Historia Sanitaria de la Ciudad de Cañada de Gómez escrita por el Dr. Gerónimo Carlos Etchart. Parte 21




CAPITULO XI:
Higiene de las actividades deportivas.
Higiene de los natatorios.



HIGIENE DE LAS ACTIVIDADES DEPORTIVAS

Es de todos conocido el entusiasmo, dedicación y capacidad que han evidenciado siempre los jóvenes de esta ciudad en la práctica de las más diversas actividades deportiva, habiéndose destacado en el concierto nacional muy especialmente en fútbol, básquetbol, ciclismo, tenis y Tiro a la Paloma. Lamentablemente no se puede decir lo mismo en lo que se refiere al cuidado médico preventivo y a la orientación deportiva que se haya prestado a los mismos.

En efecto no ha habido inquietudes en el sentido de organizar la Medicina Deportiva, con la instalación de organismos adecuados, especialmente en las instituciones donde los niños se dedican a esas prácticas.

La única excepción es el Colegio Nacional “Florentino Ameghino” que posee una eficiente organización en su Departamento  Físico, donde en estrecha colaboración dos médicos y cuatro profesores de educación física realizan anualmente un prolijo fichado y revisación medica del alumnado, se les clasifica en grupos según sus edades y actitudes físicas y se les da la correspondiente orientación gimnástica y deportiva.

Esta práctica rinde grandes beneficios ya que `permite pesquisar una cantidad de lesiones y malformaciones inaparentes que por tal razón han pasado desapercibidas y se puede dar a los interesados las correspondientes indicaciones terapéuticas. Desde el año 1941, en que inicio sus actividades, el citado Departamento Físico ha fichado o actualizado el fichaje de, aproximadamente 2.750 jóvenes (varones y niñas), comprendidos entre los doce y los diecisiete años.

Existen en Cañada de Gómez alrededor de veinte clubes deportivos, destacándose entre ellos el “Sport Club Cañadense” con más de dos mil asociados y donde se practican todos los deportes. Hay otras instituciones polivalentes pero, en general, los deportes más practicados son el futbol y el básquet ball, como ocurre en el resto del país.

En los últimos años, con la feliz implantación de los Deportes Infantiles  “Evita” esta situación ha mejorado un tanto, ya que todos los niños participantes en los diversos deportes (futbol, básquet ball, atletismo, natación y “wáter polo”) han sido objeto de una rigurosa revisación médica, con gran beneficio para los mismos.

Sería tan interesante como útil que los dirigentes de las instituciones locales y las autoridades de la ciudad, se interesaran por el problema que planteamos y que cada uno de los clubes o todos ellos en forma colectiva, organizaran una Oficina Medica bien instalada, con elementos suficientes y dirigida con método científico y, entendemos, se prestaría u8n gran servicio a la juventud cañadense.


HIGIENE DE LOS NATATORIOS

Existen en la ciudad tres natatorios públicos, uno de4 ellos municipal y los dos restantes de instituciones deportivas.

Dos de ellos, el del Parque Presidente Perón, que es el Municipal, y el del “Sport Club” están dotados de equipos clorinadores y recirculación de agua, y el tercero, de la institución “El Circulo”, carece de dichos implementos. Los tres natatorios cumplen rigurosamente con las disposiciones de los Decretos Provinciales nº 5723 (S.P 1239) y 16886 (S.P 2367); se exige un certificado médico renovable mensualmente y no se tienen, en ningún caso, contemplaciones para aquellos que, por su estado de salud, pueden transformarse en un peligro para la colectividad.

El natatorio del “Sport Club”, de reciente habilitación, merece destacarse como un modelo por lo moderno de sus diversas instalaciones y por el muy riguroso control que se ejerce sobre las actividades de los bañistas y su revisación médica.

La afección que más frecuentemente impide la concurrencia a las piletas es la Micosis de los pies, comúnmente llamada “Pie de Atleta” que se aprecia en nuestro medio con la misma frecuencia que en otros ambientes.

No hemos tenido oportunidad de constatar la presencia de afecciones de carácter epidémico (conjuntivitis, otitis, etc.) imputables al uso de los natatorios.

Como es normal, se exige, previo a la entrada al natatorio la realización de un baño higiénico y se ha implantado, con carácter de obligatorio el uso de gorro.



CAPITULO XII:
Ordenanzas municipales relacionadas
con problemas sanitarios.




ORDENANZAS MUNICIPALES RELACIONADAS CON PROBLEMAS SANITARIOS

Después de realizar una muy prolija búsqueda en los archivos municipales, solo hemos podido encontrar un muy reducido número de ordenanzas vinculadas con problemas higiénico-sanitarios y, en realidad ninguna de verdadera significación. No deja de llamar la atención el poco interés despertado en los ediles por legislar en defensa de la salud del pueblo.

Con un criterio puramente enumerativo y sintético vamos a señalar todas las Ordenanzas Municipales que hemos podido localizar:

1922: Ordenanza Nº 1  del 27 de octubre. Prohibición de fumar en los espectáculos públicos y cinematográficos que funcionen en locales cerrados.

1922: Ordenanza Nº 2 del 24 de Noviembre. Establece el lavado obligatorio, cada dos días, y la desinfección una vez por semana con creolina, durante los meses de noviembre a febrero, de los pisos de hoteles, restaurantes, fondas, bares, etc.
Las salas de espectáculos serán desinfectadas una vez al mes con una solución de bicloruro al 2% y los muebles tapizados con formol al 10%.
De noviembre a febrero es obligatorio el blanqueo y limpieza de los corralones.

1933: Ordenanza Nº 128 del 14 de marzo. se refiere a la colocación obligatoria de filtros en todos los motores que puedan  producir interferencias en las recepciones radiotelefónicas.

1941: Ordenanza Nº 217 del 15 de octubre. Establece la prohibición de instalar caballerizas dentro del radio pavimentado y da un plazo de cinco años para retirar las existentes.
Fija, además, una serie de normas para estos establecimientos instalados en zonas permitidas; piso de afirmado, paredes impermeabilizadas hasta 1,50 mts de altura, desagües cloacales y limpieza diaria y retiro del estiércol.

1942: Ordenanza del  30 de mayo, Nº 224. Estableciendo el certificado de sanidad previo y obligatorio para todo local o casa habitación ofrecida en locación.

1949: Ordenanza Nº 244 del 1º de agosto. Prohibiendo la circulación de perros sueltos, en los mataderos, mercados, carnicerías, y puestos de abasto, vehículos que  transporten alimentos, etc., y estableciendo la patente obligatoria.

1949: Decreto Nº 247 del 5 de agosto. Prohibiendo al vecindario arrojar aguas servidas de sus domicilios a las cunetas.

1949: Decreto Nº 256 del 7 de setiembre. Estableciendo un plazo para la construcción de aceras, cercos y tapiales.

1950: Ordenanza Nº 210 del 1º de julio. Haciendo obligatorio el herrado de los caballos.

1951: Decreto Nº 398 del 21 de mayo. Creando la “Comisión Asesora Sanitaria del Municipio de Cañada de Gómez”. Este decreto, sugerido por el suscrito obedeció a la alarma producida por el brote de Poliomielitis que se desarrolló en la ciudad de Rosario.






CAPITULO XIII:
Consideraciones generales.
Síntesis de las deficiencias sanitarias.
Proyectos de solución.




CONSIDERACIONES GENERALES
SÍNTESIS DE LAS DEFICIENCIAS SANITARIAS
Proyectos de solución

Al llegar al fin de nuestro trabajo, creemos haber realizado un exhaustivo estudio de todos los aspectos higiénico-sanitarios de nuestra ciudad, de la evolución que han sufrido en el tiempo y de las deficiencias que nos ha sido dable observar. También en cada caso, hemos propuesto alguna solución viable para tales inconvenientes.

Nos parece útil, como síntesis final, hacer ahora un resumen de lo que, creemos, necesita aun la ciudad de Cañada Gómez para llegar al grado de perfección sanitaria que todos anhelamos para la ciudad que es la de nuestra residencia.

CAPITULO II: DEMOGRAFIA
Es ampliamente satisfactorio el balance demográfico, muy especialmente en lo que se refiere a incremento de la población e índices de mortalidad infantil y general.

Tres problemas aparecen, que no tienen una significación solo local, sino inmensas proyecciones mundiales: el notable descenso de la natalidad y el aumento de las defunciones imputables a afecciones cardiovasculares y cáncer.

Con respecto al fenómeno de la denatalidad. Nos hemos ocupado de el con tanta extensión y expuesto ya lo complejo que es proponer soluciones que nada cabe agregar.

El aumento de la mortalidad por enfermedades crónico - degenerativas tiene su principal  explicación en la forma acelerada en que aumentan también los índices de expectación de vida: cuantos más viejos tengamos, fatalmente habrán mas defunciones por afecciones  del corazón y de los vasos y por cáncer. El papel de la medicina preventiva es, en este problema, fundamental y de él nos ocuparemos en el próximo capítulo.

CAPITULO III: MEDICINA ASISTENCIAL Y PREVENTIVA.

Es mucho lo que resta por hacer en este tan importante aspecto de la defensa de la salud pública.

Será necesario reedificar el Hospital “San José” de cuyos defectos nos hemos ocupado; preferiblemente en un lugar distinto al que ahora, ocupa, tan inadecuado por su alejamiento del centro de la ciudad y, dotar al nuevo establecimiento de todos sus elementos funcionales para diagnósticos y tratamientos.

La instalación de un Centro de Salud, del que ofrecemos un completo proyecto, permitiría iniciar las prácticas de Medicina Preventiva, cuya urgencias a nadie escapa.

Aspiramos, por último, a que los médicos locales, especialmente los que ejercen funciones oficiales, se interesen por los problemas demográficos.

CAPITULO IV: HIGIENE Y MEDICINA ESCOLAR.

Aquí está casi todo por hacer: es urgente que los poderes públicos se interesen por la construcción de edificios escolares higiénicos, cómodos y confortables. Ese sería el primer problema a resolver.

Es importante también que se racionalice la asistencia médica y odontológica a los escolares, que se presten ambas con criterio preventivo y terapéutico y que, dotados los consultorios escolares de todo el personal técnico y elementos de trabajo indispensables, los alumnos puedan concurrir a ellos en la seguridad de ver resueltos sus problemas.

Será necesario además, de intensificar el cumplimiento de la práctica de las inmunizaciones y completar algunos estudios, como ser, entre otros. El índice de endoparasitósis, especialmente Amebiasis que tiene gran significación en esta zona.

La constitución de nuestras aguas, extraordinariamente ricas en flúor permitirá realizar entre la población escolar muy interesantes estudios sobre el papeles del Flúor en la prevención de las caries dentarias que tiene n tanto auge en los momentos actuales.

CAPITULO V: INGENIERÍA SANITARIA.

Sus problemas están bien resueltos y solo sería de desear que, en un futuro no lejano, los servicios de provisión de agua potables, cloacas, pavimentos y desagües llegaran a la totalidad de la población, especialmente a la que habita en la zona sud, que tanto requiere de esos servicios.

Opinamos que, en lo que a agua potable se refiere, mientras no se esté en condiciones de llevar los servicios a los domicilios sería muy útil que se proveyera a los distintos barrios de hidrantes o canillas públicas para uso del vecindario, evitando así el peligro de las enfermedades de origen hídrico que, por otra, parte ya hemos visto que tienen escasa significación sanitaria.

Con respecto a las basuras, aunque el actual vaciadero está construido correctamente en lo que se refiere a ubicación, defensa etc., entendemos que se debería intensificar el “relleno sanitario" que se practica ya, aunque en pequeña escala.

CAPITULO VI: LIMPIEZA DE LA CIUDAD. ALUMBRADO PUBLICO. MOLESTIAS SANITARIAS. ROEDORES. ARROYO CAÑADA DE GÓMEZ.

  La limpieza de la ciudad es muy satisfactoria y no hay, felizmente,, ninguna objeción que hacer; solo será necesario, también en este caso, que los servicios municipales abarquen una mayor zona y que la totalidad del vecindario pueda gozar de ellos especialmente en lo referente a recolección de residuos y riego.

El alumbrado público es notoriamente deficiente y el problema que plantea solo podrá ser resuelto cuando el Gobierno de la Provincia haga efectiva la expropiación de la Usina local, ya resuelta y dote a la ciudad de fuentes de producción de energía eléctrica suficiente: es necesario no olvidar que cientos de casas recientemente construidas y habilitadas carecen de alumbrado eléctrico por insuficiencia de los motores que la producen.

Las diversas molestias sanitarias que hemos estudiado van, en cada caso con su proyecto de solución pero, insistimos, las más llamativas y fáciles de extirpar son las que se refieren a los roedores y a los ruidos molestos e inútiles: la Municipalidad tiene instrumentos legales adecuados para terminar con ambas.

El problema higiénico del arroyo Cañada de Gómez es de una mas difícil solución integral por el elevado costo que significaría su entubamiento pero, cualquiera de la soluciones de emergencia que proponemos, ya sea la colocación de una capa de concreto en su fondo para permitir la limpieza o la instalación de una reserva boscosa significarían un verdadero progreso sanitario para la zona.

CAPITULO VII: VIVIENDA HUMANA. ESPACIOS LIBRES.

En su mayor parte el de la vivienda humana, es un problema resuelto en nuestra ciudad. Solo será necesario incrementar la edificación higiénica en la zona sud, proveer a las casas de elementales servicios de eliminación de residuos y asegurarles la provisión de agua potable.

La pavimentación de esta zona, que preconizamos sería un impulso muy interesante para que los vecinos se decidieran a mejorar sus viviendas.

La falta de espacios libres, que es también un serio problema, podrá resolverse,, como lo hemos sugerido, con la reserva por parte de la Municipalidad de alguno de los numerosos terrenos disponibles, especialmente en las zona Norte y Este de la ciudad.

CAPITULO VIII: ABASTECIMIENTO COMUNAL.

Desde la instalación del Instituto Bromatológico desaparecen casi todos los problemas siendo necesario sin embargo, un mayor trabajo de coordinación entre el referido Instituto y la Municipalidad para el estricto cumplimiento de todas las ordenanzas.

Nos hemos ampliamente al problema del abasto de la leche higiénica y llegamos a la conclusión de que aquí, como en casi todo el resto del país, es un asunto que no siquiera se ha encarado ya que habrá que ir a la solución  integral que se inicia en el tambo y continua con los elaboradores, expendedores y el público mismo.  Formulamos nuestros votos para que en su futuro próximo resuelvan las autoridades abocarse al estudio de este problema sanitario de tanta significación. 


CAPITULO IX: HIGIENE INDUSTRIAL
Casi todos los problemas del industrialismo, al menos en los grandes establecimientos, están bien resueltos y solo preconizamos como lo decimos en el capítulo correspondiente que se mejoren los servicios de Medicina preventiva industrial, que se creen organismos de Asistencia Social, etc.

Desde el punto de vista municipal se presenta el problema de que, con el crecimiento de la ciudad, sus principales industrias han quedado en pleno centro; será necesario zonificar el medio urbano y fijar el sitio de ubicación para futuras instalaciones industriales.

CAPITULO X: BENEFICENCIA Y ASISTENCIA SOCIAL.

Planteamos en este capítulo un importante problema que solo hemos presentado en forma esquemática: el Barrio Sud o “General San Martín” donde un denso núcleo de población vive en condiciones no higiénicas y en un cierto grado de pauperismo, con una franca incidencia sobre la salud física y moral.

Ya actúa en ese barrio el Servicio Social y no lo ha descuidado tampoco el Poder público ya que se han instalado diversas obras de asistencia, tales un comedor infantil, pero será necesario intensificar todas esas obras, higienizar el barrio, reeducar a sus habitantes y,  en fin, llevar hasta allí todos los adelantos de la técnica tanto en lo referente a lo higiénico como a los sanitario y social.

CAPITULO XI: HIGIENE DE LAS ACTIVIDADES DEPORTIVAS

Son en general muy buenas las instalaciones y las comodidades que brindan a sus asociados los distintos clubes.

Sin embargo se ha descuidado el capítulo de la Medicina del deporte y es necesario que todas las instituciones, individual o colectivamente, organicen sus consultorios médico- deportivos, que se confecciones fichas de los asociados que practican deportes y, sobre todo, que se cuide la orientación deportiva y las prácticas de la infancia. Ya hemos dicho que algo se ha avanzado, en ese sentido, con la implantación de los deportes infantiles “Eva Perón” y la habilitación de los natatorios locales.

CAPITULO XII: ORDENANZAS MUNICIPALES

Este es un capitulo casi en blanco de la sanidad cañadense porque llama la atención el poco interés que han tenido los ediles por sancionar ordenanzas en defensa de la salud humana.

Será necesario, con el asesoramiento adecuado, que la Municipalidad corrija esta deficiencia y que nuestra ciudad pueda prestar un cuerpo de ordenanzas modernas y adecuadas que contemplen todos los problemas higiénico- sanitarios.



BIBLIOGRAFÍA

ADVERTENCIA: Deseamos repetir que casi todo el contenido de este trabajo, tanto en lo que se refiere a apreciaciones, datos estadísticos, gráficos, fotografías, etc., es original del autor y han sido obtenido en forma personal, en sus propias fuentes.

Es por ello que la bibliografía que se cita, salvo cuando se haya indicado específicamente en el texto, otra cosa, se refiere a fuentes informativas donde se ha buscado orientación y directivas para la redacción de los distintos capítulos.

1.      ROSENAU Milton J: “La inspección sanitaria como medio de instrucción en las Escuelas Medicas”.- Escuela Médica de Harvard. Boston.
2.      ETCHART Gerónimo C: “Mortalidad infantil en la ciudad de Cañada de Gómez”.- Primer Congreso Medico Social y Pedagógico de la Infancia.- Capital Federal del 30/X al 1º/XI de 1953. A publicarse en sus Actas.-
3.      ETCHART Gerónimo C: “Demografía de Cañada de Gómez”.- Trabajo enviado al Primer Congreso Universitario de Medicina a reunirse en Córdoba.-
4.      ETCHART Gerónimo C: “El problema social de la denatalidad”.- Tercer trabajo de adscripción a la Cátedra de Higiene y Medicina Social.- 1947.- Inédito y archivado en la Biblioteca de la Facultad de Ciencias Médicas.-
5.      ETCHART Gerónimo C: “Crisis de la natalidad”.- Revista Científico – Matemática de Lujan.- 1947.- Tomo I Nº 2.-
6.      ETCHART Gerónimo C: “La denatalidad como problema social”.- Conferencia pronunciada en el Liceo Social de Rosario (Escuela de Servicio Social). Marzo de 1949.- Inédita.-
7.      Bradford Hill A: “Estadística Medica”.- Traducción del Dr. José A. Coll.- Santa Fe 1950.- Páginas 145 y subsiguientes.-
8.      SMILLIE W. C.: “Medicina preventiva y salud pública”.- Traducción F. Clement Casadó.- Madrid 1949.- páginas 56 a 98.-
9.      Bunge Alejandro E: “Una nueva argentina”.- Buenos Aires 1940.- Páginas 75 a 85.-
10.  COLL José A: “Versión de sus clases dictadas al Curso de Médicos Higienistas”. –Facultad de Higiene y Medicina Preventiva.- Santa Fe.- 1950
11.  BARREIRO Luis M: “Versión de sus clases”.- Idem.- Página 13 “infine”.-
12.  BERTOLA Elías: “Apuntes Históricos de Cañada de Gómez”.- Compañía General de Artes Gráficas.- Rosario.- 1922
13.  PERALTA ASTUDILLO Geofredo G. Tnte Cnel: “El combate de Cañada de Gómez”.- Inédito y extractado en el diario “La Capital”.- Rosario 22 de noviembre de 1947.-
14.  OBRAS SANITARIAS DE LA NACIÓN: Anuarios oficiales de 1930 a 1951.-
15.  Historia del Servicio Eléctrico de Cañada de Gómez: Revista Redes Argentinas.- Año XV.- Nº 10.- 1946
16.  MUNICIPALIDAD DE ROSARIO: “Anuario Estadístico del año 1945”. Rosario 1947.- Página 211.-
17.  SEGUNDO CENSO DE LA REPÚBLICA ARGENTINA: 1895.-Publicacion oficial.- BS.AS.- Tomo 2.-
18.  TERCER CENSO DE LA REPÚBLICA ARGENTINA: 1914.-Publicacion oficial.- BS.AS. Tomos 2, 3 y 4.-
19.  RESULTADOS GENERALES DEL CENSO DE POBLACIÓN: Cuarto censo general de la Nación. Informe de.1. del Ministerio de asuntos. BS.AS 1951.-
20.  DOCUMENTO OFICIAL: Del 7 de octubre de 1922, “Declaratoria de Ciudad de Cañada de Gómez”. En “Apunte históricos de Cañada de Gómez” (12. Página 82.-)
21.  ANUARIO DE OBRAS SANITARIAS DE LA NACIÓN: Año 1943.-
22.  ARGONZ Joaquín: “Justicia Social”. BS. AS 1945. Editorial “El Ateneo”
23.  ELIZALDE Francisco de: “Mortalidad infantil”: introducción a su estudio.- Archivos de Salud Pública. Volumen VI.- Nº 1.- Julio de 1949.-
24.  BUNGE Augusto: “Las conquistas de la higiene social”.- BS. AS. 1911.-
25.  MORDER Juan: “Teoría y práctica de sanidad pública”.- Barcelona 1941.-
26.  MORDER Juan: “La representación gráfica”.- Su aplicación en Salud Pública. Editorial Beta. BS. AS 1950.-
27.  RODRIGUEZ Germinal: “Tratado de Demophylaxia”.- BS. AS. 1944. Tomo 1. PAGINA 537.- 
28.  KAPLAN Juan: “Medicina del trabajo”. Editorial “el Ateneo”. BS. AS. 1953.-
29.  DE VEYGA Francisco: “El actual movimiento de la desnatalidad en nuestra raza”. Tomo cincuentenario de “La Semana Médica”.- fascículo II. Página 541.-
30.  CATEDRA DE HIGIENE Y MEDICINA SOCIAL: (Rosario). “Versiones de clases del Profesor Dr. Francisco Albornoz y colaboradores”. Tomo I. página 67.-
31.  ALBORNOZ Francisco: “Defensa de la salud pública”. Función de los centros de salud. Editorial Molachino y Scarabino. Rosario. 1946.-
32.  ALBORNOZ Francisco: “La desinfección del agua de las piletas por la clorinación”. Revista Médica de Rosario. Año XXIV Nº 11. Noviembre de 1934.-
33.  DI MURO Hilario: “Un matadero público rural”. Ministerio de Salud Pública y Trabajo. Departamento de sanidad, división de arquitectura e ingeniería sanitaria. Santa Fe.-
34.  REGLAMENTACIÓN PARA LA CONSTRUCCIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE PILETAS DE NATACIÓN Y BALNEARIOS: Ministerio de Salud Pública y Trabajo. Dirección de publicaciones y divulgación sanitaria. Santa Fe. 1946.-
35.  EL CENTRO DE SALUD: Base experimental de Medicina Constructiva. Folleto tomado de la revista “Farol”. Volumen II Nº 6. Marzo 1951.-

36.  CARR-SAUNDERS A. M.: “Población mundial”. Fondo de Cultura Económica. México 1941. Página 61 y subsiguientes.-