigentes del Justicialismo, del Socialismo, del Movimiento Alfonsinista, del PC, de Nuevo Encuentro y dirigentes gremiales de Amsafe. Los comunicados de prensa, que a las primeras horas del día jueves circulaban por la redes manifestaban el rechazo al tarifazo llevado adelante por Maurizio Macrì. El primero en aparecer fue el firmado por Marcelo Cogno, Secretario Gral. del PJ Iriondo, donde expresa que “desde hace siete meses vemos con preocupación como desde el Gobierno Nacional se ha aumentado en forma catastrófica las tarifas de servicios como la luz, el gas y el agua; afectando de manera considerable derechos fundamentales para el desarrollo de la vida humana. Señor Presidente, somos respetuosos de la decisión popular, pero necesitamos que nos escuche. No debe el pueblo pagar las malas decisiones de su gobierno. Usted debe gobernar para todos, no solamente para los grandes grupos económicos o empresas multinacionales. Acá hay millones de trabajadores y de jubilados, que esperamos que recapacite.  Desde nuestro departamento, decimos basta. Basta de sacarle la comida a los argentinos, basta de ajustar siempre en contra de los humildes y de los trabajadores, basta de esta persecución ideológica en la cual nos vemos afectados quiénes pensamos distinto a usted, basta de darle amplios y dudosos beneficios a empresas multinacionales que viene a devastar nuestro país. Queremos ser libres, queremos seguir trabajando, queremos salarios dignos, queremos ser felices en nuestra tierra, en nuestro país, en ese país que tanto nos costó construir.”

Por su parte el bloque de concejales del Frente Justicialista para la Victoria del Concejo Municipal de la ciudad de Cañada de Gómez manifestó “su rechazo total a los tarifazos dispuestos por el Gobierno Nacional, y que afectaron el precio del gas natural, como así también de la electricidad por parte de la Empresa Provincia de la Energía y del agua potable y cloacas por parte de Aguas Santafesinas SA, con porcentajes exorbitantes que afectaron a los bolsillos de miles de hogares y de pequeños y medianas empresas cañadenses, santafesinas y argentinas, que hoy ven peligrar su existencia. Este tipo de medidas han producido un evidente deterioro del ingreso de las familias, conculcando los derechos fundamentales al acceso a un mínimo y humano nivel de vida para todos los habitantes. En tal sentido, desde el bloque de concejales del Frente Justicialista para la Victoria, apoyamos las gestiones hechas por la Intendente Municipal Dra. Stella Clérici, quien presentó ante la Delegación Rosario de la Defensoría del Pueblo de la Nación, un reclamo ante el ombudsman para generar un recurso de amparo que frene los incrementos en las facturas de gas natural. Sostenemos que la misma se fundamenta en la no realización de la audiencia pública correspondiente al aumento de todo servicio público, como así también en la falta de políticas en defensa del consumidor y las fuentes de trabajo, que tenga en cuenta el nivel de vida y el trabajo de los argentinos.” Por su parte, Juan Carlos Tocalli como Secretario Gral. del PJ Cañada de Gómez y Guillermo Virgili, Secretario de Prensa del mismo, dejaron bien en claro que “el Partido Justicialista de la ciudad de Cañada de Gómez, en representación de las banderas históricas del peronismo, fundamentalmente la justicia social y los derechos de los trabajadores, reclama ante las autoridades nacionales, la revisión y vuelta atrás de las medidas tomadas, ya apoya toda medida administrativa, legal y de protesta social pacífica, en defensa de los derechos vulnerados de los ciudadanos en resguardo de sus ingresos y su fuente laboral, que tenga como objetivo la defensa de la dignidad, del nivel de vida de los hogares argentinos, como así también la supervivencia de las fuentes de trabajo en las industrias y en los comercios de todo la República Argentina.”

Para finalizar, es preocupante leer en las redes sociales, como algunos cañadenses, muchos de ellos (no tanto porque fueron 20 personas ese día) concurrentes en las marchas contra CFK, vieron con alegría y satisfacción la vuelta al ruedo público de genocidas y golpistas que desfilaron el pasado 9 de julio en los pobrísimos y tristes festejos que realizó el Gobierno Nacional por el Bicentenario de la Independencia. Digo que realmente es preocupante, porque dichas manifestaciones vienen de personas que vivieron las épocas de plomo en el país, algunas de ellas familiares y amigos de cómplices en el gobierno local de la dictadura, que sabiendo de las terribles pérdidas humanas y económicas que nos dejó la dictadura y su política neoliberal, caída en desgracia en el 2003, sigan después de 40 años, alentando el odio y agrandando la grieta que ellos mismos inventaron.  Este 14 de julio será el primero de muchos cacerolazos, y seguirán existiendo hasta tanto no se termine con esta política que está destruyendo a la clase media, a los trabajadores, a los docentes, a los alumnos, a los jubilados, a las empresa, a los comercios, a todos los que día a día trabajamos para llevar nuestra comida a casa y no vivimos de renta ni mucho menos de alguna cosecha que heredamos de algún padre, madre o tío.


Si Macrì no recapacita, si la oposición no empieza a trabajar seriamente, si algunos gremios dejan de mirar para un costado. Vamos camino, no sólo a repetirse lo del 2001, sino a un estallido social donde nos enfrentaron entre hermanos, a causa de un gobierno que todavía no se enteró que es gobierno. O peor, es el CEO de varias multinacionales.