UN AÑO DE MACRI, 40 AÑOS ATRÁS EL PAÍS.


Usted se preguntará que quiere decir este título. Es lo que lee. Un año de gestión del presidente Mauricio Macri, logró que Argentina estuviera en marzo de 1976 con la puesta en marcha del plan económico más salvaje que hemos tenido en nuestra historia. Entre aquel Videla y Martínez de Hoz, al actual Macri y sus socios hay tan sólo una sola diferencia, aquellos entraron por la vía del autoritarismo y el golpe de estado; mientras que estos últimos fueron elegidos democráticamente. Ambos, son hijos directos del plan que lleva a cabo el Gran Imperio Capitalista del Norte.


Desde que asumió Mauricio Macri se inició una campaña en contra de los gobiernos populares, sólo visto en las dictaduras de Uriburu, Aramburu, Onganía y Videla. Cómo loros barranqueros, repiten desde las redes sociales y medios que se les aparezcan, desde los grandes empresarios hasta sus empleados oportunistas, se golpean el pecho diciendo, esto es culpa de los 70 años de peronismo. Ahora quiero demostrarles a ustedes, una vez más, como esta gente miente sin descaro y sin pudor a toda la sociedad. Desde que se instauró el sistema presidencialista en Argentina hasta ahora, han pasado 190 años, y 89 de ellos gobernaron personajes ideológicamente parecidos a Macri, como el Partido Autonomista Nacional con Sarmiento, Avellaneda, Roca y Compañía, sumando a los gobiernos militares, que desde 1930 en adelante los desplazados por el radicalismo solamente obtuvieron el poder a través de los Golpes de Estados. El Radicalismo, en todas sus vertientes, gobernó algo más que 30 años y el peronismo superó por meses los 35. Entonces... Adonde están los 70 años de Peronismo???? Las verdades transformaciones nacionales y populares en beneficios de todos llevan más de 20 años, nunca fueron llevadas a cabo, en el ´30 derrocan a Yrigoyen; en el ´55 a Perón y el año pasado ganó Macri. Esta persecución, es una repetición de la del 55, cuando en aquel entonces se armaron las famosas comisiones investigadoras pero esta vez, los jueces, de un día a otro, se volvieron verdaderos paladines de la Justicia, cuando durante 12 años, salvo los bancados por Magnetto, se llamaron a silencio. Otro ejemplo más de la Justicia chupamedista que tenemos los argentinos, recordando aquella frase popular, Muerto el Rey Viva el Rey, a la que podemos decir, Afuera Cristina, Viva Mauricio!!!.

Ahora, en este año, no he visto a los republicanos cañadenses golpearse el pecho al ver actos supuestamente de corrupción similares o peores que los ocurridos con Cristina y Néstor. Todavía tengo en mis archivos, las palabras de quiénes realizaron el Cacerolazo, el 18 de febrero del 2015. En aquel informe que aún hoy pueden verlos en la página https://www.youtube.com/watch?v=LA5lD29hefw, al Concejal Chale, a los militantes del radicalismo, socialismo, PRO, ex presidente de la comisión de cultura en la dictadura y compañía, que decían entre otras cosas: “Esto se organizó horizontalmente y transparente”; “pidiendo un país basado en la Constitución; “perdimos a un héroe”; además de pedir más Libertad, más Justicia y una verdadera República. Pero, que les pasó??? Un año y medio después, a ninguno de ellos los vi marchar contra los tarifazos, contra los decretos mal sancionados por el presidente cuando nombró a miembros de la Corte Suprema de Justicia, por los vetos realizados por Macri, por los asesinatos de miles y miles de argentinos (según la visión de ellos Nismann es persona; el resto son muertos de la calle) y tampoco los vi marchando defendiendo las fuentes de trabajos de nuestras fábricas, entre ellas la de Vitrofin.

Este país, donde los supuestos intelectuales actúan como bananeros, y los verdaderos intelectuales son los políticamente incorrectos. Durante el año de presidencia de Macri, no protestaron de todo lo que Macri hizo igual o similar a Cristina. Los que protestaron por Delfina Rossi, no se quejaron de la mujer del Juez Ercolini como empleada en el Ministerio de Justicia, no se quejaron por los sobrinos e hijos de la Pato Bulrrich en Seguridad, no se quejaron de los negocios del Primo de Macri, el Sr. Calcaterra; no se quejaron que el hijo de Mario Barletta tenga un puesto a dedo en el Poder Judicial de la Provincia; no se quejaron de los bomberos muertos en una quema intencional de un depósito donde Macri tenía archivos privados; no se quejaron del robo del Senador Rasetto a través de una fundación fantasma; no se quejaron de que el PAMI recortó los servicios; no se quejaron que Macri le pagó a Clarín lo equivalente que Lázaro Báez ganó en el Kirchnerismo; no se quejaron del recorte educativo, del recorte en ciencia, etc, etc. Es muy difícil encontrar algo positivo a esta gestión, yo diría que no tuvo nada positivo para el pueblo, para ellos, si, todo fue a favor de ellos. Leyendo al Lic. Alberto Lettieri en su columna en la página www.cadenaba.com.ar, publicada el 24 de diciembre pasado, el historiador expresa que “salvo para una pequeña minoría para la que se ha gobernado sin pudor, la Argentina es hoy más pobre, más ordinaria y genera mayores incertidumbres respecto de su futuro. Las promesas electorales sólo se han cumplido en la medida en que beneficiaran a pequeños grupos concentrados: se quitaron las retenciones, se benefició a las empresas mineras, a las energéticas, y a la mayoría de las competidoras de las empresas estatales y de nuestras pymes. La apertura de las retenciones ha dado un golpe letal a la producción nacional, no sólo de manufacturas, sino también de frutas y verduras. El consumo ha caído de manera inédita, producto de la combinación entre alta inflación, devaluación monetaria y gravísimo retraso salarial. Mientras tanto, la Revolución de la Alegría fue cancelada, el impuesto al salario no fue derogado sino maquillado, y modificada su denominación, los prometidos créditos hipotecarios sólo están al alcance de la misma minoría privilegiada, que obtiene sus beneficios sin necesidad de transpirar. La timba financiera, como en el extenso período que va de 1976 a 2001, se ha convertido en la gran industria nacional. El que trabaja pierde. Difícil construir una sociedad, o reformarla, sobre pilares tan endebles.”


Ojala que cuando escriba para el anuario del próximo año, pueda expresar lo contrario. Que la economía arrancó, que el trabajo creció y que los argentinos crecimos. Pero lo dudo. El otro día un amigo me dijo, “El Poderoso a la larga o a la corta siempre triunfa, tumbaron a Dilma, ganaron en Argentina, no pueden con Venezuela pero irán por Bolivia y Ecuador”. Vivimos en una sociedad que en vez de estudiar consume información chatarra que El Poderoso quiere, en vez de ver la realidad actual, se emboban en la realidad virtual que El Poderoso te envía y a la hora de votar, hace lo que El Poderoso quiera que votes. Hoy Macri es servil al Poderoso, quizás mañana sea otro, pero siempre triunfa el que él quiere. Por eso, queridos argentinos, la verdadera Revolución de la Alegría esta en nosotros, en respetar la Constitución Nacional, sus normas y ser verdaderos soldados de nuestra patria, esa patria donde el otro sea parte de uno, dejando mezquindades de lado y teniendo como objetivo el trabajo, la unión y la hermandad de los argentinos.  Apostando a que nuestros docentes ganen un sueldo digno, a que todos seamos iguales ante la Justicia, que ningún argentino se quede sin salud gratuita y asegurando a nuestros hijos un país donde se sientan orgullosos de vivir. Feliz año 2017!!!!!