La historia del Concejo Deliberante de Cañada de Gómez

Hace ya un año, el entonces presidente del Concejo cañadense Lic. Guillermo Virgili me pidió que realizara un trabajo sobre la historia de la legislatura local.




Antecedentes del Concejo Deliberante de Cañada de Gómez

El Concejo Deliberante de Cañada de Gómez, fue durante muchos años el único estamento elegido por los ciudadanos. Desde 1922 hasta 1973, solamente en dos oportunidades los cañadenses votaron a un intendente municipal ya que por disposición constitucional era poder del gobernador elegir a los intendentes municipales con la aprobación de la Asamblea Legislativa provincial y en otros casos porque estábamos gobernados por dictadores y usurpadores de la voluntad popular.  Este resumen fue realizado en su primer parte hasta 1963 gracias al aporte del historiador Vicente Leoni, que dejó plasmado en su “Cañada de Gómez, hoy” un importante base de datos sobre el pasado político local. Posteriormente desde 1973 hasta la fecha debo agradecer los datos brindados por el presidente del Concejo Deliberante Lic. Guillermo Virgili y otra parte corresponde a una investigación realizada por quién suscribe en el año 2009 con datos obtenidos en el Archivo del Museo Histórico Municipal.

1922 – 1983
Una vida democrática débil y turbulenta, truncada por la crueldad de las dictaduras y las proscripciones de los partidos populares

Cómo bien dije en el copete en la primera etapa de nuestra ciudad el pueblo no decidía quién dirigía los destinos de la misma, sino únicamente tenía el derecho de votar a sus legisladores, o sea, a sus concejales. Es decir, que primero por una disposición constitucional y luego por los sucesivos golpes de estado, los cañadenses desde 1922 hasta 1983 solamente habían elegido a 2 de sus 27 intendentes municipales.
La constitución santafesina de principios del s. XX daba al gobernador el poder de elegir a los intendentes de las ciudades con la aprobación de la Asamblea Legislativa. En 1921 se reforma la cartamagna pero fue vetada por el gobernador radical Enrique Mosca y recién fue puesta en marcha la reforma en 1934 por el gobernador demócrataprogresista Luciano Molinas. Los cañadenses votaron por primera vez a un intendente municipal en 1934, en la llamada “Elección de los Luises” ya que se enfrentaban Luis Dalledone del P.D.P. y Luis Bianchi de la U.C.R. El ganador fue el primero de ellos y lo podemos considerar “el primer intendente elegido por su pueblo” -recordemos que Félix Págani fue el primer presidente comunal elegido por el voto popular-, y su gobierno finalizó en 1935 cuando fue reemplazado por Bautista Borgarello, el recordado mandatario local que comenzó con el pavimento de la ciudad.
Ahora bien, volvamos al Concejo Deliberante y sus antecedentes, el mismo gobernador que vetó aquella reforma constitucional de 1921, es el mismo que el 7 de octubre decreta a Cañada de Gómez como ciudad y en su artículo 6 expresaba que hasta tanto se conformara el Concejo Deliberante, se constituía una Comisión Administradora. Esta misma estaba conformada por Héctor Beltrame (presidente), José Razetto (vicepresidente), Eugenio Maranetto, Valentín Mascotti y Servando Martínez. Trabajaba como secretario de la misma Antonio Escrivá. En mayo de 1923 José Razetto renuncia al cargo y es reemplazado por Rosendo Casañas.
Esta Comisión Administradora que se mantuvo en pie hasta diciembre del año siguiente, cuando fueron elegidos los primeros concejales de la ciudad, reglamentó los carteles nomencladores, las primeras normas de pulcritud en los comercios y la circulación de los pocos vehículos que existían por entonces.
Al año de iniciado esta gestión se mantuvo un importante conflicto entre la Comisión y el Intendente Andino, cuando este veto la indemnización que se le impuso a la Compañía de Luz e Industrias Eléctricas, a raíz de la falta de servicio de la empresa entre los meses de noviembre y diciembre de 1922.
El pueblo cañadense eligió por primera vez a sus ediles en noviembre de 1923, los mismo asumieron el 20 de diciembre de ese año. Fueron elegidos Ignacio Bessón, Feliciano Vázquez, Walter Voegeli, Rosendo Casañas y Juan Malberti.
La presidencia recayó en Bessón y este cuerpo deliberativo, en concordancia con el ejecutivo municipal contrata el servicio de agua corriente y cloacas firmando un convenio con Obras Sanitarias de la Nación, siendo “nuestra ciudad entre las primeras ciudades mediterráneas que contaron en el interior del país con estos beneficios sanitarios”.[i]
Los pasos siguientes de nuestro concejo lo describe muy correctamente el historiador Vicente Leoni en su libro “Cañada de Gómez, hoy” donde detalla:
“En diciembre de 1924 se elige a Italo Beltrame, Santiago Ardizzi, Ángel Guerra (presidente), Santiago Ardizzi y Juan Malberti.
 En el año 1926 fueron concejales Alberto Mansuelli, Teófilo Queirel y nuevamente Ángel Guerra. Por la renovación ingresan Miguel Magallanes y Luis Galetti.
 En los subsiguientes, hasta 1932, son electos son electos Juan D. Feno, Alberto Mansuelli (reelecto), Manuel Martínez Pombo, Marcelino González, David Mamberto, Walter Voegeli (reelecto), Eduardo Hosch, José Koller, Federico Viñas, Moisés Sironi, Feliciano Vázquez (reelecto), Luis Dalledonne, Ferrucio Ardigó, Alfredo Augsburger, Juan B. Cravero, Hugo Romegialli, Carlos Peverelli, Joaquín Castells, Florencio Varni y Alejandro Abaca
También debemos destacar que algunos ediles ocuparon interinamente el cargo de intendentes municipales durante este tiempo, como por ejemplo Juan D. Feno (1927), Federico Viñas (1928) y Alejandro Abaca (1930)
El Concejo cierra por primera vez sus puertas el 6 de setiembre de 1930, a raíz del golpe militar que derroca a Hipólito Yrigoyen. El recinto durante esos dos años fue accidentalmente sede del nacimiento, en 1931, del Instituto Florentino Ameghino, antecesor del Colegio Nacional que lleva el mismo nombre.
La democracia vuelve, en forma de fraude y con pocas libertades de la mano de la Concordancia protagonista de la Década Infame entre los años 1932 y 1943. Fueron elegidos como concejales en la ciudad Enrique Thormolhen, Félix Págani, Genaro Aguilera, Ferrucio Ardigó y José A. Díaz. No fueron épocas fáciles, entre idas y vueltas, discusiones y renuncias, ocuparon también sus bancas en reemplazo de renunciantes José Ramacciotti, Ramón Cabero, Luis Bianchi, Florentino Castro, Agustín Borgogno, Natalio Albertengo, Roberto Sonnet, Juan B. Regis, Serafín Besson, Ottorino Beltrame y Emilio Fernández. Recordemos que a partir de 1934 el número de concejales pasó de cinco a seis miembros y entre sus logros se destaca la proyección de una Avenida de Circunvalación y el Boletín Municipal.
En 1935 se produce la intervención nacional al gobierno provincial de Luciano Molinas y en Cañada de Gómez nombran a Bautista Borgarello como Comisionado Municipal y el Concejo Deliberante pasa a llamarse Comisión Administradora presidida por Ottorino Beltrame y acompañado por José Ramacciotti, Walter Voegeli, Moisés Sironi y Serafín Besson.
El listado de concejales que continuaron su tarea, según lo expresa Leoni en su libro fueron los siguientes:
“En 1938 forman el Concejo Ottorino Beltrame, Abel Stokle, Pedro Delfino (presidente), Serafín Bessón y Luis Escandell.
En 1939, se producen las renuncias de Stokle y Besson y se integra con José Ramacciotti y Lorenzo Abate, y al fallecer Ramacciotti, lo reemplaza Miguel Ruchelli.
Llega la renovación de 1941, continuando Abate y Ruchelli e incorporándose el doctor Héctor Ardigó, Arturo Ausgburger y Juan B. Regis (…) Por renuncia de Ausgburger se incorpora Francisco Trujillo.
En el año siguiente, al cesar Abate y Ruchelli, se incorporan los doctores Enrique N. Padula y Arnoldo Migoni. Preside el doctor Ardigó, quién renuncia, ocupando la banca Horacio Abregú y posteriormente Juan B. Perero. Preside Migoni.
En el año 1943 forman el Concejo, el doctor Migoni, Juan Perero, Ángel F. Robledo, César Bortolato y Juan Maero”
Durante este período se realizaron notables cambios en la infraestructura de la ciudad, se iniciaron las obras de pavimentación y la construcción del túnel de calle Moreno, siendo fuertes los debates que se entablaron en el recinto para realizar estos logros, sobre todo en la gestión del intendente Bautista Borgarello. Ocuparon interinamente la intendencia municipal los concejales Natalio Albertengo (1934), Roberto Ramacciotti (1941) y Lorenzo Abate (1941).
Otro golpe deja sin actividades al Concejo Deliberante hasta el 19 de abril de 1948 cuando asumen Roberto J. Ramacciotti, Carlos Frías, Bruno P. Carbonari, Francisco Antonucci y Juan Renzo Rosso, presidiendo el cuerpo Ramacciotti quién ocupó interinamente la intendencia durante un breve tiempo en ese año. En la renovación es reelegido Ramacciotti y se suma Eliseo Lattini.  
En el recambio de 1953 se incorporan Héctor Tonella, Pedro Pérez, Pedro Gonella y Celso Gutiérrez, continuando Roberto J. Ramacciotti. Es durante la gestión de estos ediles cuando se le cambia el nombre a la ciudad por el de Ciudad Evita, con el voto de todos los ediles, menos el de Tonella.
Nuevamente las dictaduras hacen estragos en el país, es derrocado Juan Domingo Perón en setiembre de 1955 y nuestro Concejo local no solo cierra sus puertas por tres años sino por dieciocho años ningún representante del Partido Justicialista pudo participar de las elecciones como ocurrió en todo el país.
El 29 de abril de 1958 al reiniciarse la democracia en el país con la presidencia de Arturo Frondizi, asumen como concejales Mansueto Viti, Alfredo Fernández, Víctor Grisale, José Partelli y Héctor Tonella siendo éste último su presidente e intendente interino hasta tanto el Ejecutivo provincial designara al nuevo mandatario cañadense, recayendo este cargo en Gerardo Cabezudo. Durante este período son elegidos concejales Francisco Trujillo, Luis Sorzini, Alonso Piovano, Rodolfo Punte, Juan C. Toledo, Bartolomé Pez y Jesús A. Paredes. También fueron reelegidos Tonella, Fernández, Partelli y Viti.
Cuando Arturo Frondizi cae el 29 de mayo de 1962 nuevamente este Concejo Deliberante cesa en sus funciones por el breve tiempo que se mantuvo el gobierno de facto encabezado por José María Guido. En Cañada de Gómez se dio una particularidad, al frente del gobierno local estuvieron tres empleados del municipio, una especie de triunvirato llevado a cabo por Juan Santana, Antonio Bártoli y Juan Petersen.
El 13 de setiembre de 1963 se eligen a los nuevos concejales con la particularidad, que entre los elegidos debería estar el intendente municipal. Asumieron entonces la concejalía Ricardo C. Romegialli, Italo Modanesi, Francisco Trujillo, Higinio Vasconi y Carlos Garma. La designación a intendente municipal recayó en Ricardo Cónsul Romegialli elegido por unanimidad, en su reemplazo asumió Alonso Piovano que ocupó la presidencia del cuerpo.
En esta etapa hasta el golpe del año 1966, Alonso Piovano ocupó interinamente la intendencia en varias oportunidades. Esa dictadura militar encabezada por Juan Carlos Onganía dejó a Cañada de Gómez nuevamente sin concejales a la ciudad pero el intendente Ricardo C. Romegialli se mantuvo en su cargo hasta que por motivos de salud fue reemplazado por Hildo Storni hasta mayo de 1973.
Después de dieciocho años de una democracia limitada el 3 de mayo de 1973 asumen los nuevos concejales con la presencia del intendente saliente Storni y el electo Jorge Omar Albertengo. Conformaron el cuerpo Roberto Frangi, quién ocupó la presidencia, Juan Massa, Juan R. Butassi, Guillermo Mollar y Héctor Alsina.
En marzo de 1976 se inicia como todos sabemos la última dictadura militar, donde las muertes, los secuestros y las desapariciones estuvieron presentes en la ciudad como en el resto del país. Durante esos años la sede del Concejo Deliberante fue ocupada durante las intendencias de Gerardo Cabezudo y Juan R. Butassi como centro de actividades culturales, reuniones de las comisiones de trabajo o asambleas de vecinales.

1983-2012
El fortalecimiento de la decisión popular
El 30 de octubre de 1983 no debe ser un día más en la historia del país, ese día dejábamos siete años oscuros con un país quebrado económicamente y una sociedad atemorizada por el salvajismo de militares y civiles. Desde esa fecha hasta la actualidad hemos vivido quince elecciones a concejales en la ciudad en forma ininterrumpida desempeñando con total normalidad su labor y cumpliendo un rol importante en la vida política de la ciudad. En esa jornada triunfa en la presidencia el radical Raúl Alfonsín y como gobernador es elegido José María Vernet.
El 10 de diciembre de 1983 asume junto al intendente electo Jorge O. Albertengo los concejales Leopoldo Audano, Héctor Alsina, Gerardo Médici, Ezio Gaspoz, Humberto Acánfora Greco, José San Martín y Ricardo Sthali. Recordemos además que en ese marco los cañadenses Héctor Wulfsson y Ricardo Piermatei fueron diputados provinciales. En la primer renovación de 1985 ingresan al recinto Juan Carlos Abbondanzieri, Isabel Alanis (la primer mujer electa concejal) y Carlos Fernández continuando Audano, Gaspoz, Médici y Sthali.
En 1987 es elegido intendente municipal Enrique Balbuena y junto a él asumen como concejales Omar Mirleni, Osvaldo Marini y Leopoldo Audano por el Justicialismo y Humberto Acánfora Greco por el Socialismo Popular. Continuando Alanis y Marini (PJ) y Abbondanzieri (UCR). Recordemos que en ese año son elegidos Víctor Reviglio gobernador y Alberto Monti senador provincial.
El año 1989 fue muy particular, se votaba las presidenciales en todo el país y en la provincia de Santa Fe se elegía diputados y concejales en los distritos de la misma. Ingresan al Concejo Hugo Herrera, Omar Zorzenon y Santiago Torresi. En este período le toca al presidente del cuerpo Leopoldo Camilo Audano ocupar interinamente la intendencia municipal a raíz de la renuncia de Enrique Balbuena. La presidencia del Concejo fue ocupada por Osvaldo Marini y Norberto Betique reemplazo a Audano en su banca, quién retornó cuando asumió Abel O. Romegialli el cargo de intendente municipal completando el período inconcluso de Balbuena.
Llega nuevamente otra renovación de las mayorías de los cargos, en 1991 se eligen gobernador y vice, diputados, senador, intendentes y concejales. Carlos Reutemann es elegido gobernador, Daud Mamet diputado provincial, Norberto Betique senador provincial, Abel O. Romegialli reelecto intendente y en el Concejo ingresaron Daniel Pijuan y Roberto Battistini siendo reelegidos Leopoldo Audano y Osvaldo Marini, continuando Zorzenon, Herrera y Torresi. En 1993 asumen como concejales Stella M. Clérici y Stefani Stankevich junto a Federico Battistelli, debo remarcar que todavía no existía la ley del cupo femenino en la lista lo que es destacable el ingreso de dos mujeres que encabezaban dos sublemas del Partido Justicialista. Siguiendo sus mandatos los ediles Leopoldo Audano, Osvaldo Marini y Daniel Pijuan.
Antes de entrar a la renovación de autoridades de 1995 es preciso recordar la gestión de Leopoldo Camilo Audano como presidente del Concejo Deliberante, cargo que ocupó desde 1983 hasta ese año, salvo el breve tiempo que estuvo al frente del ejecutivo en forma interina. En esos doce años pasó tiempos difíciles, tiempos en que se debía rearmar la tarea de un Concejo que había perdido su protagonismo a raíz de las dictaduras del ´66 y del ´76, donde el justicialismo fue oficialismo y oposición pero nunca perdió esa mayoría donde llegó a los dos tercios entre 1989 y 1991 contando con cinco concejales. Durante la gestión de Audano como presidente donde debemos sumarle el empuje de todos los concejales salieron ordenanzas como las sesiones del Concejo en los barrios, la creación de Fu. De. Ca., las transmisiones radiales en directo, las escuelas presentando proyectos que eran tratados sobre tablas, la adhesión a la Ley Nacional de Tránsito en todos sus artículos, la obligación de destinar $3.000 mensuales a Educación Vial, la promoción al empleo y la producción. También durante la presidencia de Audano fue declarada Ciudadana Ilustre Goritzia Piccinini y Armando Amiratti.
Juan Carlos Abbondanzieri, fue compañero de Audano en el período 1985-1989 y lo recuerda como un tipo que hacía pesar su experiencia en su puesto pero por sobre toda las cosas era muy buena persona. La actual intendente municipal Dra. Stella M. Clérici recuerda esa etapa de su vida como concejal en la presidencia de Audano “trabajando junto a la gente escuchando sus reclamos, los cañadenses en esos años querían pavimento, mejorado, cloacas, nos reuníamos mucho en los barrios. Los vecinos siempre manifestaban que era más lindo Armstrong y Casilda que Cañada de Gómez. Desde el Concejo también comenzamos a reclamar por un Parque Industrial y otra linda experiencia fue ser la secretaria de Fu.De.Ca. Fue el espacio más importante que ocupé antes de ser intendente municipal, aparte fui la primer mujer reelecta como concejal.” Para finalizar la descripción de esta etapa noble de ese Concejo dirigido por Audano vale recordar que el recordado dirigente además de ser concejal y presidente del cuerpo también fue su secretario entre los años 1973 y 1976 siendo quizás la única figura pública que haya trabajado en todos los estamentos públicos.
Omar Zorzenon tuvo la responsabilidad de reemplazar a Audano en la presidencia del Concejo a partir de 1995, ese año ingresaron al cuerpo legislativo junto a Zorzenon,  Juan Carlos Giampietro, Santiago Torresi y Carlos Marone, continuando Stella Clérici, Stefani Stankevich y Federico Battistelli. Recordemos que también fue reelecto Abel O. Romegialli como intendente, Jorge Obeid como gobernador y Norberto Betique como senador. En 1996 Adicta Juárez ingresa como concejal en reemplazo del renunciante Zorzenon. En 1997 es reelegida Stella Clérici e ingresan Héctor Alsina y Fernando Esteban, manteniéndose en sus cargos Carlos Marone, Adicta Juárez, Federico Battistelli y Santiago Torresi.
Entre los años 1996 y 1999 presidió el concejo deliberante Juan Carlos Giampietro, que durante algunos meses tuvo que reemplazar al intendente Romegialli por sus problemas de salud.
En 1999 Amílcar Abate se convierte en intendente municipal después de diez años de gobierno de la Alianza PDP-UCR-PSP con Abel Romegialli a la cabeza. En la provincia vuelve Carlos Reutemann y Betique continúa como senador. Ese año asumen como concejales Juan Carlos Abbondanzieri, Marcelo Bertoya, Sebastián Caggiano y Humberto Acánfora Greco, continuando Esteban, Alsina y Clérici. Recordemos que Caggiano ingresó por la renuncia de José Luis Lapiuma quién había encabezado la lista de concejales ganadora y ocuparía durante los dos primeros años de la gestión de Abate la Secretaria de Hacienda. Ese año es elegido presidente del cuerpo Juan Carlos Abbondanzieri con el voto de los concejales justicialistas, inmediatamente después de producido el hecho los concejales del Bloque UCR-Frepaso que integraban Esteban y Acánfora con el apoyo del demócrata progresista Alsina denunciaron a Abbondanzieri por incompatibilidad en sus funciones. Ese hecho frenó la tarea legislativa del concejo durante casi un año, cuando se le inició el Juicio al denunciado. El fallo del mismo salió a favor del radical que de esa manera dejó atrás quizás la parte más conflictividad del Concejo en los últimos treinta años.
La compra de los terrenos de la ex fábrica de jabones Cañadenzo fue otro de los motivos de fuertes cortocircuitos internos en la interna de la Alianza Santafesina, hoy Frente Progresista Cívico y Social, ya que esa ordenanza enviada por el intendente Abate contaba con los tres votos a favor de los concejales justicialistas y con tres votos en contra del bloque opositor, le tocó desempatar a Juan Carlos Abbondanzieri que decidió votar con el oficialismo y de esa manera se adquirió el predio donde hoy está la Maestranza Municipal.
Por todo ese marco, sumado a la grave crisis económica y política a nivel nacional y con la tragedia de la inundación en la ciudad latente se realizaron las elecciones del 2001 donde triunfa la lista que encabezó Ariel Minuet por la Alianza, seguido por José Luis Lapiuma del Justicialismo y Abel Romegialli también de la Alianza. Continuaron en sus mandatos Juan Carlos Abbondanzieri, Marcelo Bertoya, Sebastián Caggiano y Humberto Acánfora Greco. La presidencia del cuerpo seguió en manos de la oposición con Juan Carlos Abbondanzieri por un año más, ya que en el período 2002-2003 lo presidió Humberto Acánfora Greco.
Llegamos a las elecciones del 2003  y en víspera de la campaña electoral Abbondanzieri renuncia a su banca para ocuparse de su candidatura a intendente, lo reemplaza Delia Verdicchio que cumplió el mandato hasta diciembre de ese año. Ese día asumió la primera mujer elegida como intendente municipal, la Dra. Stella Maris Clérici quién había sido concejal en dos períodos 1993-1997 y 1997-2001, asumiendo como concejales Carina Mozzoni y Guillermo Virgili por el Justicialismo, Enrique Rógani y Alberto Brunassi por el Radicalismo continuando Romegialli, Lapiuma y Minuet, siendo este último presidente del Concejo durante los años 2003 y 2005.
Este fue un período en donde las sesiones del Concejo eran invadidas de Proyectos de Ordenanzas referidos a la obra pública y cambios en la estructura municipal. Más allá de debates, de idas y vueltas, las obras fueron aprobadas y llevadas adelante por la gestión Clérici que durante todo su mandato nunca tuvo la mayoría en el recinto local. En estos dos años, en ese Concejo presidido por Minuet salieron las aprobaciones de la expropiación del Parque Industrial, de pavimento en numerosas calles, de mejorado, el cambio del Juez de Faltas y la condonación de la deuda a las viviendas sociales del Barrio Eva Perón.
En la renovación del 2005 se inauguró un nuevo sistema electoral en la provincia dejando atrás la Ley de Lemas iniciada en 1991. Este sistema implementa el uso de las internas abiertas, obligatorias y simultaneas, método que desde 2011 se utiliza además en las elecciones nacionales. En ese recambio legislativo son elegidos concejales Juan Carlos Abbondanzieri (por tercera vez), Sebastián Caggiano y José Luis Lapiuma continuando Mozzoni, Rógani, Brunassi y Virgili quién asume la presidencia siendo el primer justicialista después de nueve años en ocupar ese cargo. Debemos recordar que a los meses de haber asumido renuncia por problemas personales Abbondanzieri, reemplazado por Juan Carlos Giampietro del Partido Demócrata Progresista. Debemos destacar que fueron elegidos Ciudadanos Ilustres Hugo Sconochini y Juan Carlos Gabriel en estos últimos períodos.
Durante el 2007 se realiza el recambio de autoridades siendo reelegida Stella Clérici como intendente municipal, Norberto Betique como senador provincial y volviendo a tener un cañadense en la Cámara de Diputados con Mónica Albónico. También ese año se produce el cambio de signo político en la provincia después de 24 años de gobiernos justicialistas al triunfar el Partido Socialista con Hermes Binner como gobernador.
En esas elecciones son elegidos concejales Enrique Rógani y Guillermo Virgili para un nuevo período, otro ex intendente ingresa al Concejo Amílcar Abate y Ángel Novello. Este último renuncia antes de asumir para ocupar la Secretaría de Servicios Públicos en la gestión Clérici, siendo reemplazado por Marcelo Cogno quién al año siguiente renuncia para ocupar la Secretaría de Producción y Empleo ocupando su lugar Juan Carlos Tocalli a raíz de que Leticia Giuliano decide no asumir como concejal por sus tareas en la dirección de la Escuela Martín Miguel de Güemes. Desde 2007 al 2009 ocupa la presidencia Sebastián Caggiano.
En aquellas elecciones del 2009, en plena epidemia de Gripe A que llegó a postergar las elecciones generales de la provincia fueron elegidos concejales Matías Chale y Fernando Mauroni por el Frente Progresista, Cívico y Social pero de extracción radical y Carina Mozzoni por el Frente para Crecer, continuando en el cuerpo Virgili, Rógani, Tocalli y Abate. Este año vuelve a la presidencia, cargo que ocupa hasta la actualidad (2012) el Concejal Guillermo Virgili.
En las últimas elecciones de renovación de autoridades, en el 2011, es elegida por tercera vez la Dra. Stella M. Clérici, después de veinte años como senador Betique pierde en manos de Hugo Rasetto la banca provincial y Antonio Bonfatti es elegido gobernador, esta vez con la denominación Frente Progresista, Cívico y Social. Ingresan al recinto Guillermo Virgili, también elegido por tercera vez consecutiva y Juan Carlos Tocalli por el Frente para la Victoria, Martín Maccari por el PRO y Luciano Travaglino por el Frente Progresista, Cívico y Social.
Lo que empezó como una breve reseña terminó siendo un pequeño resumen de diez hojas donde traté de poner la mayor cantidad de información acerca de la vida institucional del Concejo Deliberante local. Nobleza obliga decir que me quedó mucha información sin volcar en estas hojas y es después de 1963 el informe más cercano a la realidad que se haya hecho sobre el Concejo. He postergado para otra oportunidad citar a los partidos políticos que pertenecían los concejales de la primera etapa entre 1922 y 1973, la información es escaza


[i] Leoni, Vicente, “Cañada de Gómez, hoy”, 1963, p. 101