Los intendentes de Cañada... El camino a la elecciones del ´46

Horacio Abregú

A pesar que Abel Romegialli renunciara en noviembre de 1945, recién en febrero del año siguiente llegó la designación de Horacio Abregú como Comisionado Municipal Interino hasta que se realizarán las elecciones nacionales y asumieran las autoridades elegidas. Pero para llegar a esa etapa de la vida institucional, recordemos como se vivió el 17 de octubre de 1945 en nuestra ciudad. En la edición de La Nota , salida a la calle tres días después de esa histórica jornada, se publicó lo siguiente:
 
“En forma entusiasta se realizó ayer por la tarde la manifestación y concentración de obreros adictos a la política del Coronel Perón. Los manifestantes se concentraron en el local de la Unión Ferroviaria y luego en columnas y con banderas y retratos, llegaron hasta frente a la Jefatura de Policía, donde se cantó el himno nacional y habló el titular de esa repartición Alcides Cuminetti. Prosiguió después la manifestación por otras calles hasta concentrarse en la Plaza San Martín, donde fue rendido un homenaje floral al prócer epónimo. Por la tarde el comercio y la industria paralizaron sus actividades, dando la impresión de ser un día de fiesta en la ciudad.”
 
Todo hace suponer que la frase “obreros adictos a la política del Coronel Perón” fuera escrita con mala intención, ya que el director del periódico Nemesio Valbuena era un activo dirigente de la Unión Cívica Radical Comité Nacional y no era muy bien visto este movimiento desde un sector de la sociedad local. Cabe agregar que días antes del 17 de octubre la primera plana de ese medio de comunicación anunciaba la renuncia de Perón y la vuelta a las elecciones en febrero del ´46.
 
En diciembre de 1945 se empezaron a reagrupar los partidos políticos de la ciudad, Ricardo Cónsul Romegialli era designado secretario general del PDP acompañado de Carlos Perrazo, Buenaventura Olsina, Eduardo Peirani, Eugenio Bianchi, Juan Regis, Francisco Trujillo. El Radicalismo era presidido por Arnoldo Migoni y su mesa directiva estaba integrada por Enrique Padula, José Márquez, Félix Pagani, Hidalgo Petinari, José Bardone y Maulio Petinari; su local partidario estaba ubicado en Pagani 62. A muy pocos metros de allí se encontraba la sede del Partido Laborista, en Lavalle y Schnack, con sus líderes Abel Romegialli, Raimundo Albertengo, Juan Perero y Alcides Cuminetti. El Partido Comunista había conformado su mesa departamental encabezada por José Savas, acompañándolo J.M. Medina, Pedro Dobrolska, Mario López, José Polla, Pascual Marín, Pedro Bossio, Santiago Giordano y Ramón Neira. También en nuestra ciudad se conformó una Junta Femenina Democrática dirigida por Lyda Dris de Petinari, Sofía Vázquez de Pagani, Iris Martínez Pombo, Isabel Vázquez de Lassaga, Hilda Romegialli, Elsi Voegeli y Juana Piccinini.  Junto con las noticias políticas de fin de año, en nuestra ciudad se anunciaban la prohibición de pintar los tapiales con proclamas partidarias y con mucha sorpresa la obtención de Atilio Borella del gordo de navidad con $125.000 de premio.
 
Las elecciones del 24 de febrero de 1946 fueron ganadas por el Partido Laborista con la lista encabezada por Juan Domingo Perón, quién iba acompañado en la fórmula del radical Hortensio Quijano. Enfrente todos los partidos políticos formaron la Unión Democrática (antecedente del FAUNEN). En nuestra provincia Leandro Meiners fue el elegido por los santafesinos, pero sorpresivamente se suicidó antes de ser proclamado como gobernador. Finalmente el designado por el Colegio Electoral fue Waldino Suárez y su vicegobernador fue Juan Pardal. El cañadense designado por el Ejecutivo Provincial como intendente municipal fue Raimundo Albertengo, Leopoldo Audano fue su secretario y Horacio Abregú pasó a ser Jefe del Registro Civil, tarea por la cual hoy todos los vecinos lo recuerdan. 
0