jueves, 8 de febrero de 2018

HISTORIAS DE NOTICIAS III


Lavalle en los sesenta


Hoy volamos al año 1960 y repasamos amarillentas hojas del Libro Estelar Nº 3 de Revista Estrella publicado en el mes de diciembre. Por aquel entonces el periódico dirigido por José Antonio Ramacciotti cumplía su tercer año de vida y él mismo en su editorial reflejaba que «la gente ha popularizado al máximo al semanario regional hoy en un sitial preponderante en el corazón del pueblo sin distinción de clases».[1] La revista, como era su salida en sus comienzos tenía corresponsales en Armstrong, General Roca, Las Parejas, Tortugas, Carcarañá, Marcos Juárez, Villa Eloísa, Las Rosas, Leones, Correa, Bustinza y el Barrio Sur de Cañada, si leyó bien, el barrio tenía corresponsales siendo los mismo Carlos Virgili, Felipe Vítola y Oreste Oliva.


La crónica policial anoticiaba de una estafa millonaria con la venta de estancieras donde un cañadense, conocido como Chiche, fue detenido junto a otros hombres de Capital Federal y Córdoba por haber vendido diez Estancieras IKA con adulteraciones en la numeración de sus motores y papeles. La imagen de los coches secuestrados en el patio de la jefatura nos marca el éxito del operativo. Dando una vuelta de página y el tema a tratar, desde el periódico se fomentaba los posibles cambios que la ciudad necesitaba en aquella década tan revolucionaria como los sesenta. Entre las opiniones vislumbramos el tema del arbolado, «es impostergable que se encare definitivamente la eliminación del anticuado arbolado de calle Lavalle, si se pretende realmente hacer de esa vía un orgullo ciudadano»[2], siempre hablando de la zona céntrica se criticaba además que «Cañada de Gómez es una ciudad de gran tránsito teniendo como prueba quiénes la visitan... En calle Lavalle, se hace imperioso el estacionamiento de vehículos al centro, y no deberá permitirse la entrada de vehículos de tracción a sangre... »[3] Otro problema de entonces era el papel que jugaban los jóvenes que según el cronista «los muchachitos estacionan tan mal en calle Lavalle para decir a las damas toda clase de barbaridades, y cometen atropellos que llegan hasta el manoseo de quiénes arriesgan a pasar cerca de estos señores, que parecen inmunes a la mano de la autoridad.»[4].

Las Estancieras detenidas en Jefatura

La sección cultural hizo hincapié en la tarea y en los esfuerzos de las instituciones, donde fueron muchos de ellos poco aprovechados por el público cañadense. Entre los destacados vemos la obra Stefano de Armando Discépolo realizada por el Teatro Popular Independiente Siripo donde «los valores del Siripo se mantienen, y en casos reflejan progresos, como el de Elsa Salomón, cada vez más natural en sus papeles, Rostagno siempre bien, Osvaldo Valfosca puede considerarse el valor nuevo, de promisorias aptitudes, y Edgardo Salomón, en un papel demasiado difícil, puede salir a flote meced a su estudio y conocimiento.»[5] Acompañaban el informe dos fotos de otras figuras de la música cañadense como Ofelia Tosello y Víctor Bisson quiénes tuvieron una destacada labor en sus presentaciones.

Edificación de la Normal, 1960

La Galería Mario en su etapa de construcción, 1960
Cañada de Gómez despertó, así se titula una vasta nota que explica los avances en la ciudad cuando era intendente municipal Gerardo Cabezudo, allí leemos la inauguración de la Vía Blanca, como se llamó a la iluminación de calle Ocampo y Lavalle en la vuelta al perro, la adquisición de una barredora, dos tactores, un camión y una moto niveladora; la construcción de la Galería Mario a cargo de Ricardo C. Romegialli, se anunciaba la reapertura del edificio donde se encontraba el Circulo Católico de Obreros esta vez con la denominación Club de la Familia, la edificación de la actual sede de la Escuela Juan F. Seguí y del Instituto José Razetto,

Entre las pocas entrevista apreciamos la realizada a Fernando Bondoni, por entonces presidente del Aero Club Cañada de Gómez donde el mismo detallaba la historia y la situación de la entidad...

«Nuestro club fue fundado en octubre de 1937, su primer presidente fue Juan Arfinetti(...) quién fue sucedido por el malogrado Harold del Sel, luego volvió el señor Arfinetti, continuó después durante seis meses Enrique Maier, luego por otros seis meses el Dr. Enrique Lucena, luego tomé yo la presidencia hasta 1950, me sucedió el señor Ángel Lovazzano por dos años en que volví nuevamente al cargo citado hasta la fecha. Se empezó con un Piper, que nunca olvidaré la matrícula, LV-THA, y hoy tenemos cinco aviones propios y uno propiedad de la provincia y asignado a este Aero Club; no he incluído en la cuenta uno de los triplazas que hemos vendidos y en estos días debemos entregarlo y aquí le doy la gran noticia como primicia, vendimos uno y hemos adquirido dos, quiere decir que tendremos dentro de breves días siete aviones. Se trata de un avión Piper cuatriplaza modelo Caribbean con motor 150 HP y un avión fumigador, última versión de la fábrica modelo Pawnce con motor 150 HP.»[6]

Destacando la tarea industrial, en una nota doble página se habla de Un trozo argentino con vida propia, donde se destacaba algunas de nuestras industrias como Fadecip, La Helvética, Cañadenzo y la fábrica de pinturas de Hugo Romegialli; como así también la floreciente industria regional que abarcaba hasta Marcos Juárez.

El deporte siempre presente, donde podemos ver imágenes de las escuadras de Sport Club, Everton Argentinos Jrs., Sarmiento de Leones, América, Newell´s, Velez de Villa Eloísa, Defensores, Sportivo y Argentino. Para el Celeste de la Ruta 9 jugaban Rinaldi; Schiavo y Prestifilippo; Cimarelli, Labrador y Chan; Trecarichi, Aguilera, Gómez, Gauna y Pereyra citando además a Flores, Toledo y Latini. Para el Porta no se detalla el equipo pero se describe que «tuvo una garantía de eficacia en los elementos que desde Correa le prestaba el Atlético, ante la negativa de la AFA para dejarlo intervenir en este certamen. Ibarra, Montechiesa, Barrionuevo, Álvarez formaron tal bloque en la defensa inglesa, que, encontrando una fórmula de ataque, tenía que dar frutos. Everton tuvo en Manzanita un hábil director. La solidez ya tradicional de las defensas se vio acrecentada por la acción de sus atacantes. Figuras como Botazzi, Montenegro y Páez formaron un ataque demoledor...»[7] Por su parte el Apache había sufrido el alejamiento de Huevito Coronel al final del torneo, teniendo una defensa solvente, una media linea irregular y un ataque infalible con 52 goles. Su primer equipo fue Andrade; Klancec y García; Bornacín, De Angelis y Aguilera; Vázquez, Gómez, Coronel, Cejas y López. Tampoco hay descripción de la primera de la Topadora pero si sobresale la tarea del arqueo Marabini y de Melgarejo, acotando que «Newell´s no puede aspirar más con ese elenco de jóvenes (muchos buenos) ante la veterana acción de cracks bien pagados.»[8] Recordemos que ese torneo de 1960 fue el único en la historia de la Liga Cañadense que fue declarado desierto, hubo denuncias de jugadores mal incluidos, denuncias de sobornos y una decisión que manchó la vida deportiva.

¿Muere el basket cañadense?, dicha nota expresaba que

«No fue lo que podríamos decir exitoso el año 1960 en este deporte. Las instituciones han mostrado una apatía peligrosa respecto al basket. Tenemos serias fallas de organización en la institución directriz. Las divisiones inferiores han dejado de atenderse. Las damas han abandonado. Los elencos superiores juegan sólo en verano, y los de tercera, generalmente en las instituciones llamadas grandes, se forman con los mismos elementos de primera. Las dos instituciones que mejor se encontraban, sin duda, eran Olimpia, el campeón y Sport, el aspirante eterno. Olimpia ha negado su participación en el torneo Preparación. Jugará en el Oficial, pero en ese pequeño lapso no recuperará el básket el terreno perdido. Sport, tal vez el elenco con su valor máximo, sea uno de los mejores de la provincia. Decimos con su valor máximo porque un equipo es Sport con o sin Santamaría. Tic Tac, entra en el terreno de lo hipotético. Los mismos jugadores siempre, no dan muchas garantías. No surgen valores entre las Cebras?? No. No podrá porque también allí se ha descuidado la división inferior. ¿Y... cuando no jueguen más estos muchachos de hoy?... Adiós Básket»[9]

Gracias a Dios, aquella predicción de Estrella no se cumplió y el básquet cañadense llegó a lo mejores lugares del mundo.

Otra disciplina que tuvo amplio vuelo fue el motociclismo destacándose la labor de Eduardo Del Coro, Domingo Vitola, Luis Capdevilla, Walter Salomón y el Negro Tomasi.

Entre las noticias sociales anunciaban los nacimientos de Ruben Mansilla, Fernando Borgarello, Marcela Rubiolo, Susana Funez, René Bessone. Los casamientos de las parejas Teresa Carasso y Humberto Vissani; Luisa Nobili y Atilio Álvarez; Elsa Torres y Juan Franco; Delia Oliva y Olmo Cravero; Marta Bessón y Ramón Herrera.

Pablo A. Pereyra en el lápiz de Atila Jartti


Finalmente cabe destacar un homenaje al artista Pablo Alejandro Pereyra, donde Atila Jartti dibujó una caricatura del mismo y se detalla gran parte de la vida de aquel cañadense nacido un 15 de enero de 1911, que cursara la primaria en la Escuela Superior Alterna, hoy San Martín, terminando la secundaria en Rosario. Que al llegar a Buenos Aires estudiara en la Escuela Nacional de Bellas Artes egresando en 1932. Ilustrador de las colecciones de Acme, Rastros, Centauro y Robin Hood. Fundador en 1940 de Publicidad Naype, dando cátedra de dibujo publicitario en las Escuelas Municipales Ragio. Por aquel entonces era uno de los doce famosos astros de las Escuelas Panamericana de Arte.
                                                
Así cerramos esta parte de Historias de Noticias, esta vez el anuario de 1960, de una joven Revista Estrella, que por esos tiempos, no creo que supieran que a cincuenta y siete años de aquella salida, sigue siendo sus anuarios, un rincón de la historia cañadense.


[1] Revista Estrella, Libro Estelar Nº 3, diciembre de 1960.
[2] Idem.
[3] Idem.
[4] Idem.
[5] Idem.
[6] Idem.
[7] Idem.
[8] Idem.
[9] Idem.

Publicar un comentario

Entrada destacada

LA CAÑADA DE LOS GÓMEZ 1918

Juan Nicoli El 1º de enero de 1918 asumieron las nuevas autoridades cañadenses, como verán no había mucho drama en reunirse en fecha...