CLÉRICI: “EL VETO PERJUDICA A 362 MUNICIPIOS Y COMUNAS DE TODA LA PROVINCIA”

De esta manera la intendenta se refirió a la decisión del gobierno provincial de vetar la ley de obras menores. Para nuestra ciudad serían más de tres millones de pesos menos al año


Funcionarios del Departamento Ejecutivo Municipal expresaron su preocupación al conocerse la intención del gobernador Antonio Bonfatti de vetar la ley de obras menores  sancionada la semana pasada por la Legislatura.
La ley disponía la automaticidad de las transferencias de fondos, lo que posibilitaría que los fondos se envíen automática y mensualmente. “Hoy después de un año no se terminó de pagar obras menores del 2012 por cerca de medio millón de pesos”, declaró la intendenta.  
Obras menores se aprobó en el año 2008 a modo de reparación histórica por la menor cantidad de dinero que proporcionalmente reciben los 362 municipio de segunda categoría y comunas. “En efecto, por cada 100 pesos que se distribuyen por fondos nacionales coparticipables cerca del 93% se lo quedan la provincia, Rosario y Santa Fe, mientras el resto se distribuyen entre los municipios y comunas restantes”, explicaron desde Hacienda.
Desde la Secretaria de Hacienda detallaron “esta injusticia se repite desde hace treinta años ya que Rosario y Santa Fe no solo reciben más (5,89% de Fondos Coparticipables) sino que además reciben del llamado Fondo del Conurbano cerca de treinta millones al año. La injusta distribución se repite en porcentajes en relación al Fondo Federal Solidario que significó en el año 2012 un ingreso extra a las arcas provinciales de más de mil millones de pesos”.
Según trascendió periodísticamente, el gobierno provincial vetará la ley y hará un proyecto alternativo que incluirá a Rosario y Santa Fe. Para Diego García, secretario de Hacienda del Municipio “esto va a perjudicar no solo a nuestra ciudad sino a los municipios y las más de 300 comunas que son los beneficiarios por esta ley”.
“Nuestra preocupación no solo se basa a nivel local, sino por las 362 municipios y comunas que pierden en estos ingresos que significan la posibilidad de comprar equipamiento, destinarlo a gastos corrientes y obras”, manifestó Natalia Ottaviani desde la subsecretaria de Hacienda.  
 “Por todo ello sería injusto el veto a la ley de obras menores. Más aún, vetar la automaticidad resulta injusto porque es la forma de obligar al gobierno provincial a que cumpla la ley”, reiteró Clérici.  
“Finalmente la intendenta expresó “esperamos en caso de que el veto se produzca, que todos los legisladores sin distinción de partidos políticos, voten su insistencia en beneficio de los 362 municipios de segunda y comunas a las que representan”.