Cuando una historia se escribe mal, se impone que la reescriban otras miradas (Respuesta a Gerardo Álvarez)


Informe realizado por el Dr. Daniel Ramacciotti y publicado en Diario Estrella el día sábado 8 de abril de 2017.
El pasado día martes 4 de abril un compañero de trabajo acerca a mi despacho un ejemplar del  Semanario local, señalándome un artículo titulado “¿Por qué donar el Suizo a la provincia para que lo restaure…”  (completo la referencia al pie), donde el  autor, Gerardo Álvarez,  expresa su particular opinión respecto de la resolución de la Asamblea de Sociedad Suiza, donde por un solo voto (24 a 23 votos) prevaleció la postura de no aceptar el Contrato de Donación con Cargo de una parte de sus instalaciones, las que serían restauradas dentro del actual y ambicioso Programa de Infraestructura Escolar del Ministerio de Educación de la provincia de Santa Fe, además de  refuncionalizadas para posibilitar prácticas educativas de Nivel Superior. 

Más allá de sus efectos, no es mi intención poner en cuestión la decisión democrática de la mencionada Asamblea, puesto que obedece a las dinámicas micropolíticas que existen en toda institución. Sin embargo, necesito dejar constancia escrita de los acontecimientos reales y vividos que llevaron a una respetuosa construcción colectiva entre autoridades educativas y las de la actual Comisión directiva de Sociedad Suiza,  formalizada para su análisis y puesta luego a consideración de los socios de tan prestigiosa y emblemática institución de la ciudad.

El citado autor,  enmarca su artículo destacando la política de conservación del Patrimonio arquitectónico – cultural de las últimas tres gobernaciones de nuestra provincia. Coincido absolutamente con esta valoración de las políticas de estado, al tiempo que agrego los valores de la regularidad y de la convicción con los que se sostienen las mismas. Ahora, discuto el artículo, en especial en dos aspectos que no puedo soslayar del apartado conclusivo, donde Gerardo Álvarez afirma que él, y un grupo de socios, “evitaron un despojo”, por un lado; y además que, en tanto moción de parte, se atribuya el autor (vía cita Borgeana), el beneficio y patrimonio de la razonabilidad y el sentido común. Por lo anterior,  titulo estas líneas  “Cuando una historia se escribe mal…”.

Y a continuación, detallaré los acontecimientos omitidos en el artículo objeto de crítica, con el único y buen fin, de ser justo con quienes creyeron en un sueño, hoy detenido  pero vivo, y a la espera de nuevas miradas.

La “historia vivida” en una oportunidad frustrada:

En el mes de Abril de 2016 en el noticiero local reportean al Presidente de Sociedad Suiza, Doctor Roberto Scheitlin quien denuncia una “ola” de actos vandálicos en las instalaciones de la institución, con destrozos, robo de placas de bronce y demás objetos, etc. Sugiere durante la entrevista, la necesidad de pensar desde el Estado algunas medidas conducentes a cambiar o revertir esta situación. La Dirección del ISP5 (quien escribe),  comunica al Presidente de Sociedad Suiza la necesidad de espacio que atraviesa el Instituto Superior al duplicarse  la matrícula de estudiantes (crecimiento que por supuesto alegra).  Para ser más preciso, me encontré con la noticia  en esquina de España y Ocampo en horas del mediodía. Así comenzó la “historia real” de un proyecto, con el ofrecimiento de apoyo institucional y comunitario frente al difícil momento hecho público por el Suizo. De inmediato, con un sentido constructivo se encontraron  las vías para vincular las necesidades de ambas instituciones. Por lo tanto, afirmo que no cabe comparar inversiones para  restauración de edificios de la ciudad, cuando el origen de la “historia” es otro: vínculos que se tienden entre instituciones vecinas que pueden fortalecerse a partir de trabajar juntas sobre necesidades complementarias.

Juntos, el día 9 de mayo de 2016, representantes de Sociedad Suiza  y del Instituto Superior Nº 5, presentamos frente al Delegado de Región V, Lic Mario Ramos,  la Ministra de Educación, Prof. Claudia Balagué  y representantes de la Dirección de Patrimonio de la Provincia de Santa Fe, un flujograma situacional acordado previamente, incluyendo desde la fase diagnóstica hasta la de implementación. Destaco aquí, el respeto y la escucha atenta de los funcionarios, quienes manifestaron su compromiso y asistencia en lo que pudiéramos necesitar hasta alcanzar un acuerdo enriquecedor para ambas instituciones.

Lejos de la entrega o transferencia patrimonial de Sociedad Suiza,  para sortear el temor a la desaparición de la entidad acordamos tres propósitos a garantizar:
  • Firmar un Contrato (o la figura jurídica que habilite el fortalecimiento de ambas instituciones) con el Ministerio de Educación que implicara la restauración del Edificio Patrimonial de Sociedad Suiza en favor del desarrollo de actividades de Formación de Nivel Superior, Investigación y Capacitación.
  • Revitalizar  Sociedad Suiza en su organización.
  • Articular prácticas de Formación superior e  investigación del Instituto Superior Nº 5 con los Consulados y la Embajada de Suiza en Argentina. 

De junio a diciembre se realizaron reuniones de asesoramiento y escritura del Contrato de Donación con cargo, documento que intentó siempre ofrecer la mayor cantidad de garantías a las partes. No podemos dejar de mencionar el acompañamiento de otros actores, el apoyo recibido desde la Municipalidad de Cañada de Gómez, siempre presente en cada necesidad que tienen las entidades de la ciudad. En varias oportunidades, la Dra Stella Clérici en persona nos ofreció su respaldo a la iniciativa. 

En enero, recibimos la buena noticia de que el proyecto interinstitucional podría ser incluido por el Gobierno de Santa Fe en el Programa de Infraestructura Escolar.  Sólo restaba la aprobación de la Asamblea de Socios de Sociedad Suiza.

En febrero, todas las partes, leen y ajustan el texto de las 24 cláusulas del contrato de Donación con Cargo para ser puesto a consideración de la Asamblea de socios de Sociedad Suiza. 

La Asamblea de Socios de Sociedad Suiza se realizó el 5 de marzo, pasando a cuarto intermedio para un mejor análisis de la propuesta. Dos semanas más adelante, el 19 de marzo se concreta la Asamblea de Socios de Sociedad Suiza, los oradores presentan sus argumentos y se procede a la votación entre los presentes, prevaleciendo en ese momento, la posición de no aceptar por un voto de diferencia (24-23).

El proyecto del Polo Educativo Sociedad suiza consistía en:
-La urgente restauración del edificio por tratarse de un edificio declarado Patrimonio Histórico y Cultural de la Provincia de Santa Fe mediante Decreto N° 1873 – (26/6/14).
-La  Donación sujeta a Cargo dejando expresa constancia que la donación no alcanza al lote baldío lindante con la sede social ubicado por calle Rivadavia de 11m de frente por 51m de fondo aproximadamente, el que quedaría en el dominio de la Sociedad Suiza.
-El compromiso del Estado de cumplir con los cargos de mantenimiento permanente, servicios y garantía de funcionamiento de la Sociedad Suiza.
-La oportunidad de que el MINISTERIO DE EDUCACIÓN  pudiera disponer de una parcela del terreno de 3 m. por calle H Yrigoyen y 45 m de fondo , lindera al terreno de propiedad del Ministerio de Educación para la construcción del edificio de la Escuela Media N° 211.
-Parte de las instalaciones serían  usadas para el desarrollo de prácticas educativas, culturales y de investigación del Instituto Superior Nº 5 Perito Francisco Moreno y otras actividades de interés educativo.
-La garantía para que Sociedad Suiza, sin contraprestación alguna,  siguiera utilizando la Sede de la Institución por calle Rivadavia, los dos cuartos (oficinas) laterales al hall de entrada para su uso exclusivo, el edificio anexo con el patio y salida a calle H. Yrigoyen para el funcionamiento diario de un Café Literario/ Concert  ( de lunes a viernes ) y un Bar y Patio Cervecero (sábados y domingo de Diciembre a Abril , y diariamente de los meses de enero y febrero). También,  el uso de los salones 1 y 2 para el desarrollo de actividades culturales y sociales establecidas estatutariamente por Sociedad Suiza en días y horarios.
-Para el Instituto Superior Nº 5 Perito Francisco Moreno, se facilitaba un canal de articulación e intercambio cultural y de Educación Superior  con la Embajada y los Consulados de Suiza en Argentina, lo que resultaría en proyectos de intercambio y producción pedagógica con Instituciones Suizas.
-Se dejaba establecido que el cargo impuesto garantizaba el funcionamiento de  Sociedad Suiza de Cañada de Gómez y el mantenimiento de su Personaría Jurídica  (Letra S número 69 Año 1.914).
-La creación e imposición de nombre de un CENTRO DE FORMACION Y DE INVESTIGACIÓN PEDAGOGICA SOCIEDAD SUIZA a todo el predio objeto de restauración y conservación.
-En caso de incumplimiento de los cargos la Sociedad Suiza  podía revocar la donación en los términos del art. 1569 CCCN, sin responsabilidad frente al donatario.
-Se conformaba una Comisión Administradora a los efectos del mantenimiento del edificio, la coordinación de actividades y cualquier otro asunto de interés de ambas instituciones.
La pregunta desde una mirada participante sería:  “¿Qué se ganaba y qué se perdía con el Contrato de Donación con cargo?”

Nuestra respuesta: ambas instituciones ganaban y se enriquecían, también otras entidades se fortalecían y potenciaban. Prefiero a lo pragmático, aludir al concepto más profundo de lo que significa “Donar” en tanto concepto ético primario, también como gesto altruista.  Recordemos, lo que sucedió en nuestra ciudad, aquí mismo, con empresarios y funcionarios políticos de otro tiempo, quienes construyeron escuelas y sembraron un reconocimiento social que trascendió sus propias vidas.  Alguna vez leí de Marcel Hénaff  (2012) en “Repensar la reciprocidad”: “La donación auténtica en lugar de limitar o restringir las capacidades de cada uno, las incrementa porque les hace ser más en lugar de hacerles de menos”.
Por razones básicas de justicia y verdad, importa ahora  la recuperación de los acontecimientos reales, dejando constancia escrita para:
-Ser justos con las necesidades urgentes de ambas instituciones.
-Ser justos y agradecidos con la actual Comisión Directiva, representada por Roberto Scheitlin (Presidente), Marta Steiner (Secretaria) y todos los miembros que aportaron tiempo, dedicación y sus mejores intenciones para elaborar un proyecto revitalizador de Sociedad Suiza.
-Ser justos y agradecidos con la gestión del Delegado de Región V del Ministerio de Educación de la  Provincia de Santa Fe, Lic. Mario Ramos, un joven funcionario político que aseguro, por propio merecimiento y competencia, no tardará en ocupar cargos de gran responsabilidad. Su gestión regional es sorprendente en el poco tiempo que lleva trabajando en nuestro territorio.
-Ser justos y agradecidos con el Gobierno provincial y su política de jerarquización de la Educación Superior, la Ministra de Educación Claudia Balagué (nunca antes vi una Ministra recorrer tanto el territorio provincial como en los últimos años) y la Intendente Stella Clérici (siempre presente y haciendo), quienes participaron, analizaron y se dispusieron a viabilizar lo proyectado desde sus respectivas esferas de responsabilidad. 
-Ser justos y agradecidos con quienes estudian y trabajan convencidos de que el “mundo próximo” puede ser mejor, sin individualismos y sin mezquindades.

Con este artículo dejo el humilde registro de esas buenas  intenciones, que aún conservan su final abierto. No dudo que se encuentran intactas y  demandarán grandeza por parte de muchos actores con responsabilidad política, territorial y educativa.  Cuando el Doctor Roberto Scheitlin, Presidente de Sociedad Suiza (a quien reconoceré siempre su buena disposición) me transmitió, tristemente, el resultado desfavorable a la Comisión Directiva del Suizo y al Instituto Superior Nº 5 (24 votos a 23 en la Asamblea del 19/03/17), confieso mi desazón y sorpresa, por entender que oportunidades como la perdida, no llegan con el sol de cada día. Disiento con Gerardo Álvarez, porque no hubo pequeña ni gran “gesta”, tampoco héroes individuales que evitaron un “despojo” por parte de la provincia. Simplemente, un grupo de personas que votaron por la opción  negativa un mes de marzo de 2017 (elección libre, válida y respetable), cerrando con ello la condición de existencia de un proyecto de infraestructura escolar inédito en nuestra ciudad: POLO EDUCATIVO SOCIEDAD SUIZA. Con ellos, la responsabilidad de encontrar mejores soluciones, también nuestro deseo de que así sea. Nadie por estas tierras, puede presumir la posesión de la mejor idea.  Tristeza la propia, desazón de la más visceral (las que no dejan dormir ni comer),  pero que duraron tan sólo unas horas. Muy pronto, recordé una expresión muy conocida de Almafuerte , para mí un principio en la gestión destinada a  cualquier política pública: “…frente a lo que consideres adverso… llénate de ambición, ten más empeño, ten la más loca y la más alta mira”.

Con esa energía, no dudamos, “seguiremos andando”, los 923 estudiantes de 39 localidades de la región,  y los 167 docentes del Instituto Superior del Profesorado Nº 5 Perito Francisco Moreno, porque hay horizontes  alternativos para explorar en el proyecto “Un grupo X un Aula”.


Dr. Daniel Pablo Ramacciotti