Entrada destacada

LA CAÑADA DE LOS GÓMEZ 1916

La Plaza San Martín el 9 de julio de 1916, Centenario de la Independencia Las elecciones del 7 de noviembre de 1915 ratificaron a la may...

LA HISTORIA DE LOS INTENDENTES... SEGUNDA INTENDENCIA DE QUIQUE ALBERTENGO

Jorge Omar Albertengo, Leopoldo Audano y vecinos, inaugurando el Barrio Fonavi, 1985

Cómo bien expresé en el capítulo anterior, en 1981 se inició a través de la Multipartidaria una serie de conversaciones entre la mayoría de los partidos políticos tradicionales del país en busca de la recuperación de la Democracia. Es preciso recordar a aquellos hombres que se reunían en nuestra ciudad en el sótano de la farmacia de García, en hoteles y lugares ocultos, dirigentes de la talla de Jorge Omar Albertengo, Roberto Garín, “Cacho” García, Daud Mamet, Carlitos Fernández, Armando Álvarez, Juana Ledesma, entre otros.


En 1983 la vuelta a la democracia mostraba un fervoroso color en las elecciones del 30 de octubre en las que triunfó el radicalismo con Raúl Alfonsín en la Nación y el Partido Justicialista con José María Vernet en la Provincia de Santa Fe. En Cañada de Gómez el triunfo fue del Peronismo con 5109 votos, lo siguió el PDP con 3554, la UCR 3310, el PSP con 2388, el MID 749, el PDC con 361, el Movimiento Línea Popular 336, el PC 117, el MAS 20 y el Frente de Izquierda Popular 1.  Por primera vez en la historia de la ciudad un hombre llegaba a ser dos veces intendente municipal a través del voto popular estamos hablando de Jorge Omar Albertengo, el Quique, quién enfrente tuvo a candidatos como Ricardo Mario Romegialli (PDP), Aurelio Pelagagge (UCR); Carlos Fernández (PSP); Juan Carlos de Altube (MID); Carlos Garma (Línea Popular) y Mario Giordano (PC).  En aquella jornada fueron electos concejales Leopoldo Audano, Héctor Alsina, Gerardo Médici, Ezio Gaspoz, Humberto Acánfora Greco, José San Martín y Ricardo Sthali, recayendo en Audano la presidencia del cuerpo y Rogelio Ponce Lemos la secretaria del Concejo hasta 1984 cuando es reemplazado por Maria Isabel Arnolfo. Además dos cañadense ingresan como diputados provinciales como el justicialista Ricardo Piermatei y el radical Héctor Wulfsson. El senador de ese período fue Alberto Monti de Correa.

La campaña electoral del peronismo se baso en que era el único instrumento y canal idóneo para que el poder llegue a manos del Pueblo, procuraba una efectiva y profunda reordenación administrativa; ejecutar obras directamente por administración municipal; autarquía del Matadero Municipal; rebajas de contribuciones a Jubilados y Pensionados en base a sus ingresos y vivienda única; Plan regulador del municipio; Plan de 196 viviendas; instalación de un teatro municipal, entre muchas otras cosas. Un día antes de las elecciones Quique en Estrella de la Mañana manifestó que en Cultura había «que profundizar y tratarlo con más participación de la Provincia, incentivar al estudiante de menores recursos, adecuar las escuelas para todos y procurar un anexo de la Universidad Tecnológica Nacional que tenga programas que se adapten a las necesidades de la ciudad. El Partido Justicialista siempre ha proyectado cosas para la juventud, porque tiene como base una filosofía humanista y de futuro, en todo momento se habló de la niñez y de su atención no sólo para que crezca sano, sino para que se eduque y crezca en un ambiente de paz, trabajo y con esperanza en un porvenir mejor.»[1]

Tras su triunfo electoral y asumiendo el 10 de diciembre,  Albertengo fue un intendente que sólo tuvo Secretario en su gabinete y fue el Arq. Enrique Balbuena en la cartera de Obras y Servicios Público. En el resto de las áreas trabajó directamente con los agentes municipales de carrera en cada una de sus jefaturas. Al respecto de ese día, el matutino dirigido por José Antonio Ramacciotti expresó que

«Estaba allí representado todo el quehacer de la ciudad tales como altos funcionarios de entidades oficiales, representantes de partidos políticos, ex intendentes, concejales, sindicalistas, dignatarios eclesiáticos, una numerosa asistencia de periodistas que cubrieron todas y cada una de las instancias, público en general, etc.

»A las 10 horas en el Concejo Deliberante se efectuó la reapertura de las actividades, luego de un largo período de siete años. Muchísimo y selecto público presente. Por ser el concejal de mayor edad, presidió provisoriamente el Sr. Gazpoz, el que tras prestar juramento, procedió tomar el mismo a los restantes seis concejales haciéndolo por la Patria y su honor el Dr. Acánfora, mientras que los restantes Sres. Alsina, Audano, Médici, San Martín y Stahli lo hicieron por Dios y la Patria. Seguidamente se dio a conocer el primer decreto del Concejo, por el que se designan las autoridades del mismo, recayendo la presidencia en el Sr. Leopoldo Camilo Audano, la primera vicepresidencia en el Sr. Ezio Gazpoz y la segunda en el Sr. Héctor Alsina. Al hacerse cargo de la conducción del Concejo, hizo uso de la palabra el Sr. Audano, mereciendo los más cálidos y sinceros aplausos. Anunció de inmediato que concurriría a la puerta de ese organismo a decepcionar al señor Intendente Municipal, Dr. Jorge Omar Albertengo, quién hizo su ingreso a la sala de sesiones acompañado por su señora Liliana Beltrame y de su señora madre Nélida Ferrero. Tras la entonación del Himno Nacional Argentino entonado por la Banda y coreado por todos los asistentes, se procedió a tomar juramento de práctica al Dr. Albertengo, quién con posterioridad procedió a dar lectura a su mensaje al Concejo.

»Terminado todo ello, el nuevo Intendente, todos los concejales, invitados especiales, etc. se encaminaron hasta la Intendencia, en cuyo despacho estaban esperando el Intendente saliente Sr. Juan Rogelio Butassi, acompañado por sus secretarios Sres. Arq. Tonella, CPN Martine, Ledesma, Santana. Una vez cedió a labrar la escritura correspondiente, tarea que estuvo a cargo del Escribano Juan Carlos Giordano. Concluida la misma, se hizo cargo de sus funciones el Dr. Albertengo, previo a lo cual acompañó hasta la salida de la Municipalidad al Sr. Butassi y colaboradores. Posteriormente en el despacho, el nuevo Intendente hizo uso de la palabra para ratificar cuanto había expresado en su mensaje, dando paso luego al saludo de las autoridades presentes, asociaciones cooperadoras, vecinales, funcionarios públicos, el Rdo. Padre Ferrero, ex intendentes, ex concejales y público en general.» [2]

Una de las grandes obras que inauguró Albertengo fue el barrio Brigadier Estanislao López, popularmente conocido como FONAVI, gestiones que fueron iniciadas por él en su anterior gestión previa al golpe de estado del ´76.  En el Semanario Nuevo Rumbo, el intendente manifestó que «dentro de la necesidad de viviendas que hay en nuestra ciudad, esto significa apenas un paliativo importante. Hacen falta 1.500 viviendas y podemos decir que 196 no es una solución. Por otro lado, estamos esperando de la Secretaria de Vivienda de la Nación los planes que están anunciando, pero en la realidad de los hechos, se concreta poco y esto nos hace pensar que va a ser difícil acceder por esa vía, pero llegado el momento se estudiaría.»[3] Quizás por esas dudas e incertidumbres que desde el Estado Nacional se vivía, Albertengo crea a través de la Ordenanza 1763 el Instituto Municipal de la Vivienda que fuera presidido por su secretario de Obras y Servicios Público el Arq. Balbuena, acompañados de un Comisión Asesora encabezada por el concejal Gerardo Médici. Como resultado de esta iniciativa surgieron los barrios Cañada 1, Cañada 2 y Cañada 3, ubicados en barrio La Usina, en la cortada hoy llamada René Favaloro y en Mitre al norte de la Ruta 9.

Quique Albertengo, en sus tiempos de intendente.


Además del impulso a la vivienda durante 1983 y 1987 se continúo con la instalación de la red de gas natural, agua y cloacas. Se pavimentaron casi medio centenar de cuadras y se ampliaron las instalaciones de la sede de Bomberos Voluntarios. Se creo el Instituto Matadero Municipal. También un fuerte impulso la tarea cultural, bien como lo había expresado Quique en su campaña, la Comisión de Cultura estuvo coordinada por Mario Chiappino, acompañado de Oscar Branchesi, Rubén Gallegos, Omar Mirleni, José Mayero, Daniel Rey y María Mercedes Mollar. Se crea la Escuela Municipal de Teatro dependiente de esta comisión. Recordemos que la escuela había sido impulsada por Raimundo Albertengo, padre de Quique, cuando fuera Intendente Municipal en 1947. En el Deporte siguió al frente Ángel Buby Casari, Carlos Faúl fue Jefe de Prensa, Omar Pravisani Jefe de Compras aunque también interinamente estuvo al frente del Juzgado de Falta, Jefe del Departamento Legales donde se desempeñaba como auxiliar Stella Maris Clérici, quién sería Intendente Municipal veinte años después. El Jefe de Tránsito fue Clemar Falconi y Daniel Genga fue el Jefe de Deportes y Recreación. Estos fueron algunos de los colaboradores de la gestión Albertengo con cambios en algunas etapas de la misma, cabe agregar que hubo un cambio en el organigrama a partir de 1987 ya que estaba vigente el establecido por Butassi en octubre de 1983.

En las elecciones legislativas de 1985 hubo un claro triunfo del Partido Socialista Popular con Carlos Fernández a la cabeza, modificando la estructura del Concejo, donde además ingresan Juan Carlos Abbondanzieri e Isabel Alaniz,  continuando Audano, Gaspoz, Médici y Sthali. A pesar de no tener mayoría en la legislatura local, Albertengo pudo tener en Audano un estratega en el lugar pudiendo llevar a cabo muchos de sus proyectos.  Cabe agregar que el Dr. Luis Ferrigno fue Jefe de la Región VI de Salud, continuando y gestionando las obras necesarias para la ampliación de las instalaciones de nuestro Hospital San José, siendo directores del mismo los Dres. Rogelio Díaz Moyano (1983-84) y Emiliano Cordero (1984-88). Se inauguró el Dispensario del Barrio Parque y en 1985 comienza en la ciudad los servicios de CEMI.

También durante esos primeros años de la democracia la Dra. Noemí Sedrán fue designada Conjueza de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Santa Fe. El diputado Pirmattei presenta un proyecto para la llegada de los Tribunales a la ciudad. También se desarrolla el plebiscito por el Canal de Beagle, en 1984, con un amplio triunfo del SI en Cañada con 10.600 votos contra 1.242 del NO. Surgen nuevos medios de comunicación como Sur, Causa Popular, Nuevo Rumbo y Convergencia. Gortizia Piccinini y Carolina Bondoni de Leoni, reciben el premio Florian Paucke, siendo la última de ellas post morten. Se inaugura la Casa de la Cultura y el Arte en la casona de Sarmiento y Bv. Centenario. También en esos años Sport Club Cañadense comienza su camino en la Liga Nacional de Básquet y surgen nuevas figuras en distintas disciplinas deportivas. Sin lugar a dudas a Quique le tocó gobernar en tiempos de cambios políticos y de una profunda explosión cultural en una década bisagra en la historia, que dejaba atrás la oscuridad de la dictadura y abría paso a una nueva generación que encontraba en la música, el arte, el teatro y también en la participación dentro de los partidos políticos un camino que conducirá a la Argentina a una democracia plena. Tarea que aún hoy se sigue buscando.

El 10 de diciembre de 1987 por primera vez en la historia de la ciudad, un intendente elegido por el pueblo le entrega el mando a otro intendente elegido por el pueblo. Ese día Jorge Omar Albertengo es reemplazado por Enrique Balbuena terminando así el primer mandato del retorno de la democracia, donde se debió gobernar con crisis económica y social, piloteando un municipio que debió reconstruirse.



[1] Estrella de la Mañana, 29 de octubre de 1983
[2] Estrella de la Mañana, 12 de diciembre de 1983
[3] Nuevo Rumbo, Noviembre de 1985
Publicar un comentario