RECORRIDO POR LOS LUGARES HISTÓRICOS DE LA CIUDAD... QUINTA PARTE

OCAMPO E YRIGOYEN, C.1960


Calle Hipólito Yrigoyen

Desde 1937, año que se inauguró la Ruta Nacional Nº9, la calle Hipólito Yrigoyen era el principal acceso a la ciudad. Su primer denominación fue Pacífico, posteriormente llevó el nombre de Umberto Primo recordando al monarca italiano asesinado en el año 1900. Según un plano dibujado por el historiador Elías Bertola en 1913 se puede ver que vecinos de una amplia trayectoria social eran los dueños de terrenos y casas en la entonces principal vía de acceso al pueblo, podemos destacar a Camilo Varni, Pedro Laguna, el Colegio San Antonio de Padua, entre otros. El 27 de agosto de 1941, el intendente Isidoro Martin designó a esta arteria como Hipólito Yrigoyen conmemorando al dos veces presidente de la Nación.


Ahora vayamos a los puntos importantes de esta calle, empecemos por la esquina con Bv. Centenario donde vemos el monumento a Bernardino Rivadavia inaugurado el 2 de septiembre de 1945 recordando el centenario del nacimiento del primer presidente constitucional argentino. Llegando a calle Cerini nos encontramos con el Colegio San Antonio de Padua fundado en 1899 por la Congregación de las Hermanas de San Antonio de Padua, las mismas que se encontraban trabajando en el Hospital y que a raíz del reclamo de muchos padres por la falta de un lugar para educar a sus hijos, tomaron esta noble iniciativa de la creación de una institución educativa. Al llegar a la cortada Garibaldi vemos a la Escuela de Educación Técnica “Santiago D´Onoffrio”, fundada el 9 de agosto de 1950. Su origen se remonta al año 1945 cuando un grupo de vecinos se reunieron en el Círculo Católico de Obreros y formaron lo que se denominó Universidad Popular, siendo su director organizador el Dr. Santiago D´Onofrio y se dictaban mecánica, electricidad, dibujo, radio armador, tornería, corte y confección y juguetería. El 22 de abril de 1950 esta Universidad se fusiona con las escuelas Profesional Nocturna y de Oficio Mixta dando origen al Instituto Politécnico “Gral. San Martín”. En 1955 la parte de Enseñanza Técnica para varones pasó a la Nación denominándose Escuela Fábrica de la Nación Nº 22, posteriormente designándose como Escuela de Educación Técnica Nº452. En el 2011, por disposición del Ministerio de Educación de la provincia y por pedido del municipio cañadense se le impuso el nombre de “Dr. Santiago D´Onofrio”. Pero lo que debemos destacar que en este mismo lugar en 1886 funcionó la Escuela Alterna, que no es ni más ni menos que la actual “San Martín” y posteriormente en 1917 funcionó la Escuela Normal.


Enfrente de este colegio podemos vislumbrar la sede de la Sociedad Suiza de Cañada de Gómez. Esta colectividad nace a finales del s. XIX y en 1915 adquieren cuatro lotes ubicados en la entonces calle Umberto 1º y este edificio fue inaugurado en 1938. Esta obra fue diseñada por Arman y Todeschini, prestigiosos arquitectos de la ciudad de Rosario y construida por Pedro Sorzini. Llegamos a la Escuela Normal que fue fundada por Ley Provincial como Escuela Normal Mixta en 1916 e inaugurada el 3 de junio del año siguiente. Hoy se la conoce como la Escuela de Enseñanza Media Nº 207 “Juan F. Seguí”. En este edificio también comparten su espacio la Escuela Primaria “Martín Miguel de Güemes” y el Instituto Superior del Profesorado Nº 5 “Perito Francisco Moreno”. El monumento que vemos en la esquina, es en homenaje a Domingo F. Sarmiento, inaugurado el 27 de abril de 1963 y es una obra del escultor José Gerbino.

Paseo Ferrucio Ardigó

Este paseo fue inaugurado en 1980 durante el gobierno de facto de Gerardo Cabezudo, y tenía como finalidad embellecer un sitio céntrico jerarquizado por la presencia de dos importantes edificios como el Teatro Verdi y la Escuela Normal. Se denominó “Ferruccio Ardigó”, conmemorando a este importante dirigente que presidió durante mucho tiempo la Sociedad Italiana, militante de la “Liga del Sur” partido fundado por Lisandro de la Torre y del Partido Demócrata Progresista. Fue un destacado concejal de la ciudad.

Museo Histórico Municipal



El entonces intendente de facto Gerardo Cabezudo, promulgó a mediados de 1977 una ordenanza que reglamentaba el funcionamiento de una Comisión Municipal de Cultura, y entre sus objetivos era formar el Museo Histórico Municipal. El 2 de febrero del año siguiente, la Asociación Italiana “Unión y Benevolencia” cedió gratuitamente las salas de los altos del Verdi para que allí funcione su sede. El 3 de julio de 1979 se decreta la designación de los miembros organizadores, que al día de hoy siguen siendo las autoridades principales de la institución, Gerardo Álvarez, director; Heddy Brun, vicedirectora  y Marta Martini de Travaglino como secretaria. Durante el año 1980 se adquieren las valiosas vitrinas de la tradicional joyería Ribotta y el 19 de agosto del mismo año, mediante decreto Nº 1171 se crea el organismo municipal.  Fue inaugurado el 12 de julio de 1981, contaba con cinco salas las cuales se denominaban Dr. Julio Marc, Elías Bértola, Nemesio Valbuena, Dante Ardigó y Vicente Leoni.

En octubre del año 2013 la Intendente Municipal Dra. Stella Maris Clérici inaugura la nueva sede del Museo, ubicada en Bv. Balcarce 860, encargando a quién esto suscribe la Coordinación del mismo. En el año 2014, se le impuso el nombre de “Elías Bertola” en homenaje a nuestro primer historiador y desde este año cuenta con un importante material de testimonios de víctimas de la última dictadura militar. Además cuenta con importantísimos archivos que describen el pasado local, regional y nacional; con miles de fotos que registran la vida del Cañada del ayer. También se enriquece con una delicada e interesante biblioteca con bibliografías coherentes a la historia de nuestra patria chica.


Teatro Verdi y Sociedad Italiana



La Asociación Italiana “Unión y Benevolencia” nació en una reunión de veinticinco italianos radicados en la ciudad el 2 de junio de 1883. Quince días después, se aprobó el estatuto de la sociedad, siendo su primer presidente Eugenio Boschietto. En 1884 adquieren los lotes sobre calle Moreno, entre Ballesteros y Rivadavia, y el 17 de junio del mismo año el Vicecónsul Italiano en Rosario Sr. Palumbo instaló la piedra fundamental del edificio Salone “XX de Setiembre”, inaugurándose en 1887. Este salón fue el primer teatro de la ciudad.

La obra del Verdi fue impulsada por el presidente de la Asociación, don Ferruccio Ardigó en 1921. Cuando en aquella jornada del 8 de octubre de 1922, el día después de la declaratoria de Cañada de Gómez como ciudad, el gobernador de la provincia Enrique Mosca, colocó la piedra principal de la obra que se inaugurada recién el 14 de febrero de 1925. Esta obra fue proyectada por el Ing. Dante Ardigó y construida por Alberto y Pedro Franzinelli. Entre las figuras más importantes que pasaron por su sala podemos citar a Adelina Agostinelli, la soprano italiana que cantó el día inaugural; Blanca Podestá, Libertad Lamarque, Carlos Gardel, Agustín Magaldi, Luis Sandrini, Margarita Xirgu, Emma Gramática, Eduardo Falú, Pedrito Rico, Ariel Ramírez, Alfredo Alcón, China Zorrilla, Carlitos Balá; las destacadas orquestas de renombre nacionales; políticos de la talla de Alfredo Palacios y según puede leerse en el libro “El Verdi…” de Gerardo Álvarez podemos afirmar que Evita, en etapa artística actuó en este imponente teatro.

Banco de la Nación Argentina




El Banco Nacional fue creado por ley el 5 de noviembre de 1872, siendo su primer gerente el Sr. Víctor Miranda asistido por un grupo de ciudadanos cañadenses entre ellos, Enrique James, Guillermo Winters, Enrique Hansen y Bautista Nícoli. El 21 de marzo de 1892, cambia su denominación a la conocida actualmente como Banco de la Nación Argentina.  El 3 de agosto de 1908 se inauguró el local actual de Ocampo e Yrigoyen, lamentablemente no se ha mantenido su fachada original ya que en los años 60 se modificó dejando perder un estilo arquitectónico pocas veces visto en la región. Siendo esto uno de los más graves perjuicio al patrimonio arquitectónico de la ciudad.
0