Cañada y las pocas veces que eligió

Cañada de Gómez a lo largo de su vida como ciudad, iniciada el 7 de octubre de 1922 cuando fue ascendida como tal, tuvo la particularidad de que durante muchos años no pudo elegir quién comandara sus destinos.
Es decir, que primero por una disposición constitucional y luego por los sucesivos golpes de estado, los cañadenses desde 1922 hasta 1983 solamente habían elegido a 2 de sus 27 intendentes municipales.
La constitución santafesina de principios del s. XX daba al gobernador el poder de elegir a los intendentes de las ciudades con la aprobación de la Asamblea Legislativa. En 1921 se reforma la cartamagna pero fue vetada por el gobernador radical Enrique Mosca y recién fue puesta en marcha la reforma en 1934, por el gobernador demócrataprogresista Luciano Molinas quién había asumido en 1932.
Los cañadenses votaron por primera vez a un intendente municipal en 1934, en la llamada “Elección de los Luises” ya que se enfrentaban Luis Dalledone del P.D.P. y Luis Bianchi de la U.C.R. El ganador fue el primero de ellos y lo podemos considerar “el primer intendente elegido por su pueblo” -recordemos que Félix Págani fue el primer presidente comunal elegido por el voto popular-, y su gobierno finalizó en 1935 cuando fue reemplazado por Bautista Borgarello, el recordado mandatario local que comenzó con el pavimento de la ciudad.
En 1963 fue el Concejo Deliberante de la ciudad quién eligió al jefe municipal, esto se debió a una reforma a la ley de municipios antes de la reforma constitucional del gobierno de Aldo Tessio y a pesar de que nuestro cuerpo legislativo contaba con concejales de tres partidos diferentes en forma unánime designaron a Ricardo Romegialli. Cuando Arturo Illia fuera derrocado en 1966, en nuestra ciudad Romegialli siguió siendo el intendente por un año más cuando fue sustituido por su amigo Hildo Storni.
Cuando en 1973 Lanusse entrega el poder a Cámpora, en nuestra ciudad es elegido Jorge Omar Albertengo jefe comunal y así de esta forma ser el segundo ciudadano en ser distinguido por la voluntad popular desde 1922 en adelante.
Tres años después cuando un grupo de asesinos tomó el poder en el país, Albertengo fue destituido y desplazado por el Tte. Gral. César Morresi.
Desde 1983 a la fecha fueron votados como intendentes municipales Jorge Albertengo, Enrique Balbuena, Abel Romegialli, Amilcar Abate y Stella Clerici.
Resumiendo, a partir de ese 7 de octubre de 1922 Cañada de Gómez tuvo 31 intendentes municipales, 7 fueron votados por su pueblo, 22 fueron los años que gobernaron la familia Romegialli de los cuáles 5 pertenecieron al justicialismo y el resto del P.D.P sea en forma democrática o en dictaduras militares, en 2 oportunidades padre e hijo fueron los jefes comunales Raimundo y Jorge Albertengo; Ricardo y Abel Romegialli y tuvimos 1 triunvirato durante algo más de un año siendo Juan Santana, Antonio Bártoli y Juan Petersen los integrantes del mismo.
Cañada de Gómez una ciudad que a pesar de haber elegido muchas veces a sus concejales tuvo escasas oportunidades de optar por una persona que dirija los destinos de los cañadenses, sea por disposiciones constitucionales o por dictaduras, por eso disfrutemos de este derecho que muchas generaciones no pudieron aprovechar.

Pablo Di Tomaso
0