Historia Sanitaria de la Ciudad de Cañada de Gómez escrita por el Dr. Gerónimo Carlos Etchart. Parte 1

Mástil de la Plaza San Martin de Cañada de Gómez en el Día de las Américas.


Hoy comenzamos a compartir con ustedes otro documento importantísimo que vivió dormido durante más de tres décadas en los archivos del Museo Histórico Municipal, LA HISTORIA SANITARIA DE LA CIUDAD DE CAÑADA DE GOMEZ, escrita por el  Dr. Gerónimo Etchart en su  Tesis del  profesorado en la Cátedra de Higiene y Medicina Social de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Litoral en el año 1953.



PREFACIO

Estudiar integralmente una ciudad es ara un médico higienista, algo tan apasionante como debe serlo ara un clínico, intentar investigar la personalidad total de un semejante.

Porque, ese conglomerado humano tan complejo y heterogéneo en su estructura, y al mismo tiempo tan armónico funcionalmente que es la ciudad, no puede ser considerado como un ente estático, sin vida, sino como alguien con toda razón lo ha expresado, como “un ser viviente, en continua transformación, que piensa, siente y tiene expresión”.

Definir la ciudad recurriendo a la etimología (“Poli” griego y “Civitas” y “Urbs” romana) no nos ha parecido adecuado en nuestro caso: más nos agradó una muy simple: “Agrupación de familias bastante numerosa, con una organización determinada”. Encontramos en esta definición un sentido social: familia, célula primaria, ciudad, organismo funcional completo; es un símil casi biológico.

El estudio de una ciudad puede ser encarado desde muchos puntos de vista: Lujan estaría llena de posibilidades para un eclesiástico o un sincero devoto de su Virgen Patrona; Córdoba para un hombre de ciencia o un poeta; Buenos Aires ara un economista o un sociólogo.

Nosotros, desde nuestra posición de higienista, lo hemos hecho, al intentar el estudio de la nuestra, desde sus múltiples aspectos sanitarios, higiénicos y sociales. Hemos escudriñado con paciente y minuciosa atención todos sus problemas, aun los más simples, porque no debemos olvidar que cada ciudad tiene su anatomía, su fisiología, y aun, su patología; otra vez el símil nos lleva a lo biológico.

También tienen las ciudades su abolengo, que surge de su origen y de su historia. La nuestra lo exhibe tan humilde como significativo; surgió al conjuro del riel, el gran surco que abrió el camino del progreso a nuestro país. Fue su primer poblador un Jefe de Estación y su primera casa la Estación misma. Las ciudades pueden, además, exhibir sus pergaminos que a veces, son faros que iluminan la ruta del saber, de la ciencia y de la cultura; otras del comercio y de la industria; a menudo de la belleza y el ensueño. La nuestra puede presentarlos muy limpios y meritorios. Fue punta de lanza en la conquista del desierto, en ella se libró el último combate que sellara la unidad nacional, y es ahora factor muy importante en la riqueza agropecuaria nacional.

Hemos elegido “La Historia Sanitaria de Cañada de Gómez” como nuestra Tesis de profesorado, ara la Cátedra de Higiene y Medicina Social de la Facultad de Ciencias Médicas de Rosario, varias razones, que es necesario exponer:

En primer lugar, porque tenemos con la ciudad una deuda que intentamos solventar, ofreciéndole modestamente el fruto de nuestro trabajo. Ha sido en Cañada de Gómez donde, casi inesperadamente, se despertó en nosotros la vocación de la enseñanza. En su Colegio Nacional “Florentino Ameghino”, que hoy tenemos el honor de dirigir, aprendimos a enseñar y, fue tan grande atracción la de la docencia, que al cabo de los años, toda otra actividad la abandonamos por ella.

Además, iniciamos ese estudio recogiendo una feliz iniciativa del Profesor Albornoz, nuestro Maestro, quien a la vez, interesado por un trabajo del ilustre profesor americano Milton J. Rosenau, titulado “La inspección sanitaria como medio de instrucción en las escuelas medicas”, nos instó reiteradamente para que iniciáramos este tipo de estudios, probablemente por primera vez en nuestro medio.

Ha sido, sin duda, el nuestro un trabajo arduo ya que, siguiendo las directivas del Profesor Rosenau hemos querido hacerlo todo personalmente, desde la estimación del volumen de la población y la elaboración de todas las tasas demográficas, hasta el estudio de cada uno de sus problemas. Más sencillo hubiera sido, sin duda, recurrir a las informaciones oficiales ero hemos preferido que todas conclusiones que pueden surgir de este trabajo sean nuestras, lo que obliga a declarar, desde ahora, que asumimos la plena responsabilidad por cada una de ellas.

Claro está, que su realización hubiera  sido imposible si hubiéramos contado con la colaboración de los vecinos de Cañada de Gómez; pocos ha sido, y muy especialmente los antiguos, los que no fueron consultados una o muchas veces sobre alguno de los problemas de la ciudad, y su historia. Pero ha sido, fundamentalmente en las oficinas públicas y en las diversas instituciones e industrias, donde se nos facilitó nuestra búsqueda en forma tan gentil como provechosa.

Sería imposible citar a todos los que en una forma u otra han aportado su colaboración paciente al permitirnos obtener los informes deseados, pero queremos citar muy especialmente al Señor Jefe de Registro Civil, Don Horacio Abregú, en cuyas oficinas nos instalamos durante todas las vacaciones del año 1951-1952, poniendo a muestra disposición todo el valioso material demográfico de los últimos cincuenta años y su inapreciable asesoramiento.

El Señor Serafín E. Albizatti, Gerente local de Obras Sanitarias de la Nación, con singular competencia nos orientó en todo el capítulo de Ingeniería Sanitaria. Igualmente pudimos disponer de la colaboración de todas las oficinas municipales gracias a la gentileza del señor Intendente Don Celso Torres.

Al estudiar los problemas de Higiene y Medicina Industrial, obtuvimos en dos industrias locales un amplísimo asesoramiento; sin presentar reparos de ninguna naturaleza se nos permitió ver, indagar y estudiar cuanto problema nos interesó.

Los colegas médicos y odontólogos, especialmente los que actúan en Medicina escolar, nos proporcionaron muy interesante información. Lo mismo ocurrió en la Oficina local del Instituto Bromatológico.

Todos los gráficos fueron realizados con habilidad que me complazco en destacar, por el señor Silvano Silvani y las fotografías facilitadas por la Municipalidad o obtenidas especialmente por el señor Rodolfo E. Vadell y por mi hijo Juan Carlos Etchart.

La que elegimos como portada simbólica de nuestro trabajo fue obtenida por la Municipalidad en el Día de las Américas del año 1945.

Nos ha parecido singularmente feliz el hallazgo del motivo gráfico que aparece al frente de la portada.

La Bandera de la Patria flamea airosa en el mástil erigido en nuestra Plaza San Martín; el punto más alto construido por el hombre en Cañada de Gómez. Debajo de ella, las insignias de todos los países de América, como indicando que la Santidad no tiene límites geográficos.

Cañada de Gómez, marzo de 1953.



CAPTULO I:
Síntesis cronológica de Cañada de Gómez.
Situación geográfica. Topografía y geológica. Climatología.
Descripción de la ciudad y su distrito.
Síntesis histórica de la ciudad.
Un hecho histórico poco conocido: el combate de Cañada de Gómez.


SINTESIS CRONOLOGICA SANITARIA DE CAÑADA DE GOMEZ
1867.- Se instala el primer habitante Don Pedro Reün, Jefe de la Estación del Ferrocarril, el día 1º de agosto.
1870.- Se construye la primera casa de mampostería que se habilita en el mes de julio.
1871.- Se registra el primer nacimiento, el de Don Adolfo Schnack.
1871.- Se registra la primera defunción, de Don Pedro Reün, el primer poblador, que ocurre el 19 de setiembre.
1873.- Son designadas las primeras autoridades de la población, Juez de Paz, Don Cirilo Peralta y Comisario Don Miguel Alcacer.
1874.- El primer médico, Dr. Bruno Scharn se instala en el pueblo.
1874.- Es inaugurado el cementerio, construido en terrenos donados por uno de los primeros pobladores.
1883.- Por Ley de este año y, a partir del 1º de enero de 1884, es reconocido como Pueblo por el Gobierno de la Provincia.
1885.- En este año se instala el primer alumbrado público a kerosene.
1886.- A fines de este año y principios de 1887 se desarrolla la primera epidemia de Cólera Asiático.
1886.- Se crea una Comisión para ayudar a los enfermos afectados por el Cólera.
1890.- Es habilitado el Hospital “San José” como dependencia de la Comuna.
1894.- El Hospital “San José” pasa a depender de la Sociedad “Damas de Beneficencia”.
1894.- Se constituye la Sociedad “Damas de Beneficencia”.
1894.- A fines de este año y principios de 1895 se instala la segunda epidemia de Cólera Asiático.
1895.- El segundo Censo Nacional, asigna a Cañada de Gómez una población de 5.692 habitantes.
1902.- Es creado el primer equipo de limpieza para las calles.
1904.- Se instala en el pueblo el Patriarca de la medicina cañadense, Dr. Gonzalo Beresiartu.
1909.- Es implantado el alumbrado público a base de alcohol.
1912.- Se instala el primer alumbrado público a base de energía eléctrica.
1914.- El Tercer Censo Nacional, informa que Cañada de Gómez posee 15.892 habitantes.
1915.- Se implanta el riego de las calles.
1916.- Son instaladas ollas populares para la alimentación de los desocupados y menesterosos.
1918.- La población es azotada por la pandemia gripal.
1919.- Se instala un pequeño brote de Peste de Oriente.
1922.- Por Decreto del Poder Ejecutivo de la Provincia, Cañada de Gómez es declarada ciudad el 7 de octubre.
1931.- Se habilita la red cloacal construida por Obras Sanitarias de la Nación.
1932.- Es creado el Servicio Médico Municipal.
1940.- Se registran las últimas grandes inundaciones producidas por desborde el arroyo Cañada de Gómez.
1941.- Se habilita el pavimento urbano, construido de cemento armado.
1941.- Es también habilitado el servicio de desagües pluviales.
1948.- El Hospital “San José” transformado en Centro de Salud pasa a depender del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.
1945.- Se instala en Cañada de Gómez la Caja Provincial de Asistencia a la Vejez.
1945.- Es inaugurado, también, el Servicio Odontológico escolar oficial.
1947.- El cuarto Censo Nacional establece para Cañada de Gómez una población de 17.291 habitantes.
1944.- El Servicio –medico Municipal pasa a ser dependencia del Ministerio de Salud Pública.
1951.- Un estudio personal indica que la población de Cañada de Gómez asciende a 18.317 habitantes.