El espíritu de ambos partidos


Fue un acto organizado por el MNA-Forja que unifica sus agrupaciones de origen radical, hoy alineadas con el oficialismo. Destacaron las coincidencias entre ambas fuerzas políticas y la figura de Raúl Alfonsín.


“Busquemos la mayor unidad y la mayor integración posible”, pidió el candidato presidencial del peronismo a una audiencia radical. Daniel Scioli, cabeza de la boleta del Frente para la Victoria, encabezó ayer por la tarde un acto organizado en Costa Salguero por el unificado MNA-Forja, y sus principales referentes, Leopoldo Moreau y Gustavo López, dos dirigentes de origen radical y hoy encolumnados con el oficialismo.
“Siento que ustedes hoy no están dejando las convicciones radicales por las coyunturas de una elección, sino que con mucho valor, con mucho coraje, salen a definirse detrás de un espacio plural, detrás de una serie de políticas que traen en estos encuentros puntos y coincidencias de la lucha de Alfonsín”, aseguró Scioli, que destacó la figura de Raúl Alfonsín y lo que significó en su propia carrera política, y del radicalismo como “partido histórico y pilar de la democracia” en la Argentina.
Ante un auditorio boina blanca, Scioli reivindicó sin embargo las banderas del peronismo y “las bases ideales de las causas de los desposeídos, de la justicia social” que “hacen al espíritu” de los dos partidos políticos de raíz popular. El candidato además apeló a la “unidad nacional” de los trabajadores y de los sectores más necesitados y criticó a la oposición que sólo busca “crear desánimo”.
En este marco, Moreau hizo un repaso de los principales hitos del radicalismo, destacando la figura de Ricardo Alfonsín y la defensa del patrimonio nacional, y convocó a “dar continuidad” a los procesos iniciados por su partido y que, según señaló, prosiguieron con la presidencia de Néstor y Cristina Kirchner. En tanto que López reivindicó la importancia del espacio nacional y popular más allá de las diferencias partidarias. “Estamos aquí para ayudarte a construir el futuro de Argentina”, le dijo a Scioli.
Más temprano, el gobernador bonaerense había compartido un acto con el intendente de La Matanza y titular del PJ provincial, Fernando Espinoza, al que, según dijo, incorporará a su equipo en caso de ganar las elecciones debido a su “gran experiencia. Juntos inauguraron por la mañana el segundo hospital intermedio UPA (Unidad de Pronta Atención) en ese distrito. Allí, también lo acompañaron la candidata oficialista a jefa comunal, Verónica Magario; la esposa del dirigente matancero Alberto Balestrini, María del Carmen Cardo; y el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia.
Luego, Scioli participó de un acto organizado por la Fundación Banco Provincia, que preside su esposa Karina Rabolini, en la que se realizó una entrega de sillas de ruedas donada por la fundación Walkabout, donde el candidato prometió “como presidente luchar por los derechos de las personas con capacidades diferentes de todo el país” y “generar las condiciones de inclusión”, además de “respetar los cupos de trabajo de la administración pública” y controlar al sector privado para que haga lo propio.
En otra jornada plagada de actividades proselitistas, el ex motonauta también inauguró un parque de Generación de Energía Solar y Eólica en el tramo del Camino del Buen Ayre que abarca los municipios de San Miguel y San Martín. Allí destacó “la responsabilidad social de políticas ambientales que se llevan adelante de acuerdo al camino que marca el papa Francisco con el desarrollo sustentable”. De ese acto participó el intendente de San Martin, Gabriel Katopodis.
El día había comenzado temprano por la mañana en Merlo, donde encabezó la entrega de 25 microcréditos para pymes y otorgó financiamiento para la adquisición de materiales de construcción a familias de ONG, junto al intendente local Raúl Othacehé.
Fuente: Página 12
0