Comenzó el debate sobre tierras a pesar del boicot de la oposición

El ministro de Agricultura Julián Domínguez subrayó que se trata de “un recurso estratégico” y pidió a los legisladores un rápido tratamiento. Los representantes del PRO, la UCR y el PJ disidente faltaron a la cita.



La tercera fue la vencida. Pese a la ausencia casi total de la oposición y tras dos convocatorias fallidas, la diputada Vilma Ibarra logró convocar a la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, y con la presencia del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se puso en marcha el debate sobre el proyecto enviado por el Ejecutivo nacional para restringir la extranjerización de la tierra.
El ministro aseguró que “con esta propuesta se trata de darle a la tierra un tratamiento distinto al de la inversión porque se trata de un recurso estratégico no renovable y hay que proteger la titularidad de los argentinos sobre ese recurso”, y les pidió a los legisladores celeridad a la hora de tratar el proyecto.
Dentro del equipo técnico que acompañó a Domínguez se encontraba el abogado constitucionalista Eduardo Barcesat –uno de los redactores del proyecto de ley– quien hizo especial hincapié en la necesidad de sancionar la norma de manera urgente. “Hay una urgencia dramática en este tema para poder asegurar el correcto acceso al alimento de la población argentina y colaborar en el alimento de la población mundial”, enfatizó Barcesat.
El concepto de Barcesat fue reforzado por el ministro, quien subrayó que “estamos ante un bien que jurídicamente hay que cuidar. Nos parece que el recurso tierra pasó a ser de tanto interés como la zona de frontera o las áreas de seguridad nacional, al igual que el recurso agua. Quien maneje la titularidad del dominio de la tierra va a manejar para los próximos 40 años el principal recurso para proveer de alimentos para el mundo. Lo que digo es que la tierra se ha convertido en un recurso estratégico nacional al cual hay que tratar de manera diferente.”
La ausencia de las comisiones de Asuntos Constitucionales, presidida por la peronista disidente Graciela Camaño, y de Agricultura, presidida por el radical Juan Casañas, no permitieron profundizar el debate. Asimismo, la ausencia de los representantes del Peronismo Federal, de la Unión Cívica Radical y del PRO en la Comisión de Legislación General tampoco permitió que se avance en una agenda común.
Ante la reticencia a dar el debate, Ibarra aseguró: “Voy a pedir la unificación de los giros de los 14 proyectos. Creo que las diferencias se van a zanjar, porque casi todos los bloques han presentado proyectos, pero necesitamos la vocación, sobre todo, del presidente de la Comisión de Agricultura, del diputado Casañas, que no han convocado a la comisión y no quiere participar de una reunión conjunta. Esperemos que una vez unificados los giros podamos hacer una reunión plenaria, emitir dictamen y tratarlo en el recinto antes de fin de año.”
Tiempo Argentino