Las reuniones secretas de De Angeli con la embajada de EEUU


Mezclando deseos con realidad, esta reunión cobra sentido con el llamado a rodear el Ministerio de Agricultura en Buenos Aires a cuatro días de las elecciones en lo que forma parte de la estrategia de la Mesa de Enlace para enturbiar las elecciones.


El boletín empresario Pregón Agropecuario difundió esta semana con entusiasmo que 500 empresarios rurales se juntaron en el túnel sufluvial que une la capital entrerriana con la capital santafesina. Fuentes locales menos contaminadas calculan 100 almas, pero lo importante es el discurso de barricada de Alfredo Buzzi, que decidió acompañar la radicalización reaccionaria de Alfredo De Angeli y sus socios locales.
A una semana de las internas abiertas y obligatorias que se realizarán en todo el país,  Buzzi, junto a Biolcati y empresarios de CRA y Coniagro comentaron que comenzarán una jornada de protesta que, por ahora, no incluye delitos como un nuevo lockout o cortes de rutas.  Buzzi fue el portavoz de la estrategia de “generalizar los conflictos” de manera de instalarse en Buenos Aires y rodear el Ministerio de Agricultura a cuatro días de las elecciones del 14 de agosto.
“La elección de este lugar no es casual. No quisimos ir a la puerta de un frigorífico, porque este no es un problema con un privado, sino que es de una política pública, por eso venimos a la ruta, al espacio por el que accede la carne congelada desde Brasil, trayendo trabajo de allá y afectando seriamente el trabajo argentino. Porque este gobierno permite el ingreso de esta pulpa pero eso no trae beneficios ni a los consumidores ni al país, sólo a un grupo de empresarios y a los supermercados” sostuvo Buzzi de acuerdo a un parte de la propia Federación Agraria.
Los referentes políticos directos de la Mesa de Enlace, como Carrió, Binner, El Hijo De Alfonsín y Duhalde, que accedieron a incorporar el lobby de la exportación primaria a sus listas, deberían poder explicar esta contradicción de querer asociarse con Brasil al tiempo que sus huestes pretenden cortar el comercio bilateral, fundamentalmente por que incluye componentes de valor agregado, trabajo en blanco, conocimiento, patentes y regulación estatal. Todas palabras que a los empresarios primarios los suelen asustar notablemente, más por su ideologismo cerrado que por los pornográficos números de sus ganancias extraordinarias.
Las declaraciones de la Mesa de Enlace se producen pocos días después de que se conozcan los contactos de Alfredo De Angeli y algunos candidatos y lobistas de las multinacionales de exportación primaria en Santa Fe y Entre Ríos con funcionarios de la embajada de los EEUU que, a la manera de periodistas amarillos, “preguntaron” sobre el panorama electoral y la posibilidad de que sus interlocutores metan ruido y sabotaje al escenario de calma social con hegemonía electoral del kirchnerismo que hoy se vive. La modalidad de periodista amarillo, que confunde sus deseos con la entrevista real, no es propia de funcionarios diplomáticos así se trate de La Embajada con mayúsculas.
Una publicación interna de  Cooperativas Agropecuarias Federadas de Entre Ríos (Cafer) dio cuenta del encuentro reservado entre dirigentes de la mesa de enlace entrerriana y santafesina y altos diplomáticos de la embajada de EEUU a comienzos de año. Fue imposible entonces desmentir esos encuentros.
 “La reunión se realizó por pedido de la Embajada (sic) americana, desde donde tenían el interés de conocer la visión de De Angeli respecto a diversos temas de la actualidad nacional, en especial las relaciones del sector agropecuario con el gobierno nacional y las perspectivas del proceso electoral del año 2011”sostiene la publicación. Por Embajada americana se refieren a la embajada de los Estados Unidos, quienes enviaron al consejero político Alexis Ludwig y al encargado de Asuntos Políticos de la sede diplomática, Yack Dart. Ambos funcionarios extranjeros, especialmente Ludwing, tienen experiencia en Colombia, Bolivia y Guatemala, países donde la embajada yanqui recibió y recibe duros cuestionamientos y sanciones por su injerencia en asuntos extranjeros, desestabilización institucional y colaboración con el terrorismo de estado.
El dirigente político radical y cabeza –en el sentido institucional y mental- de la Federación Agraria entrerriana Alfredo Bell, hombre de Buzzi y enfrentado por el rating con De Angeli, salió a explicar este primer encuentro que se produjo, en silencio, el 25 de febrero de este año: “pidieron escuchar a Alfredo. Preguntaron cómo se ve el sector, cómo fue el proceso de los últimos años, el impacto de la movilización por la 125, cómo vemos observamos al gobierno a futuro, cómo imaginábamos en ese momento la relación con las autoridades y el impacto que tenía la designación de (Julián) Domínguez”según un cable de la Agencia Periodística Federal, de afinidad con los citados.
Otras fuentes, sin embargo, incluyeron también las preguntas concretas sobre si la mesa de enlace del litoral realizaría cortes de ruta, desabastecimiento y lockout en vísperas de las elecciones y cómo esto podía influir en el resultado.
Bell desdramatizó contando que los funcionarios de la embajada yanqui también se entrevistaron con Omar Marchetta, segundo de Buzzi y candidato a diputado nacional por el Frente Amplio Progresista (sic) que postula a Hermes Binner. En Santa Fe, además, se reunieron con altos funcionarios del gobierno de Binner. Pidieron hacerlo también con el gobierno de Entre Ríos pero Urribarri sólo accedió a que funcionarios menores de ceremonial los saludasen. Tampoco era de interés de la embajada yanqui reunirse con aliados del gobierno nacional ni informaron que se reunieron a puertas cerradas con la crema entrerriana del empresariado primitivo donde, según el propio Bell, se sintieron distinguidos porque “querían conocer a De Angeli”.
El encuentro a puertas cerradas en la sede de Cafer sucedió a semanas de que, según el diario español El País del 6 de febrero, un cable de la diplomacia estadounidense filtrado por Wikileaks fechado en septiembre de 2009, informaba que el dirigente de FAA “está a la expectativa de la gobernación de Entre Ríos” Lo siguió estando, pero la realidad lo marginó a un lugar de mero expectador, aunque hasta último momento estuvo negociando un lugar no expectable en la lista de candidatos a diputados provinciales por el entonces duhaldista (hoy compite solo) ex gobernador Jorge Busti. El lugar no satisfizo a De Angelli, que participó de un encuentro con el presidente del bloque socialista de diputados nacionales, el empresario rural Lisandro Viale y la diputada nacional Victoria Donda, de evidente malestar por la presencia de De Angelli. Ese encuentro del 16 de abril en Paraná de radicales, socialistas y ex kirchneristas como Donda, fue lo que terminó por enojar a Busti que rompió las negociaciones con la mesa de enlace entrerriana y con De Angelli.
Diario Registrado
0